Tecnología

jueves, 21 de mayo de 2020 | 5:00 am

Bankia y Minsait se alían para reducir el fraude bancario

El acuerdo busca desarrollar herramientas capaces de prevenir, detectar y contener tendencias o patrones de fraude y anomalías de ciberseguridad a través de la inteligencia artificial para optimizar la seguridad de los clientes de las entidades bancarias.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

Bankia y Minsait han firmado un acuerdo de colaboración con el fin de convertirse en el principal referente frente a la lucha contra el fraude bancario y las anomalías de ciberseguridad.

El convenio rubricado entre ambas compañías tiene como objeto desarrollar, implantar y comercializar una solución antifraude, basada en la inteligencia artificial, capaz de, por un lado, prevenir, detectar y contener tendencias o patrones de fraude y, por otro, la detección de anomalías en el ámbito de la ciberseguridad.

El considerable aumento del número de transacciones en el entorno digital y la necesidad de dotar de mayor seguridad a las operaciones realizadas en servicios de venta online, pago contactless o transferencias nacionales e internacionales, entre otros, propicia el riesgo de cibercrímenes como el fraude, algo que constituye un auténtico desafío para entidades financieras y empresas dentro de su entorno multicanal.

La alianza entre ambas empresas, que implica la combinación de algoritmos, inteligencia y explotación de datos históricos de ambas instituciones, contempla el desarrollo de una solución antifraude con capacidad de respuesta rápida y confiable que permitirá abordar los desafíos presentes y futuros en este campo. SIA, adquirida recientemente por Indra, aportará sus capacidades para desarrollar las iniciativas contempladas en el marco del acuerdo.

La herramienta utilizará motores de detección basados en técnicas de aprendizaje automático (Machine Learning), redes neuronales con Inteligencia Artificial, niveles de procesamiento in-memory computing y la creación de patrones apoyados en conocimiento experto sobre actividades fraudulentas.

Por otro lado, el acuerdo contempla la detección de anomalías en entornos de ciberseguridad, aplicando técnicas de Inteligencia Artificial y Machine Learning dentro de un contexto de Big Data, lo que posibilita explotar datos históricos y generar el conocimiento necesario para modelar comportamientos y detectar desviaciones o acciones ilegítimas no esperadas. Todo ello, permite la reducción del número de falsos positivos, algo que favorece que los equipos técnicos atiendan las anomalías que realmente son importantes.

El resultado de esta alianza tiene un impacto directo en la reducción de costos operativos en cualquier entidad bancaria o empresa relativos a los procesos de detección, prevención y gestión de fraude, manteniendo los niveles de fraude conocido y reforzando las capacidades de prevención sobre el fraude no conocido.      

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia