Economia

martes, 04 de enero de 2022 | 12:05 am

La banca física tiene que prepararse para mantener competitivas sus sucursales

Durante el 2021, la interacción de los consumidores con las sucursales bancarias se vio modificada por la pandemia y por la aceleración por digitalizar los servicios financieros en Latinoamérica.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

Durante el 2021, la interacción de los consumidores con las sucursales bancarias se vio modificada por la pandemia y por la aceleración por digitalizar los servicios financieros en Latinoamérica.

Por tanto, Auriga, comparte cinco tendencias con el objetivo de que la banca física se prepare para mantener competitivas sus sucursales y atender así a un nuevo consumidor más informado y exigente durante 2022.

Para 2022, los bancos deberán aprovechar su infraestructura para adaptarse a una nueva red de sucursales de próxima generación, para convertirse en sucursales sostenibles y rentables que brinden soluciones digitales para la atención híbrida, a fin de ofrecer un servicio personalizado y de valor.

Por otro lado, las entidades darán un salto digital para poder brindar nuevos servicios virtuales a través de las plataformas web, aplicaciones móviles y autoservicios. Estos nuevos espacios digitales deberán tener la capacidad de brindar el mismo o mejor nivel de servicio que en sus propias sucursales físicas.

Para este año se prevé que este formato aumente su uso como herramienta para pagos de menor valor a través de tarjetas contactless y/o celular, ya que el método garantiza accesibilidad y rapidez para los consumidores. Sin embargo, es fundamental que las instituciones fortalezcan sus medidas de seguridad.

Al mismo tiempo, los ATMs y autoservicios asistidos de próxima generación permitirán un enfoque modular, es decir, que proporciona servicios bancarios multifunción como recepción y reciclamiento de efectivo, asesoría, venta y promoción de productos, lo que puede acelerar el tiempo para la automatización de sucursales.

A pesar del auge en los servicios digitales, es fundamental que los bancos mantengan el acceso al efectivo y la humanización en la atención a los clientes en todas las comunidades, tanto rurales como urbanas. En este sentido, crear estrategias operativas que combinen los servicios físicos y digitales, podrá garantizar múltiples métodos de pago y operaciones para mejorar la experiencia de los consumidores.

Dicha transformación digital pone al alcance de los usuarios dispositivos de autoservicio multifuncionales a fin de que accedan a una gran variedad de servicios a un menor costo operativo, a la vez que brindan mayor comodidad al cliente, al mejorar y complementar las interacciones en persona.

En síntesis, los bancos tienen la oportunidad de mejorar su competitividad y tener un negocio sostenible, considerando estrategias más innovadoras, preservando y reinvirtiendo en su infraestructura, para implementar soluciones que les permitan superar sus desafíos de eficiencia y productividad.

Fuente: Auriga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia