La virtualización de la eficiencia

Una mirada a una típica sala de tecnologías de información o cuarto de telecomunicaciones a menudo revela un desorden abrumador de cables, cajas y equipos de red de diversa complejidad, costo y antigüedad. Este desorden presenta múltiples puntos de fallas en la red, una falta de agilidad y requiere un alto grado de especialización para su gestión y mantenimiento, lo que conlleva importantes gastos de capital y de operación.

Muchos proveedores de servicios y empresas de telecomunicaciones están investigando la forma de adoptar la Virtualización de Funciones de Red (NFV) para resolver estos problemas, mediante la sustitución de múltiples dispositivos especializados basados en hardware por funciones de red virtualizadas que se ejecutan con hardware común y compartido. Esto permite obtener el mejor rendimiento posible de sus redes.

Un estudio realizado por TBR reveló que la virtualización del borde de la red se convertirá en una tendencia dominante en los próximos dos años, para 2023, se espera que sea un mercado global de $95.000 millones. Con los objetivos comerciales que cambian como resultado de la pandemia, los operadores de redes están encontrando ventajas adicionales a la virtualización, incluyendo la gestión y el mantenimiento remoto, y un mayor acceso a los datos de la red.

A pesar de este creciente mercado mundial, algunos proveedores de América Latina se abstienen, alegando el costo y la complejidad que implica la virtualización, una mentalidad que debe cambiar si los operadores de redes desean continuar siendo competitivos. La virtualización de las funciones de red les proporciona a los operadores las herramientas necesarias para medir el rendimiento de sus redes, reducir la complejidad y el desorden, preparar el camino para la automatización inteligente y sustituir los procesos manuales propensos a errores asociados al equipo heredado.

Los beneficios de la virtualización se extienden mucho más allá de una sala TI más estética. Para alcanzar su pleno potencial, la virtualización le debe permitir a los operadores aprovechar las ventajas de la automatización de la red. Sin la automatización, los beneficios asociados a la virtualización son limitados. Aunque una empresa puede ahorrar energía eléctrica y espacio mediante la virtualización, cada función de red individual aun tendrá que ser configurada manualmente como si todavía hubiera varios dispositivos físicos.

Una vez que las funciones de la red se virtualicen y se automaticen de manera inteligente, toda la solución de problemas, el mantenimiento y el encadenamiento de servicios se podrán llevar a cabo remotamente, aparte de la instalación inicial. La combinación de la virtualización y la automatización le permite a un técnico evitar los costos y el tiempo perdido que implica el desplazamiento físico a cada sitio remoto para instalar funciones de red adicionales o sustituir las funciones existentes.

Para muchas empresas, proveedores de servicios e incluso algunos vendedores, la virtualización se puede convertir rápidamente en un proceso bastante oneroso, la razón principal por la que muchos suelen posponer o retrasar sus esfuerzos de virtualización. La incorporación y despliegue de la virtualización de funciones de red de una nueva arquitectura basada en el software implica nuevos conjuntos de habilidades de diseño, gestión y mantenimiento de la red, así como también procedimientos de operación.

Los proveedores de América Latina le prestan mucha atención a cuánto y en qué invertir. Aunque esto puede tener sentido en algunos sectores, en el mundo de las redes esta aversión a incurrir en costos que los proveedores pueden considerar como innecesarios obstaculiza el rendimiento futuro de las redes. La virtualización es mucho más rentable a largo plazo.

Un estudio de Ciena reveló que los ingresos por servicios aumentaron hasta un 20% y los gastos de operación disminuyeron un 80% en cinco años después de que se virtualizaron las funciones de red. Una buena solución de virtualización es abierta, para que los componentes se pueden mezclar y acoplar entre los proveedores y escalar fácilmente en función de las necesidades. Un ecosistema de proveedores abierto también desencadena una cadena de suministro de proveedores más amplia y segura.

La virtualización desempeñará un papel importante en las redes del futuro. Le abrirá la puerta a la automatización, la elección, el análisis a pedido, la reducción significativa de los gastos de capital y operativos, así como también reducciones en energía eléctrica y espacios. La virtualización reduce el tiempo de comercialización y el tiempo de retorno de la inversión, permitiéndole a los operadores hacer más con menos mediante un rápido lanzamiento de servicios y nuevas aplicaciones que se pueden llevar a cabo remotamente. Esto contrasta directamente con los dispositivos de la red física. Con la orientación adecuada y un proveedor con suficiente experiencia, la trayectoria de la virtualización no sólo es manejable, sino que vale la pena.

Por Vinicius Santos, Asesor de Soluciones de Portafolio de Ciena

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

Globant lanza Robotics Studio

“Este Studio se enfoca en la selección, integración, y personalización de robots dentro de plataformas requeridas y unificadas para desarrollar sistemas robóticos autónomos”, explicó Diego Tartara, de Globant.
Leer más

Llega la tercera edición de BVS Media Connect

Algunas de las temáticas que serán abordadas por los especialistas durante el evento incluyen: la IA en un flujo de trabajo; la producción remota, playout en la nube y flujo IP y la nueva forma de distribución de video en remplazo del satélite, entre otras.
Total
0
Share