Tecnología

viernes, 05 de agosto de 2022 | 8:00 am

La adopción digital de las nuevas tecnologías sigue siendo una prioridad para las empresas

Desde el punto de vista corporativo se estima que el impulso de la digitalización, la innovación y los nuevos modelos de negocios disruptivos con mayor rentabilidad a largo plazo, continúen impulsando la actividad de M&A.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

Luego de cerrar el año 2021 con un gran crecimiento, el mercado global de fusiones y adquisiciones (M&A) alcanzó en el primer semestre de 2022 cerca de 25.000 transacciones, gracias a la resiliencia de la cadena de abastecimiento, la optimización de carteras y a un mayor protagonismo de los temas ambientales y de gobierno corporativo (ESG).

Estas conclusiones forman parte de la nueva edición del informe Global M&A Industry Trends: 2022 Mid-Year Update, elaborado por PwC, donde se analiza la evolución y tendencias del sector.

Según el informe, el aumento acelerado de la inflación y los tipos de interés en las principales economías del mundo, así como la caída de los precios de las acciones y la crisis energética que ha generado el conflicto entre Rusia y Ucrania, frenó el incremento registrado a finales de 2021, cuando se realizaron más de 60.000 operaciones.

Aunque ello no represente un riesgo real para el mercado, al encontrarse en línea con los niveles saludables anteriores a la pandemia, la incertidumbre ocasionó un descenso en las fusiones y adquisiciones durante la primera mitad de 2022 en relación con los seis meses anteriores en las principales regiones del mundo.

En América, a diferencia de 2021, cuando valor de las operaciones en la región aumentó un 66% respecto a 2020, en los primeros seis meses de 2022 el volumen y el valor de las operaciones disminuyeron un 18% y un 22% respectivamente, debido principalmente a la preocupación por la inflación y la subida de los tipos de interés.

Pese a que el valor de las operaciones se redujo en un 20% en comparación con el primer semestre de 2021, se espera que las valuaciones más bajas presenten mejores oportunidades para que los negociadores generen mejores rendimientos, lo cual se corroboró con el aumento de más del 50% de las recientes transacciones público-privadas en los primeros seis meses del presente año en relación con el mismo período del año anterior.

Desde el punto de vista corporativo se estima que el impulso de la digitalización, la innovación y los nuevos modelos de negocios disruptivos con mayor rentabilidad a largo plazo, continúen impulsando la actividad de M&A.

La adopción digital de las nuevas tecnologías sigue siendo una prioridad para las empresas, es por ello que las TMT se mantienen al frente en materia de inversión en fusiones y adquisiciones, representando más del 40% del volumen de operaciones y un tercio del valor de las mismas en el primer semestre de 2022.

Se prevé que la demanda de tecnología creará oportunidades de fusiones y adquisiciones en el ámbito del software y de las tecnologías habilitadoras de infraestructuras (como el 5G, los centros de datos y el metaverso y sus tecnologías asociadas) en el segundo semestre de 2022.

Por otra parte, la necesidad del sector de contar con capacidades digitales, junto con la presión sostenida de los reguladores y la disrupción de las plataformas y las fintechs, significa que las fusiones y adquisiciones seguirán siendo un motor de transformación. También explica por qué el sector de los servicios financieros es el segundo en cuanto a inversión en fusiones y adquisiciones, y representa casi una cuarta parte del valor de las operaciones en el primer semestre de 2022.

El enfoque continuo en la tecnología y la digitalización de los modelos de negocio, la inversión en las cadenas de suministro y la mano de obra crearán oportunidades para las fusiones y adquisiciones en IM&A.

La alta demanda de biotecnología y las nuevas tecnologías están atrayendo el interés de los inversores. Para alcanzar los objetivos de crecimiento inorgánico, se estima que las grandes farmacéuticas realicen un mayor número de transacciones de menor envergadura para reducir la complejidad que pueden acarrear las grandes operaciones.

Se prevé que los factores que apuntalaron el mercado en la primera mitad del año seguirán influyendo en la realización de operaciones en la segunda mitad: la resistencia de la cadena de suministro, la optimización de la cartera, la gobernanza medioambiental y social y, sobre todo, la competencia por la tecnología más necesaria

Es por ello por lo que creemos en la capacidad de los negociadores actuales para superar los retos que propone la actual coyuntura mundial, lo cual garantizará que las fusiones y adquisiciones sigan siendo una prioridad estratégica, ayudando a las empresas a transformarse, crecer y construir una nueva base para su éxito futuro.

Fuente: PwC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia