Economia

miércoles, 10 de noviembre de 2021 | 12:02 am

La batalla contra el efectivo empieza a mostrar resultados

Según Prisma, en el primer trimestre del año, el monto de pagos con tarjeta de débito fue muy similar al monto de efectivo que se extrajo en cajeros (48,3% vs. 48,5%).

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Latinoamérica )

El crecimiento de los pagos digitales ya es a esta altura innegable, la pandemia aceleró tendencias que ya estaban en movimiento y, poco a poco, la batalla contra el efectivo empieza a mostrar resultados. Según el Banco Central, en 2020 se hicieron 222 operaciones electrónicas de pago por cada 100 extracciones de efectivo, un 19% más que en 2019.

Según Prisma, en el primer trimestre del año, el monto de pagos con tarjeta de débito fue muy similar al monto de efectivo que se extrajo en cajeros, 48,3% vs. 48,5%. En el mismo periodo de 2020, la diferencia era mayor, 51,8% del volumen se extrajo en cajeros y 43,7% se utilizó directamente para pagar.

Cualquier otro índice observado muestra una tendencia similar. El crecimiento del ecommerce, la canalización de ayuda social a través de medios electrónicos y la necesidad de reducir el contacto en las compras presenciales, hicieron que en Argentina y América Latina, aumenten mucho los pagos digitales.

La activación de cualquier medio de pago requiere una identificación correcta y segura. Una de las innovaciones que marcaron la diferencia para la aparición de fintechs, es el onboarding digital. La identificación electrónica de personas para abrir una cuenta de manera remota fue una solución imprescindible durante la pandemia.

Cuando pagamos con una tarjeta física o una billetera digital asociada a una tarjeta, el comercio envía los datos de la transacción al procesador, que a su vez pide autorización a la entidad emisora, generalmente un banco. En ese proceso deben cumplirse los requisitos de autenticación, autorización, confidencialidad, integridad y disponibilidad, establecidos por la autoridad regulatoria.

Durante los últimos años se ha desarrollado y consolidado un gran abanico de soluciones de pago. Al tradicional “swipe” de la banda de la tarjeta se agregaron el chip NFC, que también es la base para los pagos contactless, los códigos QR y los links de pago.

Del otro lado del mostrador, también se produjeron muchos cambios. Al tradicional POS (Point of Sale) se sumaron los mPOS (dispositivos conectados a teléfonos móviles), y últimamente también la tecnología Tap To Phone, el software que convierte a un smartphone en una terminal de pagos.

“Nosotros desarrollamos la tecnología que garantiza que las transacciones sean seguras, rápidas y eficientes. Y nuestro propósito es agregar valor para ofrecerle cada vez más opciones a cada uno de los actores involucrados en un pago”, explica Raúl Oyarzun, cofundador y CTO de Geopagos.

Fuente: Geopagos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia