Los datos son el nuevo petróleo: cómo convertirlos en negocios tangibles

Según datos de Market Research Future, se proyecta que la industria del mercado de análisis de datos crecerá de US$ 7000 millones en 2023 a US$ 303.400 millones en 2030, por lo que podemos decir que la revolución de los datos recién comienza.

El consumidor de hoy cambió. Con más información al alcance de la mano, los compradores se vuelven más exigentes y demandan una experiencia de compra distinta. A la vez, del lado de las empresas, la digitalización permite conocer mejor quién está del otro lado y convertir a cada consulta en un dato.

¿Quién compró? ¿A qué hora? ¿Por qué canal llegó? ¿Qué buscaba? Todas esas respuestas permiten crear almacenes de información, denominados data warehouse, que serán la clave para volver más eficientes los negocios, gracias a la inteligencia artificial (IA).

El dato mata relato, y la IA permite procesar esa información y sacar conclusiones: medir y analizar las decisiones que antes eran guiadas por la intuición. Estos nuevos y enormes caudales de información que manejamos nos permiten interpretar qué está pasando en nuestro negocio, cuánto falta para llegar a un objetivo y qué plan de acción hay que implementar.

Por eso hoy decimos que los datos son el nuevo petróleo para las compañías. Según datos de Market Research Future, se proyecta que la industria del mercado de análisis de datos crecerá de US$ 7000 millones en 2023 a US$ 303.400 millones en 2030, por lo que podemos decir que la revolución de los datos recién comienza.

Un problema muy común a la hora de enfrentarse a los datos es son tantos que pueden abrumar, o terminar distrayéndonos del foco que busca la compañía. Según una investigación de Oracle en conjunto con Seth Stephens-Davidowitz, el 97% de los empresarios quiere ayuda de los datos, pero el 72% admite que el gran volumen de datos y su falta de confianza en ellos les impiden tomar decisiones.

Para atender a estas nuevas demandas de venta, Moure explica que hay que lograr que las operaciones sucedan cada vez más por causalidad que por casualidad. Contar con información no va a reemplazar al talento de un vendedor, pero sí va a lograr que esa persona atienda a sus clientes con más precisión.

Para mantenerse vigente en el mundo corporativo, en las empresas se habla de dos conceptos clave: upskilling y reskilling, es decir, la capacidad de aprender y reaprender constantemente para mantenerse actualizado frente a un escenario de cambio constante.

Estar informado sobre IA y datos, por lo tanto, se vuelve material obligatorio para cualquier profesional, sin importar su área de trabajo: estas nuevas tecnologías cruzan sectores. “La forma de trabajo de hoy te exige 10 veces más. La capacidad para adaptarse continuamente al cambio se volvió una realidad.

Fuente: Redoo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Noticias relacionadas
Leer más

Se crean 328,77 millones de terabytes de datos al día

Lo que toda empresa debe entender es que un dato en sí mismo no ayuda en nada. Lo que importa es darles un sentido para crear información y conocimiento. Un proceso que tiene un ciclo de vida”, explica al respecto Gaston Gugliotta, Gerente General Streambe.
Total
0
Share