Tecnología

viernes, 04 de septiembre de 2020 | 5:00 am

El trabajo de los departamentos de TI fue crucial para lograr mantener a flote los negocios

El 24% de los encuestados dijo que su compañía no tenía un plan de continuidad empresarial que contemplara trabajar desde casa y cree que el rápido cambio hacia esta modalidad ha acelerado la transformación digital de su organización en 6 meses.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Argentina)

El 2020 ha demostrado ser un año desafiante para todas las áreas de los negocios, pero sin dudas los departamentos de TI se han convertido en protagonistas fundamentales, tomando el poder de la tecnología para apoyar a las compañías y garantizar que sus operaciones continúen funcionando eficientemente de manera totalmente remota. En este contexto, desde Citrix Systems llevaron a cabo “Digital Shock”, un estudio que revela cómo es la experiencia de los tomadores de decisiones de TI durante el aislamiento social en Argentina.

De acuerdo con los resultados de la investigación, desde el impacto de Covid-19 los responsables de TI informan que un promedio del 69% de la fuerza laboral de su organización que ahora trabaja desde casa utiliza dispositivos personales en lugar de corporativos. A su vez, casi una cuarta parte de los encuestados dijo que su compañía no tenía un plan de continuidad empresarial que contemplara trabajar desde casa para la mayoría de la fuerza laboral (24%), y el 28% cree que el rápido cambio hacia esta modalidad ha acelerado la transformación digital/de TI de su organización en 6 meses.

El trabajo de los departamentos de TI en Argentina fue crucial para lograr mantener a flote los negocios, garantizar la continuidad de las operaciones, y entregar una buena experiencia de trabajo segura a la totalidad del staff. Sin embargo, para lograr estas metas, tanto los responsables de TI, como los empleados, se enfrentaron a diferentes obstáculos.

Más de dos tercios de los responsables de TI calificaron la experiencia de su organización de trasladar rápidamente a la mayoría de la fuerza laboral al trabajo desde casa como un desafío (67%). El reto que identificaron como más importante fue la disponibilidad de hardware de TI, seguido por software de TI, falta de formación de los empleados y cultura corporativa, en ese orden.

Más de la mitad de los responsables de TI informan problemas de ancho de banda en el hogar que hacen que los empleados abandonen las llamadas y las reuniones de video (55%), así como falta de ancho de banda de WiFi en el hogar para permitir que varios miembros de la familia trabajen en línea al mismo tiempo (54%).

A su vez, un 36% reportó que los empleados experimentan fatiga del canal de comunicación, usuarios que luchan por aprender nuevas tecnologías (es decir, Skype, Slack) y cambiar entre ellas constantemente. Un mismo porcentaje indicó que los empleados tienen que esperar mucho más para recibir soporte técnico, ya que la capacidad de los equipos de TI está al límite.

El 42% reportó que uno de los principales problemas era el de la velocidad de respuesta requerida para permitir el trabajo masivo simultáneo desde casa. Esto fue seguido por el error del usuario/falta de conocimiento de los empleados sobre cómo utilizar o implementar la tecnología (34%) y la desconexión no programada de VPN (33%).

La experiencia vivida durante estos meses de trabajo remoto impulsó a las organizaciones en Argentina a transitar una aceleración digital forzada que en muchos casos no había sido adoptada aún. Esta realidad ha marcado un antes y un después, no solo en cómo será el mundo de los negocios post-pandemia, sino también en el rol que cumple el TI dentro de la compañía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia