Internet satelital, la clave que ayuda a reducir la desigualdad digital en México

En México existen un total de 80.6 millones de usuarios de internet, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) Si bien es una cifra alta, el país vive en un panorama de desigualdad en cuanto a conectividad se refiere, mientras que en la zonas urbanas el 76.6% de la población es usuaria de internet, en las zonas rurales ese porcentaje desciende hasta el 47.7%.

Desde la perspectiva de Viasat, una de las razones de esta desigualdad es la evolución y expansión de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) y su limitación de solo poder llegar a más áreas desarrolladas. Esto contribuye a un rezago importante de beneficios económicos y sociales que se derivan de esa innovación para las personas ubicadas en zonas marginadas y de difícil acceso.

De hecho, The Competitive Intelligence Unit señala que existen entidades con un alto nivel de disponibilidad y acceso a las TIC como Ciudad de México y Nuevo León, con 6.99 y 6.56 puntos en el índice IDT, mientras que otras como Chiapas (3.18) y Oaxaca (3.63) presentan un rezago notable.

Es decir, si bien existe un crecimiento en cuanto a acceso a internet en el país, como lo muestra el crecimiento de la población conectada del 65.8% al 70.1% entre 2019 y 2020, aún hay un largo camino por recorrer para garantizar el acceso a la red a más personas. Por lo tanto, ayudar a reducir la desigualdad digital en todo el país es una prioridad máxima considerando que la conectividad crea una mayor inclusión económica y educativa.

Por su parte, en el sector educativo, el acceso a Internet juega un papel fundamental ya que es esencial para ayudar a los estudiantes a permanecer ininterrumpidos en su plan de estudios y, al mismo tiempo, ayudarlos a adquirir las habilidades para los trabajos del futuro, un informe de Movimiento STEM prevé que para el año 2030, el 80% de los empleos de mayor demanda en la actualidad serán reemplazados por carreras del sector tecnológico.

Sin infraestructura necesaria y acceso a internet, la educación y formación en diversas profesiones para niños y jóvenes ubicados en zonas que carecen de acceso a este tipo de herramientas digitales los pone en desventaja. La colaboración entre los sectores público y privado es necesaria para ayudar a impulsar la adopción de la conectividad.

Fuente: Viasat

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

¿Por qué la Bioarquitectura es cada vez más importante?

Abrieron la inscripción para la Diplomatura en Bioarquitectura (virtual-asincrónica), orientada a profesionales -arquitectas y arquitectos – que les interese capacitarse en el diseño bioclimático, y en el desarrollo de proyectos constructivos que apliquen principios naturales y sustentables.
Total
0
Share