Tecnología

martes, 14 de julio de 2020 | 5:00 am

Adoptando tecnologías emergentes para un futuro digital

En Colombia, 71% de líderes empresariales creen que todos los empleados deberán convertirse en expertos en tecnología para 2030, y el 92% planean usar tecnologías emergentes para mejorar la productividad de la fuerza laboral.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)

A medida que las organizaciones miran hacia el futuro, las tecnologías emergentes y su impacto potencial no pueden ser ignorados, la transformación está ocurriendo de muchas maneras diferentes en materia de tecnologías de la información.

Con el surgimiento de nuevas tendencias, las organizaciones deben poder navegar estas inflexiones tecnológicas para crear una infraestructura sólida que optimice su negocio para un futuro digital, respalde mejores resultados para los clientes y minimice el riesgo de interrupción digital por parte de los competidores.

En una investigación a nivel global realizada por Dell Technologies y el Instituto para el Futuro, los encuestados fueron unánimes en la necesidad de transformación de su organización. Sin embargo, muchos no se están moviendo lo suficientemente rápido y profundo para operar como un negocio digital exitoso. La investigación mostró que solo el 27% ha arraigado la tecnología digital en todo lo que hace, el 57% de las empresas están luchando por mantenerse al ritmo del cambio, y el 93% está luchando contra algún tipo de barrera para convertirse en un negocio digital exitoso en 2030 y más allá.

Las tecnologías emergentes están ayudando a las personas a prepararse para el trabajo, a buscarlo y a llevarlo a cabo de formas nunca vistas, garantizando así talento inclusivo, trabajadores empoderados y dominio de la inteligencia artificial. En Colombia, 71% de líderes empresariales del país creen que todos los empleados deberán convertirse en expertos en tecnología para 2030, mientras que un 92% de los encuestados planean usar tecnologías emergentes para mejorar la productividad de la fuerza laboral.

Con las tecnologías emergentes que están remodelando nuestras vidas y las industrias enteras a medida que avanzamos hacia 2030, aquí hay sugerencias para tener en cuenta al evaluar su valor comercial:

Es fundamental comprender claramente el entorno tecnológico existente de una organización, incluidas sus capacidades y limitaciones. ¿Es más valiosa la implementación de una nueva tecnología que la acumulación de otras prioridades o las necesidades técnicas?

Las opciones tecnológicas deben hacerse en un contexto más amplio, tanto en términos de lo que permiten, como también considerando la inversión frente a otras opciones financieras. Si la tecnología está relacionada con operaciones de TI como infraestructura o redes definidas por software, debe validar que la tecnología funciona y que hay un retorno comercial. Si se evalúa una aplicación comercial, se aplica lo mismo, y la evaluación también considera si la tecnología y los cambios asociados en el proceso comercial llevarán a la organización más adelante en su transformación.

Por otra parte, las nuevas tecnologías deben evaluarse por su valor comercial potencial para su organización. Idealmente, esto significa ejecutar un piloto real, o prueba de concepto, en su propio entorno, con sus propios datos a la escala de la velocidad de su negocio.

Hay muchas métricas que se pueden usar para respaldar una decisión final, evaluar la alineación con la estrategia de mayor alcance de su organización, el tiempo y el costo para implementar, el tiempo para integrar y lograr el valor comercial, los costos continuos y las habilidades para apoyar, etc.

Una vez que decida que una nueva tecnología cumple con sus requisitos operativos y funcionales, es importante establecer el camino hacia el valor. Cualquier gran inversión en tecnología requiere un plan de implementación, un plan de gestión de cambios y un plan de realización de valor comercial. Estos tres elementos son esenciales para lograr los mejores resultados. Cuando estos están alineados, las implementaciones tecnológicas son motores de transformación muy exitosos.

Con el ritmo del cambio, una tecnología que alguna vez se consideró demasiado riesgosa financieramente o demasiado inmadura desde un punto de vista técnico puede haber evolucionado. Si se han abordado problemas anteriores y el tiempo y la inversión de recursos están alineados, use la nueva información para revisar su decisión anterior.

La transformación nunca es fácil, pero hoy tenemos oportunidades muy reales frente a nosotros. Las potentes tecnologías, incluida la inteligencia artificial, la robótica y la fabricación aditiva, están introduciendo nuevos riesgos y oportunidades competitivas. Los líderes de TI deben continuar impulsando la excelencia operativa, habilitar nuevos procesos y capacidades comerciales, y adoptar las nuevas tecnologías adecuadas que brinden resultados para sus negocios.

David Hernández, Director de Ventas de Mid-Market en Dell Technologies para Colombia y Ecuador

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia