Tecnología

jueves, 12 de mayo de 2022 | 8:00 am

Wi-Fi y 5G impulsarán la aceleración digital en todos los niveles

No es secreto que a partir de la reciente llegada del 5G se abrirá un nuevo mundo de posibilidades para todos, dadas las características que esta quinta generación trae para una conexión de más alta calidad y gran velocidad de navegación.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

2022 es el año de la conectividad 5G en Latinoamérica, no es secreto que a partir de su reciente llegada se abrirá un nuevo mundo de posibilidades para todos, dadas las características que esta quinta generación trae para una conexión de más alta calidad y gran velocidad de navegación.

Pero hay una cuestión que ha girado alrededor de 5G desde antes de su arribo a la región. Por largo tiempo se ha hablado de si esta nueva tecnología reemplazaría al Wi-Fi. Lo cierto es que no es así, y estamos justo en el momento en que lo comprobaremos.

Cada una cuenta con debilidades y fortalezas únicas, como ocurre con cualquier tecnología, pero una particularidad que comparten es que, cuando se combinan, pueden ofrecer a las organizaciones lo que realmente desean: el mejor servicio disponible, en cualquier lugar, con un modelo inalámbrico híbrido.

Estamos en una era en la que vivir sin un Wi-Fi estable y sólido es prácticamente imposible, sobre todo a partir del boom de la digitalización, lo mismo en entornos laborales y escolares que en todo tipo de interacciones en nuestro día a día, desde hacer compras, reservas y citas médicas, hasta los convivios habituales con familia y amigos, y muchas cosas en medio.

Hasta ahora, indudablemente Wi-Fi 6 es el aliado de un sinfín de actividades cada día. Desde el comienzo, ha brindado una cobertura rentable y eficaz en interiores, con herramientas operativas y de seguridad que las organizaciones necesitan y esperan. Sin embargo, incluso con el Wi-Fi más potente, hay cosas que aún se nos complican.

Si bien en la oficina, la casa o la cafetería podemos tomar una videollamada prácticamente sin complicaciones, intentar continuarla en el trayecto no es muy confiable, la conectividad se puede volver un grave inconveniente.

Es aquí donde 5G marca una rotunda diferencia. No es que venga a reemplazar al Wi-Fi, sino que cerrará la brecha que hasta ahora presenta este estándar al proveer una conectividad inalámbrica más confiable y flexible.

Lo mejor de todo es que las ventajas que ofrece la llegada del 5G no se detienen ahí. Juntos, Wi-Fi y 5G impulsarán la aceleración digital en todos los niveles.

Por Andrés Santamaría, Director General para América Latina de Aruba

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia