Tecnología

martes, 06 de agosto de 2019 | 7:50 am

El lanzamiento de la red 5G y la ampliación de la computación en el borde de la red

La transición a la red 5G presentará nuevas oportunidades para muchas industrias durante los próximos años, especialmente en las áreas de la Internet de las Cosas y la computación en el borde de la red.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

Por Ricardo Duque, Vicepresidente de Estrategias de Canales de Vertiv para las Américas.

La generación actual de tecnología inalámbrica (4G) fue el impulso que las compañías de teléfonos inteligentes necesitaron hace algunos años para poner más aplicaciones en las palmas de nuestras manos. De manera similar, la transición a la red 5G presentará nuevas oportunidades para muchas industrias durante los próximos años, especialmente en las áreas de la Internet de las Cosas y la computación en el borde de la red.

Antes de la red 5G, la IoT estaba siendo diseñada para todo con una dirección IP. Dentro de la arquitectura que permite el uso de la IoT, los datos son recogidos por un sensor y en muchos casos son enviados a la nube para ser analizados y adoptar medidas adicionales, debido a que se transfieren muchos datos innecesarios, el proceso consume ancho de banda y frena los tiempos de respuesta. Para reducir este problema de latencia, se estableció la computación en el borde de la red.

La computación en el borde de la red es un modelo de computación distribuida que ofrece computación y almacenamiento de datos más cerca del usuario final. Con el fin de ofrecer mejores experiencias, servicios más personalizados y tiempos de respuesta más rápidos, muchas compañías deberán mejorar considerablemente su infraestructura para adaptarse a la red 5G y dar servicio a los clientes en el borde de la red. Además, la conversión cambiará de forma significativa las necesidades de infraestructura de misión crítica y creará oportunidades para los socios.

La red 5G puede ser de gran ayuda para los socios, pero dependerá de qué tan bien puedan estos socios aceptar las redes 5G de los clientes. Estas redes solo tendrán tanta capacidad como las normas con que han sido construidas y los socios deberán estar a la cabeza de la transformación 5G con el fin de apoyar a los primeros que la adopten como las instituciones financieras y los operadores de teléfonos inteligentes, que están entre los usuarios iniciales de las tecnologías en el borde de la red.

Todos los que adopten la red 5G tendrán necesidades similares. Los clientes necesitarán socios que les ayuden con la infraestructura, incluida la potencia. De acuerdo con un informe de 451 Research realizado por encargo de Vertiv, la mayoría de los responsables de la toma de decisiones en el sector tecnológico de operadores de telecomunicaciones creen que la red 5G duplicará/triplicará la demanda de potencia, lo cual ocasionará un aumento correspondiente en el consumo energético.

Lógicamente, se necesitarán más unidades UPS de todos los tamaños para ofrecer energía de respaldo adicional y más baterías de apoyo. Esto aumentará la necesidad de un mayor gerenciamiento térmico para enfriar todo el calor adicional generado. Para mantener este equipo, se necesitarán más racks, hacer frente a algunos problemas de conectividad y un socio experto que pueda agrupar todo.

Los usuarios finales con sitios en el borde de la red necesitarán trabajar con un socio experimentado para una auditoría inicial con el fin de determinar el estado actual de sus sitios. Esta evaluación debería abarcar la etapa de diseño, las capacidades actuales, la conectividad con los sitios globales, las distancias hasta los sitios del núcleo, los distintos equipos en los diferentes sitios y otros factores. Este conocimiento contribuirá a formular una estrategia para optimizar estos sitios en el borde de la red y las capacidades potenciales de la red 5G, así como gestionar el consumo energético y los costos.

A medida que las redes se vuelven más distribuidas en cientos o incluso miles de sitios, los costos energéticos son, sin duda, una de las principales preocupaciones para los operadores. Al comprender que no hay una relación lineal entre el consumo energético y las capacidades, los socios deberán ser capaces de ofrecer productos diferentes para las diferentes necesidades con el fin de ayudar a los usuarios finales a optimizar sus sitios.

Los experimentados proveedores de soluciones pueden ayudar a gestionar los costos energéticos y los costos operativos por medio de un diseño inteligente y productos y servicios inteligentes y eficientes, los mejores socios contarán con toda una gama de soluciones y acceso a las diferentes carteras para ayudar a los clientes desde el diseño hasta la implementación y la operación. Las soluciones específicas cambiarán según las regiones y el tamaño de la instalación, pero la mejora del consumo energético deberá ser un efecto constante.

De acuerdo con Gartner y otros analistas de la industria, el consumo de datos aumentará entre un 40% y un 50% año tras año. Con esta cantidad de consumo, la latencia se convierte en un problema serio. Cada vez más, los datos necesitarán ser almacenados más cerca del usuario final.

Los sistemas de TI necesarios para hacer esto una realidad deberán ser confiables, potentes, capaces de una transmisión de datos de baja latencia y suficientemente pequeños para el montaje en postes de luz o el almacenamiento en gabinetes omnipresentes. Esta lista presenta un desafío importante de infraestructura y requiere una protección del suministro, un gerenciamiento térmico y más importante aún, capacidades de servicio, gestión y supervisión a distancia. El microborde estará conectado en red no solo con los recursos locales, sino también con los centros de datos y las instalaciones en la nube alrededor del mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia