Tecnología

miércoles, 24 de junio de 2020 | 5:00 am

La banca inteligente conversacional, el futuro de la banca digital

Los servicios de banca personal que proporcionan los bots conversacionales se limitan a solicitudes de información básica o consultas, estas interacciones están evolucionando hasta replicar una experiencia de persona a persona.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

El futuro de la Inteligencia Artificial en el sector financiero avanza para hacer la vida más cómoda a los clientes, desarrollando sistemas capaces de comprender automáticamente la situación y el contexto a partir de datos tomados por sensores y dispositivos que permitirán una mejora exponencial en la toma de decisiones.

Uno de los primeros beneficios que va a aportar la Inteligencia Artificial a la banca, es una mejora en la productividad, así como en la eficiencia de sus procesos internos, lo que implica reducir costes y ofrecer a los clientes una banca privada y personalizada. Las aplicaciones han llegado a un punto de inflexión volviéndose más inteligentes e integrándose en nuestro entorno vital.

Según Antonio Garcia Rouco, Director General de GDS Modellica: “La tecnología está abriendo progresivamente una nueva era en la Banca digital: la de la banca conversacional con sistemas que simulan mantener una conversación. Lo pueden hacer, por ejemplo, a través, de texto, de voz o de otros medios. Avanza hacia un lenguaje cada vez más natural, que entiende lo que dicen los clientes y que se hace comprender por ellos de forma más sencilla y accesible”.

Los desarrolladores de un futuro próximo han de centrarse más en la generación de valor y no tanto en la tecnología que utilizan. Todo esto sólo será realidad gracias al desarrollo de un software basado en la sinergia entre Inteligencia Artificial y los datos. La Inteligencia Artificial ofrece un amplio conjunto de algoritmos para distintos cometidos, que únicamente funcionarán si se les suministra experiencias previas de la actividad de los clientes.

Muchos de los servicios de banca personal que actualmente proporcionan los bots conversacionales se limitan a solicitudes de información básica o consultas relacionadas con transacciones. Estas interacciones están evolucionando hasta replicar una experiencia de persona a persona en la que se pueda ordenar la ejecución de un pago, la domiciliación de un recibo, la búsqueda de las mejores ofertas del mercado, el asesoramiento sobre productos y servicios, o la asistencia en la gestión de las finanzas personales.

Desde el punto de vista de las entidades financieras, delegar en bots conversacionales y algoritmos lógicos una parte de las interacciones con el cliente, permite asignar recursos operacionales a otras actividades de valor añadido. Algoritmos y humanos trabajarían en un modelo de colaboración adaptado a las necesidades de cada interacción. Los servicios tradicionales de la banca digital actual darán paso a una banca personalizada que ayude según Garcia Rouco, y en ello están trabajando en GDS Modellica a mejorar la salud financiera del cliente, totalmente ergonómica y adaptada a sus necesidades concretas en cada momento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia