Tecnología

viernes, 11 de marzo de 2022 | 8:00 am

“La oportunidad del 5G para la economía global es de USD 13,1 billones para 2035”

Para maximizar el potencial del 5G, es necesario que funcione nativo en la nube, este cambio de lo físico a cloud permite que las redes se vuelvan completamente automatizadas y gestionadas dinámicamente.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Chile)

De acuerdo con Accenture, Edge Computing y Cloud son una gran oportunidad para amplificar esta red. Todos hablan de la revolución que está generando el 5G en la conectividad. Y, aunque es verdad que esta red está en el centro de la transformación, Accenture afirma que hay otras dos tecnologías que darán aún más fuerza a esa revolución: Edge Computing y Cloud.

El 5G tiene la capacidad de manejar un enorme número de puntos de conexión, 100 veces más de lo que era capaz el 4G. Así también, cuenta con una latencia inigualable e impresionantemente baja de menos de 10 milisegundos en la interfaz inalámbrica. Finalmente, permite impulsar una nueva arquitectura para maximizar las ventajas de la tecnología nativa de la nube, ofreciendo una plataforma consistente y escalable en diversas ubicaciones de la red.

Por su parte, Edge hace referencia a la técnica de reducir la distancia entre la computación y almacenamiento hasta el lugar donde se procesan físicamente los datos, lo que crea una experiencia más rápida y sensible para el usuario, así como un menor consumo de energía.

Mantener la gran ganancia de las mejoras de latencia de 5G significa gestionar el resto de la red para evitar retrasos y cuellos de botella. Esto es fundamental para las aplicaciones en las que cada milisegundo cuenta.

Nicolás Goldstein, Presidente Ejecutivo de Accenture Chile, explicó que “las empresas que combinan arquitecturas de nube y edge ven un ahorro de costos de 1,2 a 2,7 veces en comparación con las que sólo utilizan la nube. Edge computing se ha convertido en un requisito previo para la próxima generación de dispositivos inalámbricos”.

La tercera tecnología clave es cloud. Para maximizar el potencial del 5G, es necesario que funcione “nativo en la nube”. Este cambio de lo físico a cloud permite que las redes se vuelvan completamente automatizadas y gestionadas dinámicamente. Al igual que la reducción de la latencia que permite el borde, el funcionamiento de una arquitectura nativa de la nube también permite una agilidad empresarial mucho mayor.

El 5G, edge computing y cloud impactarán a todas las industrias, creando nuevos productos y flujos de ingresos. Goldstein concluyó que “la oportunidad del 5G para la economía global es de USD 13,1 billones sólo en ventas nuevas hacia el año 2035. Entonces, las empresas y el sector público deben avanzar hoy hacia el potenciamiento de esta red, a través de edge computing y cloud”.

Fuente: Accenture

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia