Tecnología

lunes, 10 de mayo de 2021 | 10:33 pm

La implementación del 5G promete revolucionar todos los mercados e industrias

Las empresas de telecomunicaciones se encuentran hoy en un proceso de fusión. Dicha situación las tiene en un dilema, ser partícipes de esta alta tecnología y hacer una gran inversión, o quedarse fuera por no tener el capital necesario.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica)

La implementación del 5G promete revolucionar todos los mercados e industrias, y la oportunidad de capitalizar sus redes de manera efectiva y rápida suena tentadora. Pese a sus grandes beneficios, su puesta en marcha tiene un alto costo de inversión y, aunque muchas empresas de telecomunicaciones están en números rojos, se están viendo presionados por una tecnología que prontamente predominará nuestras vidas.

Hace cinco años, las telcos cobraban por productos que ya no existen o son obsoletos. La evolución de las aplicaciones de teléfono permitió que los mensajes de textos pasarán al tacho de la basura y hoy sirvan solo para autenticar transacciones, caso similar con los minutos que ahora son mayormente ilimitados. Todo lo que existía se reemplazó y provocó que los niveles de rentabilidad de las empresas bajaran drásticamente, obligándolas a buscar nuevas formas de ganancia.

Hoy existe una gran competencia entre el mundo de las telecomunicaciones y las aplicaciones Over The Top (OTT), que son aquellas en que el usuario no paga a una compañía por transferir datos (como Whatsapp).

Estas últimas han logrado entrar al terreno con fuerza, presionando a las telco a implementar nuevos anchos de banda. Sin embargo, esta misma acción beneficia a muchas aplicaciones OTT que venden publicidad, mientras las telco no reciben ganancia.

Son estas razones las que dificultan ofrecer un servicio cautivador y de gran nivel como el 5G para las empresas de telecomunicaciones. Las telcos se encuentran hoy en un proceso de fusión, buscando generar nuevas compañías y nuevos mercados. Dicha situación las tiene en un dilema: ser partícipes de esta alta tecnología y hacer una gran inversión, o quedarse fuera por no tener el capital necesario.

El 5G implica una inversión enorme ya que es un cambio no solamente en la tecnología, sino que también en el modelo de operación. Atreverse a poner el capital no garantizará una rápida rentabilidad, porque aún tienen sub rentabilizado el 4G. De hecho, no creo que en el corto plazo el 5G sea rentable. La calidad de la red que entregan hoy sigue funcionando y no está saturada, por ende, sería lógico que hoy busquen demorar la inversión.

Por Martín Cancelare, Director Comercial de CoasinLogicalis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia