Tecnología

miércoles, 25 de marzo de 2020 | 4:10 am

Los beneficios de las fintech ante la nueva pandemia

En promedio, un billete puede durar de 2 a 9 años, según su denominación, tiempo en el cual pasa a través de diversas manos sin ser lavado o desinfectado, con el uso de CoDi se evita el contacto físico con el dinero, lo que disminuye los riesgos de estar en contacto con virus y bacterias.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

Una de las principales preocupaciones ante la importancia de cuidar la distancia social y evitar lugares concurridos es cómo asegurar el manejo del dinero, afortunadamente, gracias a la entrada de las fintech y la complementación de nuevas tecnologías, es posible tener acceso a diversas opciones financieras desde un teléfono, sin salir de casa.

“CoDi es un ejemplo de cómo se están simplificando las transacciones digitales: evita el manejo directo de efectivo y garantiza que nuestro dinero llegue en tiempo y forma a través de códigos QR. Al necesitar solamente de un dispositivo móvil con acceso a Internet, CoDi permite reducir los riesgos ante escenarios de emergencia sanitaria como el que vivimos en la actualidad, pues nos aleja del contacto con cajeros automáticos y efectivo que diariamente están al alcance de miles de personas”, explica David Dajud, Digital Marketing Manager de Cuenca.

CoDi ya cuenta con más de dos millones de descargas aunque su empleo aún es limitado, según cifras del Banco de México, hasta el momento sólo se han realizado poco más de 230 mil operaciones por 181 millones de pesos, cifras que podrían cambiar dado que cada vez serán más usuarios interesados en probar su eficiencia, mientras cumplen el periodo de aislamiento preventivo.

En promedio, un billete puede durar de 2 a 9 años, según su denominación, tiempo en el cual pasa a través de diversas manos sin ser lavado o desinfectado, por lo que puede acumular agentes infecciosos de gripa, bacterias, hongos, rastros de ADN de animales y otras sustancias presentes en el ambiente. Con el uso de CoDi se evita el contacto físico con el dinero, con lo que disminuyen los riesgos de estar en contacto con virus y bacterias, sobre todo en tiempos de contingencias sanitarias.

A su vez, no es necesario proporcionar datos personales sensibles, como tu clave bancaria estandarizada (CLABE) o número de tarjeta para recibir un envío de dinero y hace falta entregar tu tarjeta, tan sólo se necesita generar y leer un código QR desde el dispositivo móvil. El objetivo de CoDi es efectuar cobros sin comisiones de una manera más rápida, segura y eficiente, sin necesidad de salir del hogar.

“Nuestro compromiso es seguir trabajando en desarrollar tecnologías financieras digitales que faciliten y aseguren que un número cada vez mayor de personas dejen atrás el efectivo y la necesidad de ir a una sucursal; al mismo tiempo que cuentan con una mejor experiencia y facilidad para manejar sus finanzas”, puntualizó Matin Tamizi, CEO y Fundador de Cuenca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia