Tecnología

miércoles, 14 de septiembre de 2022 | 8:00 am

Los bancos repatrian las aplicaciones de nube pública a entornos privados

La decisión de repatriar aplicaciones se basa en cuatro preocupaciones que son el costo, control, flexibilidad y seguridad de los entornos de múltiples nubes que los líderes de las organizaciones financieras están adoptando.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica )

F5 dio a conocer los hallazgos del estudio State of Application Strategy Financial Services Report 2022, este informe se elaboró a partir de entrevistas realizadas en la primera mitad de 2022 con 131 CIO y CISO de organizaciones financieras globales, incluido Latinoamérica.

Para Roberto Ricossa, vicepresidente de F5 LATAM, uno de los hallazgos más impresionantes de este estudio es el crecimiento, entre 2021 y 2022, del 168% en el número de corporaciones que ya están repatriando o planean trasladar sus aplicaciones de la nube pública o híbrida a la nube privada.

Mientras que en 2021 solo el 29% de los encuestados dijo estar repatriando apps o planeando hacerlo, en 2022 el 75% de los encuestados está realizando esta operación. Estos resultados obedecen a la fuerte adopción de la estrategia “Lift and Shift” de aplicaciones heredadas en la nube, sin pasar por la fase de transformación de esas plataformas a aplicaciones modernas.

“La pandemia aceleró en América Latina, especialmente en Brasil, México y Colombia, la tendencia de migrar aplicaciones a la nube pública. Ahora hay un movimiento pendular, de administradores que buscan un equilibrio entre la nube pública y la privada”, comentó Ricossa.

La solución para preservar los procesos comerciales es repatriar aplicaciones como la banca por Internet a entornos on-premise, totalmente dominados por el equipo de seguridad de las TIC de las organizaciones financieras.

La decisión de repatriar aplicaciones se basa en cuatro preocupaciones que son el costo, control, flexibilidad y seguridad de los entornos de múltiples nubes que los líderes de las organizaciones financieras están adoptando. “El desafío es identificar qué datos y aplicaciones deben seguir procesándose en la nube privada y qué plataformas funcionarían mejor en la nube pública”, continuó Ricossa.

En algunos casos, la solución para preservar los procesos comerciales es repatriar aplicaciones como la banca por Internet a entornos on-premise, totalmente dominados por el equipo de seguridad de las TIC de las organizaciones financieras. Las organizaciones financieras que nacieron en la nube pública o híbrida están trasladando parte de sus aplicaciones a sus entornos de nube privada.

“Los centros de datos on-premise no van a desaparecer, y al mismo tiempo, la modernización de aplicaciones está ayudando a impulsar un mayor uso de múltiples nubes. Ya sea que las aplicaciones y las tecnologías de seguridad y entrega de aplicaciones se implementen en una nube pública o privada o en el borde, estas se distribuirán cada vez más”, expuso Rafael Chávez Monroy, Country Manager de F5 México.

El estudio también deja en claro que el 96% de los líderes entrevistados dijeron haber realizado cambios en sus organizaciones en los últimos 12 meses para enfrentar mejor las amenazas. Estos avances se refieren al uso de nuevas tecnologías de defensa, así como a nuevas iniciativas de capacitación de empleados centradas en identificar y bloquear ransomware y phishing.

Fuente: F5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia