Website: https://kubet.ee/

54 millones de mujeres dejaron de trabajar en el primer año de la pandemia

Las culturas que dan prioridad a la oficina van a tener cada vez más dificultades para competir con las culturas que dan prioridad a la distancia, y es más importante que nunca hacer bien el trabajo a distancia. El trabajo a distancia abre la posibilidad de crear redes de talento más amplias y equipos más competitivos, pero también debe evolucionar para apoyar a los trabajadores, especialmente a las mujeres.

Un informe de McKinsey & Company reveló que el 79% de los hombres declararon haber tenido una experiencia positiva al trabajar desde casa durante la pandemia, en comparación con sólo el 37% de las mujeres. COVID-19 amplió la brecha de género en el empleo, lo que posiblemente repercuta en el PBI mundial para 2030.

Hay muchos factores que afectan a las experiencias de las mujeres. En el primer año de la pandemia, 54 millones de mujeres de todo el mundo dejaron de trabajar. Esto ha ampliado significativamente la brecha de género en el empleo.

De las mujeres que perdieron su empleo en 2020, el 90% dejó la fuerza de trabajo por completo, en comparación con alrededor del 70% de los hombres. Los efectos de esto son enormes. Si no se hace nada para solucionar la actual paridad de género en el desempleo, la investigación de McKinsey estima que el PBI mundial podría ser 1 billón de dólares menos en 2030.

Las mujeres, por término medio, realizan alrededor del 75% del trabajo de cuidados no remunerado del mundo. Evidentemente, las exigencias en este sentido han aumentado considerablemente durante la pandemia. El 40% de las madres, frente al 27% de los padres, son las responsables de la educación en casa y del cuidado de los niños.

Superar la brecha de preparación y otros desafíos del trabajo a distancia requerirá que las organizaciones adopten enfoques diferentes. Cuando hablamos ahora de trabajo a distancia, hablamos de utilizar realmente la tecnología y los sistemas para conectar a las personas de forma más significativa.

Por Jeremy Johnson, Director General de Andela y Kristin Luck, Directora General de ASOMAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Total
0
Share