Tecnología

domingo, 13 de junio de 2021 | 11:46 pm

Uno de los principales desafíos de la banca en la pandemia fue el cierre de las sucursales

Para encarar las nuevas necesidades del mercado, la banca debe aprovechar la infraestructura existente y adaptarla para ofrecer una gama mejor y más amplia de servicios.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional)

Auriga participó en Self-Service Banking 2021 con una conferencia sobre cómo se reinventó la sucursal bancaria frente a la pandemia de COVID y la influencia de los neobancos. El director de servicios profesionales de Auriga, Nicola Simeone, junto con Tamara Jusko, directora de TI de SIA, explicaron que para encarar las nuevas necesidades del mercado, la banca debe aprovechar la infraestructura existente y adaptarla para ofrecer una gama mejor y más amplia de servicios.

De acuerdo al directivo de Auriga, uno de los principales desafíos de la banca en la pandemia fue el cierre de las sucursales por su baja rentabilidad, esto afectó a los consumidores en municipios donde es difícil acceder a los servicios financieros y también tuvo un impacto en la reputación de la banca tradicional.

Para enfrentar esta evolución, una solución fue crear el concepto de cajero automático compartido o de marca blanca para ser aprovechado por diferentes instituciones bancarias; además de diversificar los servicios y formas de interacción del cliente con la banca en los ATM, lo cual se traduce en una reducción de costos y un mayor beneficio para los usuarios.

La segunda estrategia para encarar los cambios de consumo y la crisis por covid fue integrar sistemas de atención remota por video. Esta tecnología permite a los bancos duplicar o incluso triplicar su atención profesional, ya que el personal no se limita por su ubicación y facilita el servicio a los clientes tanto en la sucursal física como en su propia casa a través de su computadora o dispositivo móvil.

Un obstáculo de estas innovaciones es convencer al usuario de que pueden recibir los mismos servicios y atención de forma remota y omnicanal. Para lograrlo se debe diseñar un customer journey map que permita acompañar al consumidor para que entienda cómo usar la tecnología y lograr que su experiencia sea fluida y satisfactoria tanto en sucursal física, el ATM y su dispositivo móvil.

Sobre la influencia de los neobancos en la banca tradicional, se subrayó la importancia de no forzar la experiencia only mobile al cliente. La omnicanalidad es una fortaleza de la banca tradicional y es clave para su éxito.

En este sentido, debe crearse la misma experiencia en cada punto de contacto, incluso debe permitir al cliente conectar con el mismo asesor. El diferenciador del self-service banking o banca de autoservicio es mantener el contacto humano a través de la tecnología.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia