Economia

martes, 26 de octubre de 2021 | 12:02 am

México: 32% de la población no tiene acceso a servicios financieros

Sin embargo, las fintech no sólo se han enfocado en la población no bancarizada, sino también en aquella que a pesar de contar con algún producto financiero no pueden acceder a otros beneficios.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(México )

Las fintech han revolucionado el sector financiero en México y el mundo, pues se han convertido en una alternativa más accesible para los usuarios que no tienen acceso a este tipo de productos y servicios, cifra que de acuerdo con el INEGI asciende a 32%, es decir, en el país el 68% de la población cuenta con al menos un producto o servicio financiero.

Sin embargo, las fintech no sólo se han enfocado en la población no bancarizada, sino también en aquella que a pesar de contar con algún producto financiero no pueden acceder a otros beneficios como mejores préstamos, productos de ahorro o herramientas para una mejor gestión de finanzas personales.

“Los datos son una mina oro y en esta era de los negocios digitales las fintech están aprovechando esta oportunidad no sólo al delinear estrategias con datos propios, sino también al establecer una red colaborativa que les permita contar con variables más extensas y obtener estimaciones más confiables”, señala José Andrés Chávez, CEO y cofundador de Bayonet.

Una de las principales aplicaciones del análisis de datos es la capacidad de detectar y prevenir fraudes de manera oportuna, función que es muy útil en el actual contexto. Durante la pandemia de COVID-19 se aceleró la transformación digital y esto se tradujo en un mayor uso de servicios financieros digitales y comercio electrónico, así como un incremento en las amenazas de fraude.

El análisis de datos permite la detección de usuarios sospechosos o fraudulentos. No obstante, cuando estos datos se amplifican en una red colaborativa que abarca los datos de un ecosistema fintech y no sólo de una empresa, el nivel de detección de amenazas de fraude aumenta.

Con el avance del proceso de transformación digital, el diseño de las plataformas se ha centrado en ofrecer una buena experiencia de usuario. La gestión del gran volumen de datos que las fintech obtienen de sus usuarios permite optimizar y personalizar servicios, brindar una atención más cercana hacia los clientes, además de diseñar productos a las medidas de sus necesidades. 

Fuente: Bayonet

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia