Según cifras del INEGI, sólo el 47% de los mexicanos tienen una cuenta bancaria

En México, el sector financiero tiene poca penetración, particularmente en los sectores socioeconómicos más vulnerables. Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), sólo el 47% de los mexicanos tienen una cuenta bancaria; no obstante, el grueso de la población que sí puede acceder a estos servicios vive en zonas urbanas y tienen un nivel de ingresos medio-alto, el resto de la población queda excluida y estos datos no difieren mucho a los presentados por el Banco Mundial.

De este modo, los servicios financieros están directamente relacionados con factores que determinan el crecimiento económico de un país, tales como el bienestar social, acceso a financiamiento para adquirir patrimonio, soluciones financieras para mejorar la calidad de vida tales como una cuenta de ahorro o un seguro de gastos médicos, entre otros.

Tan es así la importancia de la inclusión financiera, que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) marcó esta estrategia como prioritaria en el Programa Nacional de Financiamiento del Desarrollo 2020-2024, ya que permite “fortalecer los fundamentos macroeconómicos para promover la estabilidad, el crecimiento económico equitativo y el bienestar de la población”.

Una de las razones que explican la falta de inclusión financiera, es que el sistema bancario tradicional no es incluyente. Si bien es cierto que la banca ha hecho una gran labor para digitalizarse y ofrecer más y mejores productos, estos sólo llegan a los usuarios que ya están bancarizados, no a quienes están en el sector informal, de este modo la brecha sigue abierta.

Según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la inclusión financiera ha sido reconocida como un facilitador de 7 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, por lo que promover el acceso a productos y servicios financieros impulsa la innovación, el crecimiento y un acceso más amplio a los mercados internacionales.

Durante los últimos años, la innovación tecnológica ha traído consigo nuevas tendencias al mundo financiero, entre ellas las fintech, quienes ocupan un lugar especial a nivel mundial en el desarrollo del sistema financiero. Las fintech se han posicionado como una alternativa de bajo costo, abierta a atender las necesidades de los consumidores excluidos por la banca tradicional, por lo que resultan un actor fundamental para la inclusión financiera.

El desarrollo de las fintech está motivado en gran medida por la creciente adopción de teléfonos inteligentes y la expansión del internet. De hecho, se prevé que para el año 2022, el 90% de las conexiones a internet en América Latina se realicen a través de dispositivos móviles, de acuerdo con 5G Américas.

El ecosistema fintech está creciendo a pasos agigantados, ya que según el Radar Fintech México 2020 de Finnovista, desde 2016 este sector tiene una tasa promedio anual de 23%, lo que habla de la alta demanda social que tiene el país de estos servicios y cómo es que las fintech están jugando un papel importante para satisfacerla.

Hoy sabemos que el internet y los dispositivos móviles pueden hacer la diferencia en cuanto a inclusión financiera, dada su alta penetración. Sin embargo, la calidad y precio de los datos móviles siguen siendo una limitante.

En México, el 75% de la población que cuenta con un teléfono celular tiene conexión de datos a través de las redes de WIFI, lo que sitúa al país como el segundo (después de Bolivia) con el costo más elevado en telefonía celular. De este modo el alto costo de internet implica que, aunque en el país existan opciones financieras digitales, acceder a ellas no siempre es posible para un gran número de personas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

Las NIS es un avance crucial hacia una economía más sostenible

En un hito significativo para la sostenibilidad empresarial en México, el Consejo de Normas de Información Financiera (CINIF) ha presentado las nuevas Normas de Información de Sostenibilidad (NIS). Estas normativas, que entrarán en vigor en enero de 2025, alineándose con los Objetivos de Desarrollo de la Agenda 2030.
Leer más

Los envíos de dinero al extranjero aumentaron 52,8%

"El volumen de dinero transaccionado en las remesas personales y los envíos de empresas a través de Global66 es solo un reflejo de nuestra creciente interconexión global y es también un testimonio de la confianza en soluciones financieras digitales que ofrecen seguridad, rapidez y transparencia”.
Leer más

La vinculación tecnológica como motor de la economía

"Se reunirán expertos de todo el país para generar propuestas y soluciones a través de la vinculación tecnológica no sólo beneficia al crecimiento y consolidación del conocimiento, sino que promueve la ciencia y la tecnología como motores del desarrollo económico.
Total
0
Share