Tecnología

martes, 18 de febrero de 2020 | 7:00 am

La Inteligencia Artificial ha incrementado el nivel de sofisticación de los ataques

Conforme la nueva tecnología evoluciona, los cibercriminales ven nuevas oportunidades para atacar a los usuarios, ya sea por medio de abusar dispositivos hackeados para crear una red de bots, o desmantelando sitios e infraestructuras de servidores importantes.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional )

Por Michal Penchoucek, Chief Technology Officer para Avast

La Inteligencia Artificial dominó las noticias en 2019, si bien la tecnología ha traído muchos beneficios, también ha cambiado el panorama de la ciberseguridad, creando nuevas amenazas y provocando cambios sociales que requieren consideración. Estas son algunas de las predicciones y más grandes retos a considerar sobre los avances de la Inteligencia Artificial en la siguiente década.

Conforme la nueva tecnología evoluciona, nuestras vidas se vuelven más convenientes, pero los cibercriminales también ven nuevas oportunidades para atacar a los usuarios. Ya sea por medio de abusar dispositivos hackeados para crear una red de bots, o desmantelando sitios e infraestructuras de servidores importantes, mantenerse un paso adelante de los criminales es la prioridad de los proveedores de seguridad. La Inteligencia Artificial ha incrementado el nivel de sofisticación de los ataques, volviéndolos cada vez más impredecibles y difíciles de mitigar.

A su vez, la IA ha reducido la mano de obra necesaria para llevar a cabo un ciberataque. A diferencia de desarrollar un malware codificándolo manualmente, el proceso se ha vuelto cada vez más automatizado, reduciendo el tiempo, esfuerzo y costo que se invierte en estos ataques. Dando como resultado que los ataques sean más sistemáticos y puedan ser llevados a cabo en una escala mayor.

Estamos en una era de fakenews, desinformación y deepfakes, y la Inteligencia Artificial ha hecho que sea aún más fácil crear y difundir información falsa o engañosa. Este problema es exacerbado por el hecho de que cada vez consumimos más información en cámaras de eco digitales, provocando que acceder a información imparcial sea cada vez más difícil.

Para poder combatir la amenaza de la IA antagónica, esperamos que haya colaboraciones cada vez más grandes entre compañías de tecnología e instituciones académicas. Esto es precisamente por lo que Avast se ha asociado con la Universidad Tecnológica Checa (CTU) en Praga. Los datos de amenazas de Avast cuentan con información de más de 400 millones de dispositivos alrededor del mundo y han sido combinados con el estudio de amenazas complejas y evasivas de la CTU para prevenir e inhibir ataques de cibercriminales. Las metas del laboratorio incluyen publicar información de investigaciones innovadoras en este campo para mejorar el motor de detección de malware de Avast, incluyendo sus algoritmos de detección basados en Inteligencia Artificial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia