Tecnología

lunes, 01 de junio de 2020 | 5:00 am

Más pagos electrónicos y menos efectivo: la transformación del uso del dinero

En diversas ciudades donde la economía suele ser impulsada por el billete físico, las experiencias de comercio electrónico y pagos “contactless” están siendo percibidas como opciones más seguras e higiénicas.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)

Según un relevamiento publicado recientemente por VISA, la pandemia reforzó de manera rápida los beneficios del comercio electrónico y pagos sin contacto, tanto en Argentina como en otros países de Latinoamérica.

“Este comportamiento del consumidor empieza a correr al efectivo para darle lugar a los pagos digitales. Las transacciones online se están incorporando como un nuevo hábito en la sociedad y por eso es importante que la tecnología y las regulaciones acompañen esta transformación. Cada vez debe ser más fácil para todos el manejo de su dinero y el acceso a los canales electrónicos”, comenta Laura Iglesias, CEO de Evolution Invest.

El reporte reveló que en diversas ciudades donde la economía suele ser impulsada por el billete físico, las experiencias de comercio electrónico y pagos “contactless” están siendo percibidas como opciones más seguras e higiénicas, además de brindar comodidad y seguridad en un contexto de distanciamiento social como el actual.

Para que pueda darse esta evolución de las compras con billetes físicos a los pagos online, hace unos años, surgieron a nivel mundial los Proveedores de Servicios de Pago (PSP), un nuevo eslabón en la cadena de flujo de pagos que busca ser un facilitador del dinero entre dos partes.

“El PSP es una empresa que proporciona la tecnología necesaria para efectuar un movimiento de dinero de una cuenta a otra. Es el encargado de procesar los pagos online por lo que cuenta con la capacidad tecnológica para realizar millones de transacciones por minuto, además del know-how del sector financiero. Es, en síntesis, un comunicador de dinero”, explica Iglesias.

En este nuevo escenario es importante, además, diferenciar otros dos conceptos: el dinero electrónico y los medios de pago electrónicos. El dinero electrónico, en su significado más amplio, incluye cualquier sistema de pago que involucre un medio digital, funciona como medio de pago virtual, se expresa y respalda en unidades monetarias comunes (euros, dólares o pesos) y se puede convertir en efectivo. En su sentido más estricto su valor se expresa y se almacena en bits, puede ser online o no, y se pueden hacer transacciones sin que necesariamente intervenga un banco o el usuario tenga una cuenta bancaria.

Por su parte, un medio de pago electrónico es la comunicación de dinero, electrónico o efectivo, mediante plataformas digitales. “Hoy nos encontramos reescribiendo el modo de usar el dinero. El usuario del sistema de pagos es el protagonista de esta nueva era y el uso del dinero electrónico y de los medios de pagos digitales crecerán y darán lugar a formas impensadas de concretar transacciones”, enfatiza la CEO de Evolution Invest.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia