“Es necesario maximizar el valor de la IA en las organizaciones”

“No nos equivoquemos, la capacidad de adaptarse al cambio será un beneficio significativo para las personas y sus empleadores en los próximos años”, Bayeux de Degreed

Todos los líderes empresariales participan en una carrera para maximizar el valor y el impacto de la IA en sus organizaciones. Como en cualquier carrera, contar con el equipo adecuado (en este caso, las habilidades) marcará la diferencia en el éxito, además de mejorar drásticamente la experiencia de la propia carrera.

Pero no todas las habilidades son iguales en la era de la IA, ni tampoco lo son las personas que las aprenden. Según McKinsey, se dividen en tres grupos diferentes: los “tomadores”, las personas que utilizan la IA; los “formadores”, los que integran la IA; y los “creadores”, los que crean la IA.

“La tecnología del aprendizaje no es un paradigma monolítico, de talla única. Su necesidad de mejorar las competencias depende de cómo se utilice. Por ejemplo, un gestor de proyectos y un desarrollador front-end pueden tener algunas habilidades que se solapan, pero el núcleo de lo que necesitan saber varía mucho. Por lo tanto, cada grupo necesita un plan de aprendizaje independiente, ya que sus necesidades de mejora de competencias son muy diferentes”, afirma Annee Bayeux, Chief Learning Strategist de Degreed.

A continuación, Annee comparte consejos sobre cómo desarrollar habilidades de IA para el futuro. Los aprendices permanentes prosperan en la era de la IA: “No nos equivoquemos, la capacidad de adaptarse al cambio será un beneficio significativo para las personas y sus empleadores en los próximos años. La tecnología avanza a un ritmo exponencial, con una adopción de la tecnología que se reduce de años a meses”

La tecnología está superando a la capacidad de la humanidad para mejorar las competencias a tiempo, lo que significa que las carencias de competencias no harán sino aumentar. Sin embargo, en lugar de darse por vencido, ser más específico en la mejora y renovación de las cualificaciones le permitirá desarrollar las competencias de la mano de obra que necesita ahora para implantar la IA y en un futuro próximo (1-5 años) en función de sus objetivos y estrategia empresariales.

En cuanto a los tipos de oportunidades de aprendizaje que deben ofrecerse, existen tres opciones en la mayoría de las organizaciones: 1) Formación básica: aprendizaje basado en el cumplimiento, como la formación en ciberseguridad y protección de datos; 2) Aprendizaje cotidiano: aprendizaje al que las personas se dedican con regularidad en el momento en que lo necesitan o cuando desean aprender continuamente y aumentar sus competencias. 3) Desarrollo de competencias específicas: Programas que desarrollan las competencias esenciales que su empresa necesitará para cumplir sus estrategias en un futuro próximo.

Crear una cultura de aprendizaje de la IA: “Incluir el aprendizaje en el trabajo es un cambio cultural importante que debe producirse para que los trabajadores se sientan capacitados y motivados para aprender continuamente. Una vez más, una variedad de recursos de aprendizaje puede ayudar a las personas a mejorar sus habilidades de forma regular.

Los días dedicados al aprendizaje de la IA y las inmersiones funcionales en profundidad también pueden ayudar a mejorar el conocimiento de la IA en un grupo. Reconocer el aprendizaje en un OKR (objetivos y resultados clave) también puede ayudar a demostrar que el desarrollo de sus habilidades es una responsabilidad fundamental de la función y no sólo una tarea que cumplir.

Fuente: Degreed

Noticias relacionadas
Leer más

APER y el CID-UBA fortalecen liderazgo en tecnología eCommerce

“Esto no solo trae innovación y un salto cualitativo en nuestras plataformas de comercio electrónico, sino que también beneficia directamente a nuestros clientes, quienes podrán aprovechar soluciones más avanzadas, eficientes y personalizadas”, comenta Hernan Marino, CEO de Aper.
Total
0
Share