Tecnología

martes, 30 de junio de 2020 | 5:00 am

La economía digital supone el 9% del PBI de España

De esta manera se sitúa a este sector como el segundo más relevante en la economía española, sólo superado por el inmobiliario (12,3%).

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(España)

La nueva normalidad en la que hemos entrado después de casi tres meses de estado de alarma está provocando ciertos cambios en las rutinas que teníamos hasta ahora. Más allá de la transformación de la relación entre empresa y profesionales con el trabajo remoto en pleno auge, el ocio también ha experimentado una conversión a la que nos tendremos que acostumbrar poco a poco pero que nos permitirá seguir disfrutando de nuestro tiempo libre gracias, sobre todo, a la tecnología.

Además, la economía digital supone para España, según el último informe de Adigital, casi el 9% del PBI de forma directa y sitúa a este sector como el segundo más relevante en la economía española, sólo superado por el inmobiliario (12,3%), y por encima de sectores principales como el alojamiento y la restauración o el comercio minorista, lo que revela el papel cada vez más importante que la transformación digital está jugando en la economía.

La consultora de desarrollo digital española Syntonize ha recopilado una serie de oportunidades de negocio basadas en la tecnología para intentar que la nueva normalidad se parezca lo más posible a la antigua normalidad.

Ya no sólo es necesario reservar para ir al restaurante de moda, las comunidades de vecinos han tenido que adoptar medidas de distanciamiento en las zonas comunes, como la piscina, para que todos los propietarios puedan disfrutar del chapuzón guardando las distancias de seguridad. Ahora con una simple aplicación que pueden descargarse todos los vecinos se puede ver el nivel de ocupación o reservar espacio para el día siguiente.

En zonas públicas, los ayuntamientos han tenido que hacer lo mismo con las playas. En este caso, se utilizan sobre todo aplicaciones de control de aforo por cámaras o con reconocimiento facial, igual que empezó a hacer el comercio en cuanto se relajaron las medidas de confinamiento. A pesar de las dudas legales que suponen este tipo de tecnologías, por algunos fallos que se han encontrado, la idea en este caso es solamente contabilizar el número de personas que acceden a las zonas públicas y lanzar avisos en caso de acercarse al límite de aforo.

Por otra parte, las tiendas más pequeñas se han visto obligadas a subir al carro del comercio online en estos meses y se han desarrollado multitud de plataformas de compras de productos de cercanía, por lo que las opciones de ayudar a los comerciantes de barrio y tener productos más frescos ahora son mayores.

Ahora que ha terminado el período de presentación de la declaración de la renta hemos visto cómo las salas de espera de las oficinas de la Agencia Tributaria estaban prácticamente desiertas, especialmente comparado con otros años por estas fechas. La Administración Pública, está apostando por la tecnología para la presentación telemática de la mayoría de documentación, aunque habrá trámites que será necesario seguir efectuando físicamente, como la inspección técnica del vehículo.

“Durante los tres meses de pandemia, hemos confiado en la tecnología para mantenernos en contacto no sólo con nuestros compañeros de trabajo sino también con nuestros familiares y amigos y es algo que tenemos que aprovechar ahora también. Tecnología no significa deshumanización, sino más bien lo contrario: consiste en acercarnos a los que más queremos cuando no podemos hacerlo físicamente. La tecnología, bien aprovechada, refuerza nuestras relaciones sociales y aunque el calor de un abrazo a un ser querido no hay aparato que lo supere, mientras tengamos que guardar distanciamiento, seguirá siendo la mejor compañía que podamos tener”, asegura Juan Quintanilla, Director General de Syntonize.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia