Tecnología

martes, 24 de agosto de 2021 | 11:28 pm

El COVID-19 ha acelerado el proceso de transformación digital del sector financiero

La capacidad de respuesta del sector financiero ha sido brillante durante la pandemia gracias a la incorporación y a la utilización de innovadoras tecnologías capaces de estandarizar, analizar y procesar inmensos volúmenes de datos.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(España)

El COVID-19 ha acelerado el proceso de transformación digital del sector financiero, el confinamiento y la distancia social han provocado un incremento de las compras e-commerce, un mayor uso de la banca electrónica, banca móvil o pagos a tercero y, por consiguiente, un crecimiento superior al esperado de las transacciones y pagos digitales.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, ha cifrado el dinero que movió el comercio electrónico en España durante 2020, en más de 51.600 millones de euros, solo 14.600 millones de euros en el último trimestre.

La capacidad de respuesta del sector financiero ha sido brillante durante la pandemia gracias a la incorporación y a la utilización de innovadoras tecnologías capaces de estandarizar, analizar y procesar inmensos volúmenes de datos y elaborar estrategias futuras eficaces. Si hay un sector que se apoya en la gestión y análisis de datos es el financiero, donde el Big Data es ya un imprescindible.

Los algoritmos permiten detectar fraudes y medir riesgos crediticios, además de colaborar con las entidades en el entendimiento de sus clientes para resolver problemas y mejorar la customer experience. Su uso contribuye al desarrollo confiable y seguro de la banca digital y móvil con transacciones online más seguras y numerosas.

Antonio García Rouco, Director General de GDS Modellica, señala que “la tecnología no solo cambiará el comportamiento del cliente, sino que permitirá nuevas técnicas de gestión de riesgos con análisis avanzados. La proliferación de nuevas tecnologías proporciona un alto nivel de ejecución y almacenamiento de datos con costes inferiores y de forma más rápida. Esto permite un mejor soporte a las decisiones de riesgos e integración de procesos”.

La información obtenida del análisis de datos, según García Rouco, permite a los bancos aprovechar al detalle los pagos de los clientes, el comportamiento del gasto, la presencia en los medios sociales e incluso la actividad de navegación online en la toma de decisiones de riesgo.

La gestión de los datos sensibles comporta dificultades, de ahí la necesidad de recurrir a empresas especializadas, cuyas soluciones y tecnologías están destinadas a gestionar el riesgo y combatir el fraude con el fin de satisfacer las necesidades de los clientes, optimizar sus recursos y trazar estrategias y nuevas oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia