Sin categoría

jueves, 08 de octubre de 2020 | 5:00 am

GSMA: “La vuelta a la normalidad coincidirá con el lanzamiento de 5G en muchos países”

El impulso que esto le dará a las industrias en términos de productividad y capacidad de producción será aprovechado para dar un salto competitivo que mejore la posición relativa de la región en los índices globales.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)

Las distintas economías de la región han comenzado a recuperarse de las estrepitosas caídas del segundo trimestre del año, de la mano de incentivos fiscales y de una mayor apertura producto de la disminución del ritmo de contagios de Covid-19. Y, si bien aún resta bastante para alcanzar los niveles pre-pandemia, todo hace suponer que 2021, y en algunos casos también 2022, serán años de recuperación.

Hemos hablado en varias oportunidades de la contribución económica del 5G y de la oportunidad que representa, pero a medida que el ecosistema latinoamericano avanza positivamente en esa dirección, la incorporación de esta tecnología se hace cada vez más relevante para encarar con éxito una senda de crecimiento.

Hace dos meses comentamos sobre los lanzamientos en Brasil y Colombia, a los que se sumará Chile anunciando en agosto una licitación de espectro. La adopción masiva e inesperada de las herramientas tecnológicas produjo un adelanto de varios años en tan solo unos pocos meses, de la ola de Transformación Digital de la que venimos hablando hace tiempo y que venía avanzando en forma lenta.

Esto trae una serie de oportunidades para Latinoamérica, ya que la vuelta a la normalidad (o a una nueva normalidad) coincidirá con el lanzamiento de 5G en muchos países. Sin dudas, el impulso que esto le dará a las industrias en términos de productividad y capacidad de producción será aprovechado para dar un salto competitivo que mejore la posición relativa de la región en los índices globales.

Industrias como la minería, petróleo y gas, manufactura de vehículos, el agro y las industrias del conocimiento serán las más beneficiadas con esta nueva tecnología que promete sumar a Latinoamérica a la 4ta Revolución Industrial. Se estima que el salto de productividad de algunos factores de producción puede llegar al 30% con el uso de esta nueva generación de conectividad.

Según el reporte Mobile Economy 2020, GSMA Intelligence proyecta que un 20% del total de conexiones en el mundo serán 5G, aproximadamente 1.800 millones. Para Latinoamérica la proyección es de 53 millones de conexiones, o sea un 7% en el mismo lapso. Brasil, México, Colombia y Argentina serán los mercados con mayor cantidad de conexiones y donde primero se verán los beneficios de esta nueva generación móvil.

Uno de los aspectos más destacables de 5G, es su capacidad para ofrecer conexiones de alta disponibilidad y latencia, y la posibilidad de conectar miles de dispositivos en cada antena. Esto abre un nuevo abanico de aplicaciones y le otorga un nuevo impulso al Internet de Las Cosas (IoT), que si bien es un concepto que lleva años instalado, esta vez se verá potenciado en especial para usos en Internet Industrial, automatizando fábricas, el transporte, la agricultura, y las ciudades inteligentes.

Sin embargo, así como vemos surgir todo el tiempo casos de negocio y aplicaciones, también existe una preocupación por parte del ecosistema por la seguridad de las redes, los suscriptores y los dispositivos. Una red con conectividad ilimitada y omnipresente, ya no centrada solamente en las personas, sino que abarca “cosas” como plantas, infraestructura, vehículos o máquinas industriales, debe ser capaz de dar seguridad en la protección de la integridad de la información que la transporta.

De esto surge una serie de recomendaciones y prácticas de ciberseguridad sugeridas desde el diseño y conceptualización de una solución hasta su operación. GSMA a través del Grupo de Trabajo Global sobre Fraude y Seguridad – Fraud and Security Group (FASG) y su correlato en Latinoamérica con el SEGF (Seguridad y Fraude), sirven de catalizador para reunir a los expertos de toda la cadena de valor para asegurar la publicación, difusión y apoyo de las mejores prácticas para dotar a las redes de la seguridad que la criticidad de las aplicaciones demanda.

Por Alejandro Adamowicz, Technology & Strategic Engagement Director de GSMA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia