Más de 140 países disfrutan de los beneficios de las tarjetas de prepago

Por Patricio Vega, Especialista en Medios de Pago de Worldline

Hoy en día más de 140 países en todo el mundo disfrutan de los beneficios de las tarjetas de prepago. Chile cuenta desde 2014 con una ley aprobada para emisión de estos plásticos por parte de entidades bancarias, pero recién estamos viendo una apertura a este medio de pago, beneficiando a miles de personas que están fuera del mercado bancario.

Si bien la ley lleva más de seis años vigente, esta innovación se ve hoy más necesaria que nunca, principalmente por el aumento de los comercios que están operando a través de sistemas electrónicos, el explosivo aumento de inmigrantes y la dificultad que muchos tienen para ser aceptados como clientes bancarios.

Algunos usos del sistema de prepago incluyen pagar las cuentas en línea, comprar por Internet, girar efectivo en cualquier cajero automático. En tanto, las empresas pueden adquirir tarjetas de prepago para entregarlas a sus colaboradores y así pagar sueldos sin necesidad de entregar efectivo, entregar bonos, entregar viáticos, pagar cotizaciones de AFP y pagar planes de salud.

Un uso que genera mucha expectativa es que el Gobierno podría entregar todos sus bonos y beneficios sociales mediante tarjetas de prepago, sin poner en riesgo la seguridad de las personas que van a cobrar sus bonos en efectivo por el temor de ser asaltados.

“Nuestro país es muy adelantado en innovación y tecnología, por lo cual es fundamental poner acento en estos desarrollos que de alguna forma democratizan el acceso de todos a un sistema más seguro, inmediato y fácil de usar”, concluye Vega.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

¿Por qué la Bioarquitectura es cada vez más importante?

Abrieron la inscripción para la Diplomatura en Bioarquitectura (virtual-asincrónica), orientada a profesionales -arquitectas y arquitectos – que les interese capacitarse en el diseño bioclimático, y en el desarrollo de proyectos constructivos que apliquen principios naturales y sustentables.
Total
0
Share