En Chile, se espera que el ritmo de crecimiento del 5G sea similar al de la migración al 4G

En diciembre de 2021, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, anunció que dos de los principales operadores de telecomunicaciones del país comenzarían a ofrecer servicios 5G y brindarían planes comerciales con dispositivos compatibles, convirtiendo a Chile en el primer país de América Latina en desplegar esta infraestructura a nivel nacional.

Con unas 400 antenas iniciales en 33 municipios ofreciendo el servicio, el 5G está oficialmente en Chile. WOM ha anunciado planes para lanzar el 5G en el primer trimestre del año, mientras que Claro ha dicho que planea centrar sus planes de 5G en las empresas, el sector minero y la educación antes de ofrecerlo al público en general.

Según el programa del gobierno, las empresas que ganaron las licencias 5G (Movistar, Entel y WOM), deben dar cobertura al 90% del país con un total de 9.000 antenas en los próximos tres años, proporcionando banda ancha móvil de alta velocidad a 366 municipios por primera vez.

Pero el 5G no se trata solo de mayores velocidades para los usuarios cotidianos, sino de beneficiar a diferentes segmentos de la economía y muchas industrias, en particular la minera. También se están realizando pruebas para poder aprovechar el IoT.

De acuerdo con IDC, se prevé que las conexiones 5G en todo el mundo crezcan a una tasa de crecimiento anual compuesta (CAGR) del 93,3% entre 2021 y 2025, alcanzando los 4.500 millones de dispositivos.

En Chile, se espera que el ritmo de crecimiento del 5G sea similar al de la migración al 4G. En un período de seis años, el número de teléfonos 4G pasó del 21% del total de teléfonos en 2015, al 92% del total en 2021.

Dado que Chile ya tiene una de las tasas de penetración de teléfonos móviles más altas de América Latina, con un promedio de dos teléfonos por persona, es poco probable que el número total de teléfonos siga creciendo; y aunque la gente se cambiará a teléfonos 5G, se espera que el mayor crecimiento provenga de la demanda de IoT industrial.

Por ello, en IDC pronostica que este mercado crezca a un CAGR del 23% en términos de conectividad y del 26,5% en software de 2021 a 2025.

La principal ventaja del 5G es la menor latencia, o la mayor velocidad de respuesta de la red. A corto plazo, en IDC esperamos que el 5G se utilice inicialmente para la supervisión de vehículos, la agricultura inteligente y la supervisión de la seguridad, así como para la transmisión de vídeo 4K y 8K y videojuegos.

Por José Ignacio Díaz, Analista Senior de Telecomunicaciones de IDC Chile

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

Globant lanza Robotics Studio

“Este Studio se enfoca en la selección, integración, y personalización de robots dentro de plataformas requeridas y unificadas para desarrollar sistemas robóticos autónomos”, explicó Diego Tartara, de Globant.
Leer más

Llega la tercera edición de BVS Media Connect

Algunas de las temáticas que serán abordadas por los especialistas durante el evento incluyen: la IA en un flujo de trabajo; la producción remota, playout en la nube y flujo IP y la nueva forma de distribución de video en remplazo del satélite, entre otras.
Total
0
Share