Inversiones

miércoles, 04 de marzo de 2020 | 7:00 am

En México circularon más de 24 millones de tarjetas de crédito al cierre de 2019

No obstante, menos de la mitad de las personas que aplican a uno de estos productos financieros compara con otras opciones antes y toma la tarjeta que le ofrecen o le aprueban.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(México)

En México circulaban 24,382,136 de tarjetas de crédito al cierre de 2019 según datos de Banxico, no obstante, según los analistas, menos de la mitad de las personas que aplican a uno de estos productos financieros compara con otras opciones antes y toma la tarjeta que le ofrecen o le aprueban.

“Existen muchas razones para que una solicitud de tarjeta de crédito sea rechazada, los bancos buscan a los candidatos ideales para cada producto financiero, esto incluye que cumplan algunos requisitos, sean confiables y estén en condiciones de mantener sus pagos al corriente. Cuando un banco declina la solicitud de una tarjeta de crédito no sólo te niega el acceso a su producto sino que podría reducir tus posibilidades de obtener otra en un intento posterior”, explica Luis Madrigal, Director de Coru.com.

A fin de prevenir a los solicitantes de una tarjeta de crédito sobre las medidas que podrían anular su aplicación, la plataforma de servicios financieros Coru.com emite las siguientes recomendaciones a tener en cuenta para estar preparado y demostrar que se es un candidato adecuado.  En caso de que tu solicitud de tarjeta no haya sido aprobada, hay que considerar las razones para el rechazo antes de pedirla de nuevo.

Antes de solicitar una tarjeta, hay que asegurarse de saber los requisitos, no sólo generales sino del plástico que nos interesa en específico. Uno de los primeros filtros para aprobar una tarjeta de crédito son los ingresos, cada banco establece un mínimo mensual y los métodos para confirmar que lo tienes, usualmente a través de recibos de nómina o estados de cuenta de ahorro o cheques.

Lo mejor es seleccionar una tarjeta que sea congruente con tus ingresos y te ayude en pagos recurrentes. Todas las tarjetas de crédito se tramitan mediante una aplicación (llenado de solicitud). Antes de completarla, analiza lo que necesitas. Si pides un producto que no se adapta a tus posibilidades recibirás un rechazo por parte del banco.

El historial crediticio es un aspecto muy importante para que cualquier entidad financiera decida otorgar o no una línea de crédito. Para evitar que tu solicitud sea rechazada es importante tener en orden tu historial crediticio, si lo tienes, o comenzarlo si nunca has tenido uno. El historial crediticio en México se registra en el Buró de Crédito, una institución privada dedicada a recopilar la información de los usuarios de créditos en el país.

Entre los motivos para negar la solicitud de una tarjeta de crédito, se incluye el hecho de jamás haber sacado un crédito. Para la mayoría de las tarjetas de crédito se realiza una investigación para conocer los antecedentes crediticios del aplicante; pero si no has tenido ningún crédito no hay manera de tener referencias.

Malas referencias crediticias, esto sucede cuando algún antecedente en tu historial de crédito indica que eres un usuario poco confiable, quizá por impago, quita o algún crédito que no fue pagado en tiempo y forma.

No demostrar capacidad de pago, junto con conocer los antecedentes crediticios, el banco se asegura de que el aplicante es capaz de mantener una tarjeta de crédito en el momento que la pide, es fundamental demostrar que se reciben los ingresos necesarios para pagar la tarjeta. No basta tener ingresos mensuales demostrables, sino contar con un mínimo requerido.

Tener muchas tarjetas de crédito, es una causa para denegar un crédito. Aunque las lleves en orden y al día, la entidad financiera puede considerar esto como un riesgo potencial de endeudamiento, la recomendación es tener las tarjetas que puedas pagar sin gastar más del 30% de tu sueldo en la deuda y evitar compras a plazos muy largos.

Tener activo un crédito muy alto, este tipo de préstamos y solicitar un nuevo crédito sin demostrar ingresos adicionales podría ser riesgo inminente de endeudamiento con el plástico. Lo mejor es continuar haciendo pagos puntuales del primer crédito, para que al momento de solicitar la tarjeta, la cantidad a deber de tu hipoteca o autofinanciamiento sea del 50% o menos, y aumente la posibilidad de tener el nuevo crédito.

Pedir tarjetas créditos en muchos bancos al mismo tiempo podría no ser una buena señal para las entidades, antes de llenar cualquier solicitud confirma que es la tarjeta adecuada para tu estilo de vida y no repitas el proceso en distintos bancos al mismo tiempo. Si es rechazada espera unos meses antes del siguiente intento.

Un aspecto muy importante para el banco es que la información en la solicitud sea real. Si por dolo o descuido se llena mal una fecha o dato y no puede verificarse, el banco no sabrá si fue un error, solo detecta que la información es falsa y es una mala señal para otorgar un crédito. Evita exagerar cifras como ingresos y revisa que los datos coincidan con tu identificación oficial vigente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia