“Si los bancos juegan bien, ofrecerán un valor mucho mayor a los clientes”

En 2022, la recesión y la incertidumbre económica mundial enfriaron esta realidad y las valoraciones de las empresas de tecnología financiera se redujeron significativamente. Ahora deben ser más racionales y creativas, pensar cuidadosamente en cómo gastar el dinero y elegir qué productos construir, utilizando otros proveedores con los que puedan complementar sus productos e integrando soluciones.  

Esto nos lleva a las principales tendencias que hemos visto el último tiempo: la banca como servicio, las finanzas integradas y las finanzas abiertas, todas ellas interrelacionadas.

El concepto de banca como servicio descompone el modelo tradicional en piezas más pequeñas con una funcionalidad específica. Por lo general, los consumidores no comprenden lo que subyace a los servicios bancarios; pero la lista de servicios interconectados es larga. 

El problema es que es difícil ajustar, empaquetar de forma flexible y personalizar los servicios para un cliente, a menos que se desglosen. La banca como servicio consiste justamente en descomponer y modular los servicios bancarios en pequeños bloques.

Esto cambia el enfoque: desde el punto de vista tecnológico no es muy diferente, pero sí lo es desde el punto de vista de la implementación. Debería ser fácil para los ingenieros integrar las API de banca como servicio para crear servicios financieros en los journeys de los clientes. 

Es importante centrarse en facilitar la funcionalidad del front-end, pero también garantizar que todos los procesos de back-office se realicen sin problemas. Eso son las finanzas integradas y cada vez son más comunes.

Respecto al concepto de banca abierta, hace unos cinco o siete años, cuando todo el mundo hablaba de fintech, la pregunta era si los grandes bancos temerían un ecosistema de banca abierta, ¿perderían la conexión con el cliente? Hemos visto que esto no ocurre.

Si los bancos juegan bien, todo el panorama de los servicios financieros ofrecerá un valor mucho mayor a los clientes. Y las instituciones que tienen éxito en el espacio de la banca abierta se benefician significativamente.

Finalmente, seguimos viendo muchos impulsores de la tecnología; sobre todo en Data, Analytics y Cloud. Se invierte mucho en la modernización de infraestructuras y en la creación de capacidades para ser más fuertes, más inteligentes y más orientadas a los datos. Lo mismo ocurre con la nube: tener una infraestructura mucho más flexible mejora la capacidad de ofrecer nuevas soluciones de software a los clientes con mayor rapidez.

Proyecciones para 2023

Vivimos en una época interesante y llena de retos. En los últimos 10 años, los mercados crecían, el dinero era barato y la inflación, baja. Ahora, estamos entrando en una fase más desafiante desde el punto de vista financiero. La inflación es alta, los tipos de interés suben y el crédito se encarece a medida que los bancos centrales intentan luchar contra la inflación. 

Estamos en plena transición a nivel global. Esperamos que esta restricción financiera no sea una crisis, porque las autoridades y los reguladores han aprendido de experiencias pasadas. Será interesante ver cómo la tecnología financiera y el segmento de los pagos pivotan para ayudar a quienes tienen dificultades. Asimismo, las instituciones que conceden créditos deben ser responsables e inteligentes; conceder créditos con criterio sin sobrecargar a los clientes con intereses elevados.

Confiar en la información para ayudar a las personas a navegar por este difícil periodo será la mayor tendencia. Por ejemplo, las empresas de gestión de inversiones tendrán que competir con tipos más altos en las cuentas de depósito. Habrá más competencia entre las empresas que invierten, más demanda de inteligencia, y todo ello impulsado por el análisis de datos para los prestamistas.

Por Alexei Utkin, VP Finance Practice en DataArt

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

Las NIS es un avance crucial hacia una economía más sostenible

En un hito significativo para la sostenibilidad empresarial en México, el Consejo de Normas de Información Financiera (CINIF) ha presentado las nuevas Normas de Información de Sostenibilidad (NIS). Estas normativas, que entrarán en vigor en enero de 2025, alineándose con los Objetivos de Desarrollo de la Agenda 2030.
Leer más

Los envíos de dinero al extranjero aumentaron 52,8%

"El volumen de dinero transaccionado en las remesas personales y los envíos de empresas a través de Global66 es solo un reflejo de nuestra creciente interconexión global y es también un testimonio de la confianza en soluciones financieras digitales que ofrecen seguridad, rapidez y transparencia”.
Leer más

La vinculación tecnológica como motor de la economía

"Se reunirán expertos de todo el país para generar propuestas y soluciones a través de la vinculación tecnológica no sólo beneficia al crecimiento y consolidación del conocimiento, sino que promueve la ciencia y la tecnología como motores del desarrollo económico.
Total
0
Share