Tag Archive: coronavirus

  1. Realizar múltiples tareas se ha convertido en un requisito para la fuerza laboral moderna

    Leave a Comment

    Los usuarios comerciales de hoy tienen altas expectativas de movilidad y buscan soluciones que les permitan conectarse con confianza y mantenerse productivos en casi cualquier entorno de trabajo, ya sea en casa, en la oficina o en movimiento.

    Dada la velocidad de los negocios, la capacidad de realizar múltiples tareas se ha convertido en un requisito para la fuerza laboral moderna, que requiere plataformas que permitan alternar eficientemente entre los flujos de trabajo, como saltar a una llamada de videoconferencia al mismo tiempo que procesa solicitudes de datos de último minuto y recibe correos electrónicos. De hecho, el 77% de los gerentes de RR.HH. y empresas citan los sistemas y la tecnología obsoletos como su mayor desafío de gestión de la fuerza laboral, según un estudio del Workforce Institute de Kronos.

    Inmediatamente después del brote de COVID-19, los requisitos de movilidad para una notebook moderna, para trabajar donde lo desee, son aún mayores. Los empleados deben poder trabajar de forma eficaz en casa o en un entorno fuera de la oficina tradicional para garantizar la continuidad del negocio.

    Sin embargo, la investigación de IDC descubrió que muchas empresas carecen de la infraestructura para respaldar eficazmente a los trabajadores remotos, a más de la mitad de los encuestados les resulta difícil comunicarse y colaborar con sus colegas; El 43% tiene dificultades para interactuar con las partes interesadas externas; y casi el 40% se vio obstaculizado por un acceso remoto inadecuado.

    Para llenar el vacío, HP ha ampliado su línea ProBook y EliteBook de portátiles profesionales con nuevas ofertas que aprovechan los procesadores AMD Ryzen PRO. Con estas máquinas, HP ofrece un rendimiento de primera línea y seguridad de nivel empresarial en diseños elegantes que pueden adaptarse a cualquier estilo de trabajo.

    Tanto la nueva serie HP ProBook x360 435 como la EliteBook 805 están diseñadas desde cero con la seguridad y la resistencia en mente. Los sistemas ofrecen un enfoque de varias capas para ayudar a proteger contra las amenazas cibernéticas, que están aumentando en número y complejidad.

    Un enfoque clave en la alianza HP / AMD es la sostenibilidad. Las laptops con tecnología AMD Ryzen PRO se unen a la línea de HP de 38 productos Gold y 268 Silver registrados en EPEAT que se ofrecen en más de 19 países, lo que ayuda a los clientes a tomar decisiones de compra que respalden sus propios objetivos de sostenibilidad.

    Bajo la circunstancia actual y de cara al teletrabajo, es cada vez más necesario poder entregar todos estos beneficios a los usuarios, quienes junto a las empresas pueden sentirse aliviados por contar con estas características de performance, seguridad, flexibilidad y disponibilidad remota de los equipos, tal como si estuvieran en la oficina.

    Por Juan Moscoso, Commercial Sales Manager para Cono Sur de AMD

  2. Es necesario que la banca tradicional se digitalice para brindar inclusión financiera

    Leave a Comment

    Hoy en día los bancos de Latinoamérica se encuentran frente al desafío de atraer a nuevos usuarios y retener a los ya existentes. Y es que la sede bancaria física seguirá siendo el centro neurálgico de este tipo de entidades, pero con servicios de mayor valor y dotada de más tecnología a fin de atender mejor al cliente, pues este se ha vuelto más exigente, sobre todo en estos tiempos de pandemia.

    El Covid-19 ha acelerado la bancarización en algunos países de Latinoamérica como Perú. Tal como se evidencia en el informe “Bancarización del Peruano”, realizado por Ipsos Apoyo en junio pasado, el 51% de la población se encuentra bancarizada siendo el cajero automático (79%) el canal más utilizado frente a las apps de los bancos (57%) y la banca por internet (52%).

    Lo mismo sucedió en Colombia, país en el que 1,5 millones de personas accedieron a un producto financiero durante el confinamiento, tal como refiere la Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria), organización que prevé dicha cifra podría llegar a 2 millones al cierre de 2020.

    De cara al panorama actual, surge la necesidad de que la banca tradicional se digitalice para brindar inclusión financiera. La sucursal de la próxima generación será principalmente digital y se apoyará en una tecnología moderna, centrada en el cliente y basada en la nube, lo que permitirá a los bancos ofrecer experiencias omnicanal como nunca antes en Latinoamérica.

    La revolución de la banca va de la mano de la “lean bank branch”, un concepto inspirado en la fabricación “lean”, que apunta a generar el máximo valor posible para el cliente con el menor consumo de recursos.

    Esta tendencia, que se hará más notoria aún en la época Post Covid, prioriza la experiencia de los consumidores dentro de una sucursal “lean”, donde reciben atención personalizada y asesoría a tiempo real por parte de especialistas. En tanto, para los trámites más sencillos pueden valerse de los cajeros automáticos o de las aplicaciones móviles.

    Por ello, es clave que estas instituciones aceleren su migración hacia plataformas digitales. Desde un enfoque omnicanal, la banca del futuro priorizará la integración y la interacción entre los distintos canales, contribuyendo a que la entidad ofrezca los mismos servicios a tiempo real y controle los más utilizados a fin de entender mejor las necesidades del usuario.

    En la línea de la “Lean Bank Branch”, la aplicación de la Inteligencia Artificial y la automatización de procesos logrará reducir la carga de trabajo de los empleados, eliminando tareas innecesarias. De este modo, los esfuerzos del personal se centrarán en cuestiones complejas que requieran de cierto manejo emocional y que aporten un mayor valor.

    Asimismo, el análisis de Big Data permitirá mejorar el tiempo de espera de los clientes, pues se podrá prever la cantidad de recursos requeridos para cada local y mejorar la calidad de su propuesta. Una alternativa para que estas nuevas oficinas resulten rentables es la creación de sedes de marca blanca o de espacios compartidos con otras firmas, ya sean partners de la institución o incluso negocios como cafeterías.

    En resumen, sólo las entidades que apuesten por el nuevo modelo de sucursal y apoyen su oferta en tecnologías y software innovadores, lograrán rentabilizar de nuevo estos espacios.  El reto, como vemos, es renovar su propia oferta digital y reforzar el valor de las propias fortalezas, haciendo que la experiencia del usuario en cualquiera de los canales de atención tenga valor.

    Por Niccolò Garzelli, Vicepresidente de Ventas Senior de Auriga

  3. En América del Sur, el 21% de los remitentes han migrado a canales digitales

    Leave a Comment

    La pandemia ha acelerado la transformación digital en todo el mundo en diferentes sectores económicos, incluido el financiero. En Western Union, llevamos a cabo recientemente una encuesta a consumidores hispanos en nueve ciudades de los Estados Unidos para comprender mejor el impacto de COVID-19 en las tendencias de transferencia de dinero digital entre los consumidores latinoamericanos.

    Según el estudio, casi el 50% de los encuestados migraron a plataformas digitales debido a circunstancias que incluyen el cierre temporal de algunas ubicaciones de agentes o la necesidad de quedarse en casa.

    En 2020, el proceso de migración digital para servicios financieros se ha visto acelerado por el impacto global de la pandemia COVID-19, obligando a las organizaciones a repensar sus estrategias y objetivos que contribuyan a una transformación óptima para todos los clientes. Del 60% de los encuestados que preferían los servicios de transferencia de dinero en persona antes de la pandemia, el 50% ha migrado a los servicios digitales.

    Los remitentes se están dando cuenta rápidamente de los beneficios de utilizar soluciones de transferencia de dinero en línea desde casa. La conveniencia y la consideración de la salud y la seguridad se encuentran entre los principales beneficios, mientras que otras consideraciones incluyen enviar dinero a través de un proveedor confiable, pagar tarifas más bajas u obtener una mejor tasa de cambio.

    En Western Union, comprendemos los numerosos beneficios de la transformación digital y cómo las soluciones digitales pueden satisfacer las necesidades cambiantes de nuestros clientes globales. Por eso, mucho antes de la pandemia, comenzamos a activar planes para digitalizar nuestros servicios para ofrecer más opciones en la región.

    En el contexto de América Latina, la región Central está rezagada con respecto a América del Norte y América del Sur en términos de transformación digital. En América del Sur, el 21% de los remitentes han migrado a canales digitales.

    Nuestra investigación reveló que el 55% de los usuarios que ya han utilizado el canal digital seguirán utilizando este servicio, ya que lo encuentran mucho más conveniente. En consecuencia, anticipamos que una nueva generación de consumidores adoptará permanentemente los canales digitales.

    Asimismo, el desafío actual radica en brindar asistencia al grupo de personas que no están familiarizadas con el uso de las nuevas tecnologías financieras, grupo que representa el 48% de los encuestados que aún no se han cambiado a los servicios de transferencia de dinero digital. En este punto es necesario incorporar estrategias inclusivas que puedan brindar confianza a pesar de la falta de interacción humana y, sobre todo, que faciliten una forma sencilla y conveniente de enviar remesas.

    Se espera que el futuro de las remesas digitales después de esta digitalización acelerada continúe aumentando. Si bien es cierto que este canal proporciona velocidad, seguridad y tarifas asequibles, debemos mantener el compromiso de generar confianza, brindar educación y apoyo a nuestros clientes a medida que cambian su comportamiento y se familiarizan con una gama más amplia de ofertas de productos.

    Por Mauricio García, vicepresidente regional de Western Union

  4. Para 2021 cada vez más equipos buscarán maximizar el poder de la nube

    Leave a Comment

    Los desarrolladores van a tener más voz en la dirección tecnológica y en la estrategia de datos de las compañías. Veremos un agresivo “desplazamiento hacia la izquierda” en todas las industrias, los CIO dependerán más de sus equipos de desarrollo para guiar la dirección técnica de la compañía.

    Históricamente, estos equipos han adoptado un enfoque de arriba hacia abajo para mover sus datos a la nube, pero al igual que muchas cosas en el mundo, esto cambió con la pandemia, esta obligó a reforzar los entornos basados ​​en la nube. En el 2021 veremos equipos de DevOps ganando mucha más voz en el proceso de estrategia de datos y, como resultado, observaremos un gran crecimiento en la movilidad de cargas de trabajo, que se correlacionan con un aumento en las técnicas de gestión de datos en la nube.

    Habrá un gran foco en la protección y manejo de datos de la plataforma de colaboración de trabajo en la nube. Las fuerzas de trabajo distribuidas ya estaban en una trayectoria ascendente, pero se han acelerado por completo con la pandemia de COVID-19. Con muchas compañías extendiendo las oportunidades de trabajo remoto hasta mediados del próximo año, la dependencia a las plataformas de colaboración basadas en la nube, como Microsoft Teams y Slack, solo aumentará.

    Esto significa que cada vez más equipos buscarán maximizar el poder de la nube para almacenar una afluencia de datos de plataformas de colaboración. En el 2021, esto creará más enfoque, conciencia y una necesidad de protección y gestión de datos para el software de colaboración.

    Con el declive del hardware, los modelos definidos por softwares se volverán más prominentes. Los dispositivos disminuirán su atractivo a medida que cambiemos hacia modelos definidos por software. Hace 10 años, los dispositivos eran esos nuevos juguetes brillantes que todos querían tener en sus manos. Sin embargo, no han tenido el poder de permanencia que predijimos. De hecho, hemos visto un cambio hacia las copias de seguridad como servicio, lejos de los dispositivos. El trabajo remoto en la pandemia tuvo un impacto real en la forma en que manejamos el hardware en 2020 que, continuará en 2021, a medida que los modelos definidos por software ocupen un lugar central.

    El Machine Learning se democratizará en la nube alrededor de los datos. Ya estamos viendo que las organizaciones reconocen las oportunidades ilimitadas disponibles a través de los datos que ya recopilaron. La reutilización de datos será una gran tendencia que vemos que las organizaciones cambiarán para el 2021, y muchas aprovecharán el poder del machine learning para colaborar en este proceso. Lo mismo todavía está en las etapas emergentes; sin embargo, su adopción aumentará a medida que las organizaciones reconozcan cómo puede ayudarles a analizar y reutilizar los datos que ya tienen. Al maximizar el machine learning el aprendizaje automático en la nube, las organizaciones finalmente se volverán más inteligentes.

    Las regulaciones de privacidad y la privacidad de los datos continuarán ganando terreno en el 2021. En particular predigo que veremos las primeras regulaciones federales propuestas sobre privacidad para el nuevo año. Sin embargo, las multas por compliance continuarán con la tendencia baja que vimos en el 2020. Observamos un salto masivo de multas por cumplimiento en el 2019 que solidificó la seriedad con la que se debían tomar el GDPR, la CCPA y otros. Ahora, que la atención fue captada y la conciencia está ahí, el cambio será hacia una mayor coherencia de las regulaciones de privacidad a nivel federal.

    Las predicciones a lo largo de estos años han apuntado a que los contenedores se volverán convencionales en el 2021 pero, al final, ellos no cruzarán el abismo en el 2021. Las grandes empresas continuarán basándose en Kubernetes, ya que permiten que la portabilidad se mueva fuera de la nube y en una escala ilimitada; sin embargo, las dificultades asociadas con la implementación limitarán su adopción más allá de estas grandes organizaciones.

    Como parte de esta adopción continúa por parte de las empresas, también será necesario desarrollar una copia de seguridad nativa de Kubernetes debido a que estos entornos son fundamentalmente diferentes a los basados ​​en tecnologías anteriores. Para adaptarse a esto, veremos la aparición de nuevas soluciones que introducen o amplían la protección de datos a las aplicaciones de Kubernetes.

    A pesar de la turbulencia económica provocada por la pandemia en el 2020, veremos un incremento de un 5 a 10% en el gasto general en IT para el nuevo año. Las asignaciones probablemente se centrarán más en la seguridad, las modernizaciones de los sistemas generales (respaldo, aplicaciones, migraciones a la nube, etc.) y la actualización del hardware. Además, las organizaciones echarán un vistazo a lo que quedó en “en espera” el 2020 para abordar el gasto en IT que se hace de forma anual. Por ejemplo, el hardware debe actualizarse cada tres años, y si la pandemia detuvo la atención de una organización a este, es justo decir que llegará a lo más alto de la lista en 2021.

    Por Danny Allan, CTO y Vicepresidente Senior de Estrategia de Producto de Veeam

  5. El coronavirus generó un boom de inclusión financiera más efectivo que cualquier planificación

    Leave a Comment

    A diciembre de 2019, en el país, solo la mitad de los argentinos estaban bancarizados, al menos de manera “consciente”. Según datos del BCRA, el 80% de los argentinos tenía una cuenta bancaria, pero al encuestarlos solamente el 48% decía tenerla, esto significa que, en general, muchos adultos desconocen que tienen una caja de ahorros disponible en alguna institución bancaria.

    La pandemia evidenció la necesidad de acelerar la democratización del proceso de inclusión financiera para que todos los ciudadanos puedan acceder a servicios financieros de la manera más sencilla posible. El coronavirus generó un boom de inclusión financiera más allá de lo que cualquier planificación hubiese previsto.

    La pandemia mejoró de manera acelerada las métricas de inclusión financiera más de lo que cualquier plan hubiese estipulado. Por tercer mes consecutivo, en mayo, aumentó el saldo de financiamiento en pesos del sistema financiero al sector privado en 2,6%, representando un valor inédito en los últimos 2 años, en el que influyó particularmente la línea especial para MiPyMEs, al otorgar líneas de crédito e incluir a nuevas empresas en el sistema bancario.

    Los créditos a tasa cero para los trabajadores autónomos y monotributistas totalizaron alrededor de $58.000 millones en julio (más de 472.000 préstamos y emisión de más de 160.000 nuevas tarjetas de crédito). Entre las medidas que contribuyeron al crecimiento de las financiaciones se destacan: el crecimiento de los créditos a tasa cero (que se acreditaran en las tarjetas) y el programa “Ahora 12”.

    Desde abril, crecieron significativamente las transferencias bancarias (en cantidad y monto). Entre los distintos canales mediante los cuales se cursan estas transferencias, se destaca la banca por internet (se duplicaron las transferencias vía home banking) y la banca móvil (se triplicaron).

    En marzo de 2020 había 47.719.278 cajas de ahorros abiertas (1 millón 500 mil más que en el mismo mes del año anterior). Pero el gran salto se dio en junio de este año, donde se registran 52.535.604 cajas de ahorros abiertas en todo el país, 5 millones más de cajas de ahorros fueron abiertas en el período en el que la pandemia dio su impacto inicial. Por otra parte, los depósitos a plazo fijo en el período marzo-junio 2020 se duplicaron en relación al mismo período de 2019.

    Según la Cámara Argentina de Fintech, ya son más de 6.500.000 las billeteras virtuales operativas en el país y, para fin de año, se espera que sean casi 10 millones. sólo entre febrero y julio de este año, los pagos con QR en supermercados crecieron más del 500%. 

    Los programas de inclusión que se vienen ejecutando en el país desde hace años, lograron incorporar a millones de personas al sistema financiero, pero, según la analista Melisa Murialdo, la coyuntura pudo más que cualquier plan financiero, en los 3 meses más fuertes de la pandemia, más de 5 millones de argentinos abrieron cuentas en el sistema financiero.

    De acuerdo al análisis, aunque la mayoría de los impactos positivos en la inclusión pueden ser en gran medida coyunturales y basados en decisiones para aliviar bolsillos, esto demuestra que si los bancos saben aprovechar la oportunidad que les acercan las restricciones de movilidad y el aumento de los pagos electrónicos provocado a causa de la Covid e interpretar las necesidades de la población aumentando facilidades de acceso y disminuyendo costos para su uso efectivo, incrementarán de manera progresiva la cantidad de personas que se encuentran agregadas al sistema financiero.

    En tal sentido, a fin de retener a los nuevos incluidos, se deberían trabajar para poder ajustarse a lo que la población requiere y a través de educación financiera posterior a todos los estratos socioeconómicos de la población como se plantea en la Estrategia Nacional de Inclusión 2019-2023, focalizarse en aquellos excluidos complementando con políticas de generación de empleo y fiscales.

  6. La nube: la opción que se impone en la digitalización de las empresas

    Leave a Comment

    En la actualidad, muchas empresas de servicios públicos en Latinoamérica y Estados Unidos operan con sistemas de más de una década de antigüedad, sobre plataformas caducas y como consecuencia en una situación de obsolescencia tecnológica. Una alternativa para que estas empresas emprendan su evolución tecnológica es incorporar soluciones y servicios en la nube.

    Al respecto, un estudio realizado por la compañía de consultoría estratégica McKinsey indica que las tecnologías digitales como soluciones en la nube pueden aumentar las ganancias de las compañías de servicios públicos hasta en un 20%.

    Teniendo en cuenta los avances y beneficios de las tecnologías cloud, Open International ha creado un modelo de servicios en la nube para Open Smartflex, su solución CIS de última generación. En la actualidad, de los 40 millones de usuarios de empresas de utilities que gestiona este software, 4,6 millones operan en la nube.

    Las soluciones en la nube se están convirtiendo rápidamente en una parte indispensable de la hoja de ruta de una arquitectura empresarial. Sin embargo, antes de realizar una inversión en Cloud hay que tener presente ciertas consideraciones.

    “Las empresas deben asegurarse de contar con un proveedor tecnológico con la solidez necesaria para mantener segura su información, cumplir con los acuerdos de niveles de servicio, como tiempos de respuesta ante cualquier eventualidad en la operación tiempos de disponibilidad de la solución”, concluyó Jairo Sánchez, Director de Servicios Cloud y de Soporte de Open International.

    Implementando Open Smartflex en una modalidad SaaS, las empresas de servicios públicos pueden enfocarse en la gestión de los procesos de su negocio y el desarrollo de estrategias innovadoras que fortalezcan su posición en el mercado. Esto es posible gracias al respaldo de Open que se encarga de la administración de la infraestructura, la capacitación de los usuarios finales y el soporte 24/7 a la operación, garantizando una alta disponibilidad y continuidad del negocio.

  7. La comunicación y las tendencias a nivel digital están cambiando de rumbo

    Leave a Comment

    A comienzos de 2020 no dimensionábamos la manera como cambiaría nuestra vida en materia digital. El término transformación digital lo veíamos como algo lejano, que ocurriría en un futuro del cual no teníamos certeza. Luego, con la llegada de la pandemia nos vimos obligados a adoptar en nuestra cotidianidad temas como comercio electrónico, teletrabajo, trabajo en casa, transacciones financieras online, clases virtuales y hasta reuniones familiares, de amigos o de oficina, a través de diferentes plataformas.

    Todos estos canales digitales fueron creando una nueva relación entre consumidores y marcas generando una tendencia enfocada en las experiencias. Al principio veíamos consumidores un poco recatados y sus compras estaban enfocadas en productos y servicios básicos, a medida que pasaba el confinamiento la confianza por lo digital fue creciendo. Hoy en día vemos mayor seguridad en los consumidores, grandes necesidades de robustecimiento tecnológico por parte de las marcas y lo más importante el reto de generar experiencias en digital.

    La comunicación y las tendencias a nivel digital están cambiando de rumbo. Ya no hablamos de publicidad ATL, ni de BTL, ni de digital como campos independientes sino de todas unidas y enfocadas en brindar una experiencia.  Sin duda, debemos empezar a analizar al consumidor y ofrecerle experiencias que pueden ser únicas. No todas las marcas ofrecen lo mismo y eso es lo que hace la diferencia: la creatividad.

    Para crear una comunicación disruptiva, debemos salirnos del dialogo de siempre, y así ofrecerle algo diferente al consumidor, una visión nueva. Esa inspiración puede venir del pensamiento paralelo, indagar en otra categoría, otra disciplina, otros medios. La inspiración no viene de la marca o de la creatividad, sino de la interconexión de muchos campos.

    Los equipos digitales de Prodigious trabajan diariamente en generar experiencias digitales a sus clientes, y que lleguen de manera emocional al consumidor. El trabajo con marcas internacionales, con culturas diferentes, y en conjunto con equipos ubicados en diferentes partes del mundo, permite tener un mayor entendimiento y conocimiento de las necesidades y tendencias que afronta el marketing digital a nivel global

    Desde mi punto de vista, no existen países de primer, segundo o tercer mundo, todo eso es cuestión de cómo lo veamos. Tampoco creo que en temas de tecnología y comunicación, Colombia esté atrasado, por el contrario, somos uno de los países más avanzados en Latinoamérica en términos de tecnología, comunicación y creatividad, realmente NO estamos lejos de países como Brasil o Argentina.

    El reto está en generar recordación a través de experiencias únicas para todos, entender cada consumidor ya sea online y/o offline. Partiendo de entender la necesidad es donde realmente comienza la creatividad.

    Por Diego Durán, Principal Creative Designer de Prodigious

  8. La ciber pandemia, la próxima crisis global

    Leave a Comment

    Check Point Software Technologies dio a conocer el estado actual de la seguridad cibernética junto con el actual impacto de la pandemia en los entornos TI, además de las predicciones y los aprendizajes para las industrias, empresas y usuarios finales en este mundo hiperconectado.

    Ramón Jiménez, Regional Vice President, Sales & Operations de Latinoamérica y Francisco Robayo Head of Engineering Latin America, de Check Point Software Technologies, analizaron las claves de la ciberseguridad en la nueva realidad de trabajo mixto (presencial y teletrabajo) posterior a la pandemia, los principales riesgos asociados y retos que tienen ante sí las empresas.

    De acuerdo con los especialistas, el panorama actual en términos de ciberseguridad, en el que Ramón Jiménez definió los términos de esta Ciber pandemia en lo relativo a los nuevos entornos de trabajo, que se caracterizan por su flexibilidad y la movilidad de datos, dispositivos y empleados.

    “La nueva realidad de trabajo mixto es una situación completamente novedosa para el entorno corporativo, por lo que nos encontramos en una fase de adaptación a este nuevo entorno. En líneas generales las empresas no están preparadas para hacer frente a los retos y peligros que supone la combinación del trabajo presencial y telemático”, afirma Ramón Jiménez, Regional Vice President, Sales & Operations de Latinoamérica.

    Los desafíos son varios para las empresas en América Latina al igual que para las diferentes industrias de negocio, que entre las más afectadas se destacan gobiernos, infraestructuras críticas, instituciones de salud, proveedores de servicios y por supuesto los usuarios finales. Justamente las organizaciones en América Latina están siendo atacada 731 veces por semana, en comparación con 489 ataques por organización a nivel mundial, lo que permite pensar en una acelerada necesidad por una postura de prevención de parte de las empresas, en este caso Prevención NO Detección, lema de Check Point.

    Una encuesta realizada a más de 270 profesionales en el sector tecnológico arrojó que el 79% de las compañías en el mundo, tiene como principal prioridad reforzar sus niveles de ciberseguridad y prevenir ciberataques, puesto que 3 de cada 4 expertos en ciberseguridad temen un aumento de amenazas como consecuencia de la nueva modalidad mixta de trabajo presencial y en remoto.

    Francisco Robayo, Head of Engineering Latin America, señaló los principales desafíos para Latinoamérica haciendo especial énfasis en cinco países principalmente y que destacan por ser de los países que han recibido más ataques cibernéticos en comparación con 489 ataques por organización a nivel mundial: Colombia (859), México (960) y Chile (1014) pero por si fuera poco Emotet es el principal malware en estas naciones de acuerdo a las investigaciones de Check Point. Argentina (673) y Perú (679) también siguen con gran cantidad de ataques cibernéticos más que a nivel mundial.

    Como consecuencia del nuevo escenario hacia el que las empresas Latinoamericanas se dirigen, las vías de comunicación son uno de los principales canales a securizar, no sólo en el caso de uso de aplicaciones de videollamada, sino también en servicios corporativos como el mail.

    De hecho, desde Check Point advierten que en un 46% de los ataques que han sufrido las empresas durante el último mes el email ha sido el vector de ataque, lo que refleja una vez más cómo las bandejas de entrada unidos a la falta de formación y de conciencia de ciberseguridad de los empleados tienen un peso muy relevante dentro de esta ecuación.

    En una encuesta reciente de Gartner, el 74% de las empresas dijeron que tienen la intención de cambiar a los empleados para que trabajen desde casa de forma permanente. Facebook anunció recientemente que trasladará permanentemente al 50% de sus empleados al trabajo remoto.

    Según los datos de la encuesta de Check Point, más del 86% de los participantes afirman que el mayor desafío en materia de TI durante la pandemia ha sido la migración hacia el teletrabajo, mientras que un 62% identificó los accesos en remoto a la información, seguido de la protección de los end point (52%). Por este motivo, es de primordial atención la necesidad de diseñar e implementar una estrategia de ciberseguridad basada en la proactividad y prevención de amenazas que permita proteger todos los dispositivos dentro de una red corporativa.

    Es en este contexto es que el 75% de las empresas en el mundo señalan que la migración a la nube pública es una de sus principales preocupaciones y retos.

  9. La conectividad a internet no es un lujo sino un servicio público esencial

    Leave a Comment

    Son muchos los retos que se han presentado en estos últimos meses a cuenta de la coyuntura sanitaria global. Para las empresas, las personas y los gobiernos estos días han sido el escenario de un examen constante de habilidades para sortear imprevistos, de la suma de todas las variables de un negocio en un corto tiempo impensable, incluso en un guion de ciencia ficción, y hasta de un nivel de incertidumbre que ni Hitchcock podría haber imaginado en su mejor thriller.

    Pero bueno, esta realidad también ha traído muchos aprendizajes para la industria de la conectividad que, como nunca, ha estado en la primera línea de exigencia. Desde HughesNet hemos estado trabajando intensamente para hacer en días lo que se preveía pasaría en meses y para estar listos a cambios que antes, en otras circunstancias, habrían tomados años.

    Lo cierto es que, por ejemplo, el teletrabajo llegó para quedarse. Ya muchas industrias, mercados y negocios han descubierto, o entendido, sus ventajas para la organización y en la calidad de vida de sus colaboradores y equipos de trabajo. Y, aunque no sea lo ideal, esta práctica laboral ha crecido y seguirá expandiéndose, más allá de lo humanamente necesario frente a la crisis sanitaria hacia lo empresarial y financieramente necesario para la recuperación y el crecimiento de la economía.

    En la educación también quedó claro que a los problemas de acceso o de despliegue de infraestructura escolar, como colegios o escuelas, se suma  la falta de conectividad a internet de los niños y jóvenes en zonas rurales y alejadas, lo que configura un problema del sistema educativo nacional, y que a corto plazo tiene una respuesta: llevar la teleeducación y la educación digital rápido y efectivamente a donde no está y se necesita, y se seguirá necesitando, ahora por la coyuntura, y después, por la naturaleza de la topografía y el territorio nacional.

    Con solo estos dos ejemplos es fácil afirmar que la conectividad a internet no es un lujo, no es algo suntuario, sino que es, como el agua o la energía eléctrica, un servicio público esencial, y que así evolucionará.

    Sin duda, el acceso a internet hace parte de las nuevas necesidades básicas. Así lo evidencian, por una parte, el crecimiento de la demanda en estos meses y, por otra, el aumento de los usuarios y suscriptores a los servicios de internet, que iba a pasar en un lapso de años, pero la transformación digital de muchos aspectos de la vida sucedió en un tiempo récord y no ha terminado aún de desarrollarse.

    En nuestro caso, se duplicó el consumo de datos con un aumento radical del número de suscriptores. Los analistas del sector dicen que en general hubo un aumento de la demanda de casi un 170% en servicios de conectividad en todo el país, y el aumento del consumo de datos fue de entre un 38 a 40% en estos meses de confinamiento. Y es consecuente con el cambio de vida: más tiempo en la casa, más consumo de video por trabajo, estudio y entretenimiento; y esto no se retrotraerá, de seguro se consolidará.

    En términos de la oferta, lo que operadores harán, si bien las grandes inversiones de infraestructura están ya realizadas, es mucho trabajo en adaptaciones para responder a la demanda que seguirá creciendo, en mejorar la respuesta del servicio tanto en lo técnico como en lo humano, y en aumentar la capacidad de atención y requerimientos de los usuarios.

    Por Roque Lombardo, General Manager para HughesNet Colombia y Ecuador

  10. IFC destina USD 4000 millones de financiamiento a empresas para luchar contra la pandemia

    Leave a Comment

    La respuesta de la Corporación Financiera Internacional (IFC), miembro del Grupo Banco Mundial, a la pandemia se ha centrado en ayudar a las personas más vulnerables de los países en desarrollo.

    De los USD 8000 millones de financiamiento de desembolso rápido de IFC para la COVID‑19 aprobados por la Junta Directiva en marzo de 2020, hasta la fecha se han comprometido USD 4000 millones. Se espera que aproximadamente la mitad de este monto beneficie a personas de los países más pobres y los Estados frágiles, y que el resto ayude a respaldar la lucha contra la COVID‑19 en otros países en desarrollo y mercados emergentes.

     “Respaldar al sector privado será fundamental para ayudar a los países en desarrollo a lograr una recuperación inclusiva, sostenible y resiliente y para frenar el actual aumento de la pobreza extrema. El objetivo del mecanismo de desembolso rápido de IFC para la COVID‑19 es proporcionar la liquidez que necesitan las empresas y las instituciones financieras clientes; esto aportará capital de trabajo, respaldará el empleo y facilitará el comercio”, explicó David Malpass, Presidente del Grupo Banco Mundial.

    En marzo, la Junta de Directores de IFC aprobó USD 8000 millones en financiamiento para ayudar a las empresas afectadas por el brote pandémico. Desde entonces, la Corporación ha dado destino a la totalidad de los USD 2000 millones asignados como paquete de financiamiento para el comercio del mecanismo de desembolso rápido.

    Este respaldo ayuda a las instituciones financieras clientes a mantener los flujos de liquidez hacia empresas que dependen del comercio, especialmente las micro, pequeñas y medianas empresas (Mipymes), que son una de las principales fuentes de empleo.

    “El mecanismo de desembolso rápido de IFC para la COVID‑19 se diseñó de manera tal de ofrecer liquidez inmediata a las instituciones financieras y clientes del sector real, a fin de mantener el empleo y evitar daños a corto plazo. Esperamos que, con el respaldo a los clientes y las intervenciones del sector privado, a largo plazo ayudemos a reactivar el crecimiento económico, preparando el terreno para un futuro mejor, más resiliente y sostenible, una vez que pase la COVID‑19”, indicó Stephanie von Friedeburg, directora gerente, vicepresidenta ejecutiva interina y directora general de operaciones de IFC.

    Este financiamiento se está utilizando para una variedad de actividades, como reforzar la posición de los prestadores de servicios de salud, ayudar al golpeado sector del turismo y mantener a flote a las empresas viables, a modo de preservar el empleo. Se han movilizado USD 623 millones de asociados del sector privado para estos clientes.

    Adicionalmente, desde marzo, mediante el Servicio de Financiamiento del Sector Privado de la Asociación Internacional de Fomento (AIF), una herramienta desarrollada por el Grupo Banco Mundial para facilitar las inversiones del sector privado en los países más pobres del mundo, se han proporcionado USD 281 millones en garantías que respaldan el financiamiento para el comercio y préstamos para capital de trabajo dirigidos a pymes de países elegibles.

    El Grupo Banco Mundial cuenta con la capacidad financiera para ofrecer USD 160000 millones durante los próximos 15 meses, lo que incluirá hasta USD 47000 millones de IFC en respaldo general para el sector privado.

    De cara al futuro, IFC trabajará con sus asociados para ayudar a reestructurar y recapitalizar empresas viables y establecer las condiciones para una recuperación inclusiva, sostenible y resiliente. En agosto, la Corporación también puso en marcha la Plataforma Mundial para la Salud, por valor de USD 4000 millones, que ayuda a los países en desarrollo a ampliar el acceso a suministros médicos, como mascarillas, respiradores, kits de pruebas y, llegado el momento, una vacuna contra la COVID‑19.