Tecnología

lunes, 23 de enero de 2023 | 6:00 am

Los incrementos de precios en el primer semestre del año podrían superar el 13%

A lo largo de 2022, la inflación en América del Norte y Latina se ha encontrado por los cielos. En México este indicador cerró arriba del 7% y aunque en los últimos meses del año se dio una disminución notable, no deja de ser un signo poco alentador.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(México)

A lo largo de 2022, la inflación en América del Norte y Latina se ha encontrado por los cielos. En México este indicador cerró arriba del 7% y aunque en los últimos meses del año se dio una disminución notable, no deja de ser un signo poco alentador y que ha impactado en la economía de las personas y los planes de crecimiento de las empresas.

Algo similar ha sucedido en Estados Unidos, donde los incrementos de precios en el primer semestre del año podrían superar el 13%, y nada más en junio se observaron niveles de inflación superiores a 9.1%.

“El año ha sido difícil. Y aunque todo parece estar más tranquilo, el fantasma de la recesión no termina de sacudirse; particularmente, en la medida que las tasas de interés en la región siguen muy altas”, explica Nick Grassi, Co-CEO de Finerio Connect.

De acuerdo a cifras de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), los niveles de crecimiento en América Latina, en promedio, son comparables con los de la década de los 80, con apenas un 2% anual, algo a lo que se suman bajos niveles de inversión, tanto en el sector financiero en desarrollo como en el más consolidado.

Según una serie de encuestas mundiales realizadas por Mckinsey & Company, alrededor de 67% de las empresas que emprenden un proceso de planeación estratégica fracasa. En buena medida esas implementaciones se realizan sin considerar el contexto, o en su defecto ven sólo estrategias a corto plazo, por otro lado, también suelen dejar de lado las ventajas y desventajas específicas de la compañía frente a su competencia.

Los retos que vienen con 2023 serán grandes y variados. Sin embargo, la industria financiera se verá mejor preparada en la medida que entiendan su ADN financiero y las necesidades de sus clientes objetivos. Con ello en mente, se pueden perfilar mejores planes estratégicos de cara a tiempos difíciles y, sobre todo, inciertos.

“En el fondo, lo más importante es dejar atrás el discurso apocalíptico y entender que la industria financiera en su conjunto no sólo sobrevivirá, sino que podría crecer en medio de dificultades. Pero la base es indispensable. Si no se comprende a la perfección el ADN financiero de una institución, será imposible ejecutar adecuadamente en momentos de incertidumbre y crisis”, concluye el Co-CEO de Finerio Connect.

Fuente: Finerio Connect

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia