Tecnología

martes, 11 de octubre de 2022 | 12:01 am

“IoT no pasa simplemente por conectar cosas a Internet”

Con IoT las empresas obtienen datos de distintas instancias del circuito operativo. En todos estos campos IoT facilita un aumento de la eficiencia, haciendo posible un mayor intercambio de conocimientos para el trabajo colaborativo.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos Aires, Argentina)

Una estimación señala que entre 2022 y 2029 el mercado de IoT industrial global crecerá a una tasa de interés anual compuesta de 16%.  Este modelo reúne máquinas, información en la nube, análisis y personas para mejorar el rendimiento y la productividad de los procesos en distintas industrias. Entre otras cosas ayuda a las empresas a digitalizar procesos y transformar modelos comerciales al mismo tiempo que reduce el desperdicio.

El modelo de IoT no pasa simplemente por conectar cosas a Internet, sino que además permite utilizar los datos que genera el negocio para transformarlo y hacerlo más eficiente.

Como ecosistema de dispositivos conectados, Internet de las Cosas (IoT) permite recopilar y transferir datos. Estos datos luego pueden ser analizados y aporten información procesable que puede ayudar a tomar mejores decisiones, así como también a transformar a las compañías en empresas inteligentes. Cada vez son más los dispositivos que salen, año tras año, al mercado permitiendo que esta tecnología esté jugando un papel fundamental en los procesos de transformación digital de las empresas.

Aunque el beneficio para el consumidor final o el usuario es claro, esta tecnología es una herramienta sumamente valiosa para las empresas. Es que a través de ella pueden alcanzar objetivos y atender necesidades de negocio concretas en verticales específicos. Permite, por ejemplo, hacer un seguimiento de los envíos en tiempo real y la identificación de las ubicaciones disponibles en depósitos y almacenes en el sector de logística.

Si se analiza el sector industrial, un claro beneficio que ofrece la tecnología IoT es el mantenimiento preventivo de equipos y máquinas en las plantas industriales; o el incremento de la seguridad en las fábricas y en los espacios públicos.

En el sector agrícola permite monitorear las distintas variables para mejorar la calidad y sustentabilidad de los cultivos agrícolas y la producción almacenada. También para el área de salud ofrece innumerables beneficios como por ejemplo el control remoto de pacientes. 

En la industria manufacturera, el hecho de integrar todos estos datos, hace posible mejorar el mantenimiento predictivo (prever y prevenir fallas), gestionar la calidad y avanzar hacia la fabricación sin defectos. De esta forma IoT da lugar a una nueva era de análisis procesable y monitoreo de fabricación.

En el ambiente fabril, esta tecnología también puede mejorar la trazabilidad (rastrear y controlar la actividad de manera simple y ágil) y el manejo del inventario, optimizar la programación, reducir el tiempo de inactividad, mejorar la ejecución y reducir los consumos energéticos.

Con estas soluciones las compañías pueden rastrear los flujos de trabajo en las operaciones de la planta en todos los centros de producción, obtener información en tiempo real y ahorrar un tiempo precioso.

Con IoT las empresas obtienen datos de distintas instancias del circuito operativo, desde la producción hasta el proceso de entrega al cliente. Con estas soluciones las compañías pueden rastrear los flujos de trabajo en las operaciones de la planta en todos los centros de producción, obtener información en tiempo real y ahorrar un tiempo precioso. Estos aportes en definitiva colaboran para mejorar la calidad de la producción y para incrementar el rendimiento.

Muchas empresas intensivas en activos que operan en las industrias de fabricación, energía, transporte, agricultura y servicios públicos están trabajando en proyectos de IoT que conectan miles de millones de dispositivos y brindan valor para análisis predictivos de calidad y mantenimiento, monitoreo de condición de activos y optimización de procesos.

Obviamente, la posibilidad de visibilizar los procesos de un extremo a otro no se limita al ámbito fabril; también es aplicable a desarrollos como los de ciudades y aeropuertos inteligentes, y también como decíamos a la agricultura y la logística.

En todos estos campos IoT facilita un aumento de la eficiencia, haciendo posible un mayor intercambio de conocimientos para el trabajo colaborativo. Desde Telecom podemos acompañar a las organizaciones para aprovechar este enfoque de principio a fin.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia