Tecnología

miércoles, 14 de octubre de 2020 | 1:30 pm

La inclusión financiera se ha vuelto una necesidad urgente para lograr la recuperación del consumo

Es por eso que las entidades bancarias y las fintech de la región se enfrentan a desafíos tales como restricciones de financiamiento, aumento de los préstamos en mora, disminución de las transacciones y la demanda de crédito.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)

La crisis de COVID-19 presenta una serie de desafíos vinculados a la inclusión financiera en Latinoamérica. Es por eso que las entidades bancarias y las fintech de la región se enfrentan a desafíos tales como restricciones de financiamiento, aumento de los préstamos en mora, disminución de las transacciones y la demanda de crédito.

Hay casos en que la concesión de nuevos préstamos se ha paralizado desde el inicio del aislamiento, sumado a que en la mayoría de los países se ha roto la cadena de pagos y ha aumentado notablemente el desempleo. La inclusión financiera se ha vuelto una necesidad urgente para lograr la recuperación del consumo y la economía de los países latinoamericanos.

Los sistemas de scoring crediticios alternativos son la vía ideal para que más personas puedan acceder al crédito y democratizarlo. Con este objetivo, OMBU Tech Services (OMBU Tech), trae CredoLab a Latinoamérica. La fintech ya comenzó a implementarlo en Argentina, Perú, México, y Colombia.

Basándose en criterios diferentes a los del scoring tradicional de los bancos y entidades financieras, la solución de CredoLab se focaliza más en los comportamientos cotidianos que en el régimen laboral y en el nivel de ingresos, utilizando la gran cantidad de datos que brindan los teléfonos móviles.

Su herramienta ayuda a evaluar la solvencia de los consumidores con un score de comportamiento que ha demostrado ser muy estable, incluso durante la pandemia. Esto permite a los bancos y entidades financieras confiar en este scoring alternativo para brindar créditos nuevamente mientras controlan el riesgo.

Con 5 años de experiencia trabajando con bancos y empresas de préstamos a nivel mundial y más de 22 millones de solicitudes procesadas, CredoLab desembarca en Latinoamérica para mejorar la predicción analizando una cantidad de variables que definen en cada caso el comportamiento futuro del tomador de préstamo. La compañía anunció recientemente el cierre de una ronda de Serie A de USD 7 millones, liderada por GB Group, de Singapur.

En una región en la que el 70% de la población permanece sin acceso bancario, pero en la que se espera que la penetración de teléfonos inteligentes aumente al 79% para 2025, la empresa de scoring crediticio busca complementar al sistema actual en el que los bancos y entidades financieras definen el otorgamiento de préstamos por variables históricas de los solicitantes y su nivel de ingresos.

¿Cómo funciona el algoritmo basado en Machine Learning de CredoLab? La herramienta realiza evaluaciones de riesgo crediticio al observar el comportamiento de los clientes y cómo usan su smartphone en comparación con cómo los clientes morosos usan sus teléfonos.

Accediendo a casi 3,8 millones de funciones encuentra los patrones de comportamiento y brinda el scoring crediticio, en tan solo segundos. Es importante destacar que la empresa no lee los mensajes personales ni accede a la información personal ya que la plataforma solo recopila metadatos, no datos personales, y siempre solicita el consentimiento del cliente.

Peter Barcak, CEO y cofundador de CredoLab, afirmó: “Después de nuestro éxito inicial con 4 clientes registrados en Latinoamérica, estamos emocionados de acelerar la expansión en la región con un socio confiable como OMBU, una empresa que tiene una sólida reputación y un innovador conjunto de productos que van de la mano con nuestra solución”. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia