El uso de tarjetas de crédito sufrió una caída de 11,5% durante el 2020

Hace tiempo que los más jóvenes han entrado de lleno en el terreno de la economía jugando un rol esencial en el mercado. Los millennials y la generación Z cuentan con un creciente poder financiero por lo que el poder de esta categoría de consumidores ha llegado a un punto en el que tiene la fuerza suficiente para cambiar las reglas de juego.

Subestimar a las nuevas generaciones es el peor error de cualquier compañía, ellos están liderando la situación actual ya que generan suficientes ingresos para que sus tendencias puedan convertirse en las tendencias que lideran el mercado. No es que esto no estuviera sucediendo hace algún tiempo, solo que ahora están en un punto lo suficientemente significativo como para que puedan realmente hacer el cambio.

Una característica que muestra una de las diferencias más notorias en las costumbres de los más jóvenes es el rechazo a las tarjetas de crédito. La tendencia del paso de las tarjetas de crédito al débito comenzó hace 10 años atrás, pero recién ahora el movimiento es lo suficientemente grande como para que no sea considerado una predilección de algunos o un capricho de un nicho del mercado, sino realmente entenderse como una tendencia que ya está transcurriendo.

Durante el 2020, el uso de tarjetas de crédito sufrió una caída de 11,5% mientras que el uso de billeteras digitales se ha vuelto más popular, alcanzando más de 9 millones de usuarios según el último estudio de Accenture, número que representa más de la mitad de la población económicamente activa.

En este sentido, Marco Novaira, Business Developer de Wibond, reflexiona sobre esta tendencia y explica que “los jóvenes venimos con una mentalidad de que necesitamos las cosas simples, claras, rápidas, sin fricciones. Tal vez los sistemas tradicionales se están quedando atrás en satisfacer esas nuevas necesidades y expectativas del nuevo consumidor”.

Desde Wibond aseguran que las financieras digitales hoy cumplen roles fundamentales en la cultura financiera y económica del mundo, sobre todo en dos aspectos esenciales como lo son la democratización financiera por un lado y la innovación por el otro.

En cuanto a lo que se espera en los próximos años, el crecimiento del uso de billeteras digitales para realizar transacciones financieras será exponencial, en tanto los usuarios no solo esperan sino que en cierta manera exigen la adaptación de los comercios para obtener mayores facilidades de pago, financiación y logística.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

El eCommerce registró un 175% más de facturación

Según los resultados del último Estudio Anual, son 1.419.784 los nuevos compradores que eligieron dicho canal, ascendiendo a un total de 23.247.989, un número que permite marcar la pauta de que el comercio electrónico es un hábito de consumo cada vez más consolidado.
Total
0
Share