Tecnología

miércoles, 16 de septiembre de 2020 | 5:00 am

Los cajeros Hasar cumplen un objetivo social clave: la bancarización y la inclusión financiera

Esta iniciativa busca lograr la bancarización y la inclusión financiera, que en el país exhibe números muy bajos, según datos del Banco Mundial, Argentina muestra una tasa de 59 cajeros cada 100.000 habitantes.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Argentina)

Con aproximadamente 15.000 habitantes, Colombres es un importante centro industrial y agroindustrial. Sin embargo, en todo el pueblo no había un sólo cajero automático, para sacar plata sus habitantes debían recorrer 20 kilómetros hasta la ciudad más próxima, San Miguel de Tucumán. Hace unos días esto cambió, Red Hasar se alió con un comerciante local para instalar en su polirrubro un cajero automático de su red no bancaria, la primera de la Argentina impulsada por una empresa no financiera.

“Fue literalmente una revolución. Hasta hubo una inauguración, algo inédito para un cajero. Ya se hacen hasta 40 extracciones por día “, rememora con satisfacción Ignacio Viar, COO de Red Hasar.

En los cajeros de Red Hasar, una unidad de negocios de Grupo Hasar, se pueden realizar operaciones como extracción de dinero, consulta de saldo y adelanto de efectivo con tarjeta de crédito. Mediante acuerdos con los comercios, estos cajeros pueden instalarse en una tienda, una estación de servicio, una cochera, un hotel, un supermercado o en un restaurante.

Los comercios son los responsables de la recarga de los billetes en el cajero, que se alimenta del flujo constante de dinero de la operatoria del negocio. Al siguiente día hábil, Red Hasar repone al comercio la cantidad equivalente de dinero que retiró la gente del cajero instalado en el local, mediante una acreditación en su cuenta.

Hasar lanzó su red en noviembre del año pasado; la pandemia de coronavirus ralentizó el proceso de instalación de nuevos cajeros pero no lo detuvo, la compañía espera terminar el 2020 con unos 80 cajeros instalados y para el 2021 está previsto alcanzar los 200.

Pero un nicho clave para Red Hasar son los lugares donde hay pocos cajeros, o directamente no hay, como en tantos pueblos y localidades del interior, o algunos barrios de las ciudades alejados del centro o la zona financiera. Esta iniciativa está vinculada a cumplir un objetivo social clave, la bancarización y la inclusión financiera, que en nuestro país exhiben números muy bajos. Según datos del Banco Mundial, Argentina muestra una tasa de 59 cajeros cada 100.000 habitantes debajo de Uruguay, por ejemplo, que tiene 120, o de Brasil, con 105.

“Somos conscientes de que, además de ser un negocio, estamos satisfaciendo una necesidad fundamental. También es una forma de relacionarnos con el consumidor final, cuando históricamente nuestro target han sido las empresas y los comercios. Nos enorgullece poder dar más servicio a través de la tecnología”, asegura Viar.

El comercio que instala un cajero de la red tiene un ahorro en el movimiento de caudales y una mejora en su clearing. El esquema habitual de un comercio es tener un retiro de dinero dos veces por semana y Red Hasar, en cambio, acredita en la cuenta del comercio el día hábil siguiente. Es también un poderoso factor de atracción de público en general. Instalar un cajero cuesta entre 7 u 8 mil dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia