Tecnología

viernes, 22 de mayo de 2020 | 5:00 am

El COVID-19 cambiará el mercado del software y concentrará la oferta

“Creo que la pandemia generará un período de fusiones y consolidación de jugadores dentro del sector a nivel regional. La cadena de pagos está dañada y por eso van a resistir las empresas que estén mejor organizadas”, indicó Anacleto, CEO de Epidata.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)

La pandemia de COVID-19 está afectando a todos los sectores productivos, incluso aquellos que gozaban de crecimiento pleno. Tal es el caso de la industria del software y servicios informáticos (SSI) prevé para 2020 una caída en el gasto global en tecnología que, en algunos casos muestra valores negativos, según datos de IDC.

En Argentina la necesidad de profesionales para el sector continuará constante, con cerca de 5.000 profesionales al año, mientras que en Chile estiman que déficit de profesionales del sector rondará el 30% para fin de año, con 5.000 vacantes abiertas y sin cubrir para fines de 2020.

Y al igual que estos dos mercados, Perú, Colombia y Uruguay también se encuentran en pleno empleo. “En medio de la pandemia, hemos incorporado 60 nuevos profesionales y aún tenemos otras 60 vacantes abiertas, sólo en Argentina”, explicó Adrián Anacleto, CEO y Fundador de Epidata.

Según el ejecutivo, es en las cadenas de pago donde el sector de tecnología sentirá fuertemente el rigor de la pandemia. Según datos de la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos de Argentina, la pandemia encontró al mercado local con una alta atomización de proveedores con menos de 200 empleados.

Al analizar el impacto de la pandemia, se puede observar que cuanto más pequeña es la dotación de la empresa más fuerte ha sido el impacto, al punto que este conjunto de compañías espera tener pérdidas en 2020 cercanas al 7% de lo facturado en dólares en 2019.

“Creemos que la pandemia generará un período de fusiones y consolidación de jugadores dentro del sector a nivel regional. La cadena de pagos está dañada y por eso van a resistir las empresas que estén mejor organizadas”, adelantó el ejecutivo.

La compañía obtuvo muy buenos resultados durante el primer cuatrimestre de 2020, con nuevos clientes y proyectos centrados en innovación y desarrollo de software: “A pesar de que todas las monedas de América Latina sufrieron devaluaciones, el sector IT siguió creciendo, más si consideramos al empleo como variable para medir la evolución del mercado”.

Los resultados financieros para 2019, por su parte, ya habían mostrado una facturación de 8,7 millones de dólares, este importe implica un aumento de 20% en moneda constante en comparación a sus ingresos de 2018. En el primer trimestre de 2020, la facturación de la empresa fue 53% mayor a la registrada en igual período del año 2019.

Actualmente el 30% de los ingresos de la empresa provienen de clientes con base en Estados Unidos como Salesforce, Stanford Research Institute (SRI) y J.P.Morgan, mientras que América Latina representa el 70% de la facturación, de los cuales Argentina ha generado el 55%.

En agosto de 2019, la empresa anunció una inversión de US$4.5 millones de dólares destinados a la apertura de oficinas en Colombia y Perú junto con la adquisición de la empresa uruguaya ImparIT. Desde entonces, la operación en Uruguay ha multiplicado su personal y cantidad de clientes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia