Tag Archive: Big Data

  1. Se está llevando a cabo el Digital Transformation 2020 Summit

    Leave a Comment

    La tecnología y la innovación continúan revolucionando la forma en cómo las organizaciones hacen negocios e interactúan con sus clientes, colaboradores y proveedores. Grant Thornton lleva a cabo el Digital Transformation 2020 Summit, un evento internacional que presenta los principales retos de la transformación digital y cómo las tecnologías desarrollan nuevos enfoques y modelos de negocio.

    Este evento está dirigido a accionistas, altos funcionarios, directores y gerentes. “La innovación es un componente clave en la estrategia de transformación de los negocios.  De la mano de consultores con mucha experiencia y conocimiento en los procesos de transformación digital, los participantes podrán conocer cómo las tecnologías pueden ayudar al desarrollo de las empresas”, expresa Rubén Castillo, BRS Director de Grant Thornton Guatemala.

    Digital Transformation 2020 Summit cuenta con la participación de líderes de Grant Thornton de diferentes países, como: Luis Pastor, especialista en consultoría de TI e innovación blockchain, en España; Mauricio Castro, responsable de la gestión de TI y la transformación digital, en Brasil; Bruno Baccino, gerente senior de asesoría, en Uruguay; Alejandro Jiménez, gerente de servicios de asesoría, en Costa Rica; e Ignacio de Riva, gerente de BRS, en España; y Ruben Castillo, Director de BRS, en Guatemala.

    Los expertos abordan temas como blockchain, ciberseguridad, data analytics, Big Data, automatización robótica de proceso (RPA), chatbots, entre otros. En el mundo de los negocios de hoy, implementar estas herramientas tecnológicas será un diferenciador estratégico para impulsar el crecimiento sostenido e innovador de las empresas.

  2. Para el 2025 habrá 1.200 millones de conexiones 5G en todo el mundo

    Leave a Comment

    Por Luiz Henrique Zimmermann Felchner, Gerente de Aplicaciones de Furukawa

    No es casualidad la notoriedad que, a nivel global, están teniendo las inversiones y el desarrollo de nuevos servicios y tecnologías de telecomunicaciones. Pensemos, por ejemplo, que sólo el sector móvil representa hoy el 4,5% del PBI mundial, según datos de la GSMA, asociación organizadora del Mobile World Congress (MWC).

    La razón de este escenario es más o menos evidente, nos aproximamos a pasos agigantados a un mundo hiperconectado, en donde las exigencias a la infraestructura de telecomunicaciones serán mucho más demandantes y, a la vez, más determinante para el desempeño de las economías y la mejora del nivel de vida de los ciudadanos.

    Lo anterior tiene que ver, mirando más en detalle, con el desarrollo y consolidación de algunas tendencias tecnológicas, como el Internet de las Cosas, el cloud computing, el big data y la inteligencia artificial, entre muchas otras, las cuales tienen en común el requerir de un canal robusto destinado a soportar un flujo de datos que crece, y seguirá creciendo, en forma exponencial.

    En otras palabras, lo trascendental en el presente y el futuro es la necesidad de los países de contar con una infraestructura digital apta para potenciar un desarrollo económico y social que estará basado en buena medida en la información.

    Para que esto sea posible, se irán conectando a Internet cada día cientos de miles de nuevos dispositivos, máquinas y sensores los cuales incrementarán radicalmente el tráfico sobre las redes, dando vida a la IoT.  Según cifras de Ericsson, para el año 2022 habrá cerca de 18 mil millones de dispositivos conectados a Internet comunicándose entre ellos.

    Sumado en el contexto de esta digitalización, el desarrollo de nuevos servicios online bajo demanda y basados en la nube, más la masificación de los dispositivos móviles, han ido creando nuevos hábitos en los usuarios y consumidores, lo que se manifiesta en el aumento de transacciones electrónicas y, sobre todo, en el crecimiento del tráfico de videos.

    Además del incremento del tráfico de datos por el usuario vamos a tener un incremento por el tráfico entre dispositivos. Aquí es donde emerge el desarrollo de nuevas tecnologías de telecomunicaciones, siendo la 5G (o quinta generación) la más llamativa. Según datos de la GSMA en el último y el pasado Mobile World Congress en Barcelona, donde la tecnología 5G fue uno de los temas principales, se estima que para el año 2025 ya habrá alrededor de 1.200 millones de conexiones de este tipo en todo el mundo.

    Las redes 5G, cuya puesta en funcionamiento se prevé para este año, representará sin duda un salto evolutivo en las telecomunicaciones. Por de pronto, multiplicarán por diez la velocidad de descarga de datos respecto de la tecnología 4G, llegando arriba de los 10 Gigabits por segundo, con una gran disminución en la latencia, punto clave para temas como autos autónomos y sistemas de seguridad.

    La exigencia de este nuevo mundo hiperconectado e inteligente es, entonces, no sólo contar con un mayor ancho de banda y velocidad, sino también de una disminución en la latencia, en este punto es donde emerge con gran fuerza la fibra óptica, considerada como un elemento indispensable para soportar las nuevas necesidades de las empresas, ciudades y países que quieran tomar ventaja en las telecomunicaciones de próxima generación, para beneficio de las personas.

    No es, por lo tanto, exagerado decir que la tecnología 5G tendrá su camino “pavimentado” con fibra óptica. En efecto, la topología de las redes 5G considera, respecto de las redes 4G, una mayor densidad de estaciones radio base por lo que se prevé un mayor uso de la fibra óptica para la conexión de todas las small cells. En una red 4G tenemos una cell para 26 km2, para el 5G ese prevén 60 small cells para 2,5 km2.

  3. Las conexiones de alta velocidad tienen un impacto directo en el desarrollo y crecimiento económico

    Leave a Comment

    Por Diego Martin, Gerente Comercial para Cono Sur de Furukawa Electric Latinoamérica

    Un mundo hiperconectado, con radicales cambios en los modelos de negocios, nuevos patrones culturales y sociales para las personas y una mejor calidad de vida para todos está convirtiéndose, poco a poco, en una realidad en muchas latitudes del planeta.

    Sin embargo, para soportar el volumen de datos que se requerirá con el advenimiento de la Internet de las Cosas (IoT) y las ciudades inteligentes, será necesario que los países sigan fortaleciendo aún más sus redes e infraestructura de telecomunicaciones. Todos los actores de la sociedad deben estar conscientes de la importancia de forjar verdaderas autopistas digitales oportunamente.

    Tecnologías como el Big Data, el Cloud Computing, la movilidad y la inteligencia artificial requieren, junto con la voluntad innovadora de las empresas y Gobiernos, que haya una infraestructura ad hoc, que soporte el crecimiento del tráfico de información con los máximos niveles posibles de capacidad y velocidad.

    La conectividad de alta velocidad es un eje central para la mejora de la productividad en las empresas y el desarrollo económico y social de los países. Existe un claro y estrecho vínculo entre el aumento de las conexiones de alta velocidad y penetración de banda ancha, con el crecimiento del Producto Bruto Interno y otras variables económicas muy relevantes, las cuales han sido extensamente probadas a nivel mundial. Según datos de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), un incremento en un 10% en la penetración de banda ancha incide en un aumento del 1,5% en la productividad.

    Según cifras del académico Raúl Katz, esa misma tasa de aumento de la banda ancha, un 10%, puede impactar en un aumento de 0,16 puntos en el PIB, y en 0,018 puntos en la tasa de ocupación a nivel latinoamericano y en Chile, respectivamente.  De manera que es indiscutible, las conexiones de alta velocidad tienen un impacto directo en el desarrollo y crecimiento económico.

    Este escenario evolutivo y demandante es el que ha motivado una renovación y fortalecimiento de las redes de telecomunicaciones en todo el mundo, un factor estratégico que puede hacer la diferencia entre los países en el futuro cercano.

    En este contexto, se explica el fuerte aumento que está experimentando la fibra óptica a nivel global, debido a que las conexiones tradicionales de cobre no están en condiciones de soportar el crecimiento exponencial del volumen de información que hoy fluye desde todo tipo de dispositivos, sensores, máquinas y objetos conectados a Internet.

    Por otra parte, hay que considerar que el mencionado crecimiento de la fibra óptica se explica tanto por el surgimiento de nuevas tecnologías de acceso, como también por los nuevos hábitos y demandas de los usuarios, tanto personas como empresas. En los últimos años estamos viendo un fuerte aumento de las transacciones electrónicas, de los dispositivos móviles y, especialmente, un crecimiento muy llamativo del flujo de videos, el cual representa por sí solo el mayor volumen del tráfico on-line.

    Esto nos habla de que las nuevas tecnologías y los nuevos hábitos de consumo están impulsando el crecimiento de las infraestructuras basadas en Fibra Óptica, dada su alta capacidad y velocidad.

  4. El 51% de las empresas argentinas ya tiene dificultades para contratar expertos en tecnología

    Leave a Comment

    Por Alejandro Bianchi, Presidente de Liveware IS

    Al comenzar un nuevo año, todas las miradas se centran en qué habrá de nuevo en tecnología y cómo se podrá incorporar en los servicios y productos que brindan las organizaciones. Sin ir más lejos, como todos los años se realizó el Consumer Electronics Show (CES) en Las Vegas y el foco estuvo en cómo se conectan cada vez más las cosas y su beneficio para los usuarios. Es así como aumentan las expectativas y proyectos que habrá para este 2020 en el sector tecnológico de la Argentina.

    Si bien éste sector ha afrontado diversos cambios en el último tiempo y el panorama de recesión y poca inversión seguirá, se espera que continúe y aún crezca la demanda de proyectos orientados a la Transformación Digital, con dos de sus pilares sobresaliendo, Cloud Computing y Big Data y Analytics. Esto implicará servicios que ayuden a entender complejos ambiente legados para diseñar arquitecturas orientadas a lo digital y que aporten valor a la propuesta de negocios de la empresa.

    La incertidumbre económica, la inflación, la imposibilidad de obtener financiamiento para proyectos de inversión, la presión tributaria y la escasez de profesionales han sido los principales obstáculos que enfrentó la industria tecnológica en 2019. Puntualmente en relación a la escasez de profesionales, varios informes relatan una gran falencia, pero a su vez una oportunidad inminente para quienes deseen ingresar a trabajar en este sector.

    El Instituto Nacional de Educación Tecnológica (INET), difundió el informe sobre “Demanda de Capacitados 2020” donde afirma que el 51% de las empresas argentinas ya está enfrentando dificultades para contratar expertos en tecnología y para este año el 30% de los puestos en tecnología quedarán sin cubrir. Así lo afirma también la Cámara de la Industria Argentina del Software (CESSI), quien aseguró durante 2019, que cada año quedan 5.000 puestos sin cubrir dentro de sus empresas y que la demanda está centrada en los desarrolladores de aplicaciones siendo los puestos más difíciles de cubrir los de “arquitectos de soluciones y/o de software”.

    El crecimiento de datos es exponencial, es por eso que afirmamos el crecimiento en el área de Big Data, Analytics y Transformación Digital. Gartner estima que el 90% de los datos actuales se han generado en los dos últimos años, en la Conferencia “Gartner Datos y Analítica 2019” que se realizó en septiembre en la ciudad de México, centrada en abordar la importancia de la inteligencia artificial en la transformación digital de las organizaciones.

    Donald Feinberg, Vice – Presidente de Gartner, comentó que la cantidad de datos está creciendo a la misma velocidad que lo está haciendo la urgencia de traducir los datos en valores, y las nuevas cargas de trabajo de los servidores están exigiendo no solo un desempeño más veloz de los procesadores sino una memoria enorme y un almacenamiento más rápido. Asimismo, transmitió que la supervivencia de las empresas dependerá de la adopción de las nuevas estructuras cuya velocidad de acción e inteligencia aplicada en el procesamiento de datos les brinde a los empresarios la capacidad de responder a cambios continuos sobre la base de información oportuna y objetiva.

    En conclusión, el mayor reto de la Argentina en el área de tecnología será recobrar la confianza de los mercados y de los inversores, tanto internos como externos e implementar políticas educativas y laborales, relacionadas a las fuentes de trabajo que está fomentando ésta industria. Para esto, como en otras áreas de la economía, no será ajeno tener que resolver el problema de la deuda y generar un programa de consensos entre todos los actores económicos y políticos que cubra el mediano y largo plazo.

  5. “La acumulación de tecnología sin precedentes que nos rodea está cambiando los hábitos humanos”

    Leave a Comment

    El Presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha intervenido esta tarde en el 10º Foro del Liderazgo Turístico Exceltur para hablar de la revolución digital y del turismo en la era de la conectividad, el IoT, el Big Data y la Inteligencia Artificial.

    Álvarez-Pallete explicó la acumulación de tecnología sin precedentes que nos rodea, y que está cambiando uno a uno los hábitos humanos, desde la comunicación a la conversación, el acceso a los alimentos, la salud, la lectura, la escritura, la música, las compras, la conducción, la computación, la forma de enseñar y de aprender y, por supuesto, la forma de viajar.

    Un cambio de paradigma que ofrece enormes oportunidades a todas las industrias. El sector del turismo, en torno al cual giraba la jornada en el marco de Fitur, será uno de los impactados de forma clara por la tecnología.

    “El turista ya es digital y la tecnología, incluyendo la conectividad, el IoT, el Big Data y la inteligencia cognitiva, están transformando la manera de viajar y el futuro de esta industria. Los viajeros están ahora siempre conectados, y quieren una experiencia completa, desde la búsqueda de información sobre el viaje, hasta la reserva, las gestiones durante el mismo y por supuesto, poder compartir todo ello a través de las redes”, afirmó Álvarez-Pallete.

    El Presidente de Telefónica puso como ejemplo el Internet de las Cosas (IoT), que contribuirá no solo a la digitalización de los viajes (sensores en el equipaje, pantallas interactivas en aeropuertos y estaciones, gestión remota de todo tipo de dispositivos) sino también a la sostenibilidad, gracias a soluciones más eficientes para la gestión de los vehículos o las ciudades inteligentes.

    De la mano del big data y la inteligencia cognitiva, toda esa información abre para el turismo infinidad de oportunidades relacionadas con la predictibilidad y la toma de decisiones basadas en datos, lo que permitirá crear ofertas personalizadas para cada viajero.

    Todas estas tecnologías discurren ya sobre las mejores redes fijas y móviles que garantizan la conectividad excelente que requieren. Telefónica, comprometida con las sociedades en las que opera, ha impulsado a España, con inversiones y despliegues intensivos, hacia la cobertura de fibra óptica. Y muy pronto llegará al país el 5G, la red móvil con más alta velocidad y más baja latencia que hará posible imaginar un futuro aún mejor para el turismo.

    Algunas de las posibilidades, ya reales y disponibles, como la realidad virtual y la alta definición 4K, cambiarán el acceso a la información turística, permitirán la descarga de altos volúmenes de datos, lo que facilitará el acceso a mapas y guías, información turística en realidad aumentada, la tramitación de entradas y reservas, la traducción en tiempo real, el alquiler de vehículos o la gestión del transporte, todo ello en tiempo real.

  6. La multiplicidad de dispositivos inteligentes dio origen a la Big Data

    Leave a Comment

    Por Pablo García, Gerente de Data Center y Seguridad, CenturyLink Chile

    ¿Sabía usted que cada 48 horas generamos tantos datos en Internet, como los que ha producido la humanidad desde el inicio de la civilización hasta el Siglo XXI? Al menos eso es lo que señala Google. En la actualidad, nos encontramos con una multiplicidad de dispositivos inteligentes y diversidad de vías de comunicación que han provocado este crecimiento exponencial en el volumen de datos, dando origen al fenómeno que desde hace un tiempo se conoce como Big Data.

    Cabe destacar que, cuando hablamos de Big Data no sólo nos referimos a grandes volúmenes de información, sino también a variedad, velocidad, y valor. Justamente, el gran atractivo para las empresas, está en poder sustraer, componer y/o producir información que aporte un valor diferencial en base a este gran cúmulo de datos. La complejidad del proceso de transformación de estos volúmenes de datos en información confiable, útil y oportuna presenta un reto de gran envergadura.

    Los desafíos están principalmente centrados en recolectar datos que se generan desde múltiples fuentes; reconocer, analizar y entender los datos para poder generar información válida y sustancial; proteger adecuadamente la información, para cumplir con este paso se debe tener en cuenta la legislación de protección a la información; almacenar y resguardar eficientemente los datos; garantizar la performance y disponibilidad de la información; y planificar y ejecutar respuestas óptimas. Las empresas que más se destaquen llevando adelante esta etapa del proceso son las que van a lograr los mejores resultados desde el punto de vista de la efectividad y eficiencia.

    Los métodos de análisis y consulta de grandes volúmenes de datos son fundamentalmente diferentes de los análisis estadísticos tradicionales basados en pequeñas muestras. Estos datos son a menudo más dispersos, dinámicos, heterogéneos, y podríamos decir que son también más complejos. Muchas veces, va a ser necesario tomar en cuenta los metadatos e inclusive para poder automatizar el proceso, nos veremos obligados a incorporar definiciones semánticas.

    Podemos reconocer que, en determinadas situaciones, pueden ser menos confiables. Sin embargo, aún en estas condiciones, pueden ser más valiosas para el negocio que las muestras pequeñas que se manejan en los análisis tradicionales. Además, este gran volumen de datos interconectados forma grandes redes de información que se pueden explorar para compensar los datos faltantes, para cotejar los casos conflictivos, o para validar su veracidad.

    Aunque siempre ha sido una necesidad disponer de profesionales especializados en análisis de datos, los perfiles requeridos para poder llevar adelante este análisis cuando se trata de grandes volúmenes, son un poco diferentes. Se necesita una base sólida en tecnologías de información y comunicaciones, conocer en profundidad las estrategias, los mercados, los productos/servicios, y los procesos dentro de las organizaciones.

  7. En 2020, habrá 4 veces más dispositivos conectados a Internet que personas

    Leave a Comment

    IoT se refiere a la interconexión digital de objetos cotidianos con Internet, por lo que podría decirse que es una forma de evolución de la red. Su relevancia en el escenario actual es de tal magnitud que empresas como Everis han conformado una unidad de negocio especializada en esta temática, junto a Big Data, inteligencia artificial, realidad aumentada y robótica, su objetivo es transformar los modelos de negocios de la actualidad mediante la utilización de estas herramientas.

    “La compañía elige dar un paso más y ligar el IoT al Blockchain, de manera que todas aquellas interacciones realizadas por dichos objetos, tengan la garantía y aval que sólo Blockchain puede dar, otorgándoles de esta manera identidad digital a las cosas. Lo que permitiría esta asociación es la posibilidad de tomar datos cuantitativos, medir situaciones y tomar decisiones, mediante la inserción de un cripto chip desarrollado por ellos mismos”, afirma Vicente Peiroten, Head of Data & Analytics de everis Argentina.

    Según Frost&Sullivan, sólo 23% de las empresas argentinas que utilizan IoT reconocen el gran impacto que tiene en su negocio, pero para los próximos dos años el 60% de las compañías asignará su presupuesto a esa área. Se estima que en 2020 habrá 4 veces más dispositivos conectados a Internet que personas. Las tecnologías con mayor impacto en la generación de ingresos son, para los ejecutivos encuestados, los sistemas orientados a mejorar la experiencia del cliente (33% de las respuestas), las soluciones de comunicaciones unificadas y colaboración (28%), y el data center, Big Data e IoT (23% cada una).

    También, el estudio arroja que los sectores de actividad más comprometidos con la inversión tecnológica son banca y salud. Su consolidación en la transformación de los procesos de negocio mediante el mantenimiento predictivo, mejora en la utilización de activos, aumenta la productividad, optimiza los procesos en tiempo real y permite optimizar la cadena de valor de las empresas. Además, incide positivamente en todos los procesos humanos, el entorno y todas las relaciones que se establecen.

  8. Las tecnologías emergentes tendrán un papel cada vez más importante para los negocios

    Leave a Comment

    El 2020 está cada vez más cerca, perfilándose como un año en que las tecnologías emergentes tendrán un papel cada vez más importante para los negocios, los usuarios y las economías digitales. Temas como la nube, la inteligencia artificial (AI), el big data y la ciberseguridad se han mantenido como una constante en los recientes años cuando se habla de un futuro más conectado.

    Sin embargo, el uso de cada una de estas innovaciones ha cambiado en diferentes niveles, por lo que el siguiente año veremos cómo se implementan estos cambios. De acuerdo con Andres Mendoza, LATAM Technical Head de ManageEngine, la división de gestión de TI empresarial de Zoho Corporation, estas son las 6 tendencias tecnológicas más disruptivas para 2020.

    En primero lugar, las leyes de privacidad enfocadas a la responsabilidad de los empleados. Cada vez más países están siguiendo el ejemplo de la Unión Europea sobre la implementación de leyes de protección de datos personales. Bajo tal escenario, el rol de los Oficiales de Protección de Datos (DPO) tendrá una mayor importancia en 2020, pues deberán trabajar estrechamente con los CIO’s y los equipos de tecnología para garantizar que las empresas cumplan con estas regulaciones. Con el incremento en la consciencia de la protección de datos, habrá un enfoque aún mayor en la gestión de la seguridad de los usuarios, y a medida que las organizaciones enfoquen sus esfuerzos en cumplir, los empleados de todos los niveles tendrán esa responsabilidad, para lo que necesitarán programas de capacitación y educación.

    En segundo lugar, la seguridad para la Inteligencia Artificial. Las organizaciones serán cada vez más conscientes sobre la seguridad para la IA, para garantizar que no sean atacados; las empresas entenderán el valor de tecnologías de IA Explicable (XAI), las cuales ‘explican’ sus acciones y decisiones, lo que permite revisar, así como corregir en tiempo real; la protección de los datos de entrenamiento y los modelos de Machine Learning (ML), para lo cual será necesario invertir en cifrado homomórfico. Finalmente, se encuentra la protección contra los peligros del “concept drift” (deriva conceptual), que es cuando los modelos de IA construidos con datos de entrenamiento se vuelven irrelevantes y el sistema se comporta de manera errática.

    Por otra parte, en 2020 comenzaremos a ver el surgimiento de la hiper automatización, la cual representa una solución en la que se encuentran la IA y el ML, con la automatización de procesos cognitivos y robóticos. La hiper automatización ayudará a respaldar procesos comerciales dinámicos, complejos, como el procesamiento de préstamos, reclamos de seguros, gestión de almacén, entre otros. Esta tecnología proporcionará la ventaja única de imitar las acciones del usuario en terminales, como realizar transacciones y generar contenido dinámico contextualmente para ofrecer velocidad, precisión, confiabilidad y reducción de costos.

    A su vez, a medida que crece su cantidad y uso, los dispositivos inteligentes de punto final se convertirán en objetivos susceptibles a los ataques externos. Especialmente, los dispositivos móviles como smartphones o laptops, que serán una clave para la seguridad empresarial a gran escala, a través de los trabajadores que los usan en el día a día. De ahí que las técnicas de protección deban hacerse más fuertes. En 2020 veremos como la prevención de pérdida de datos (DLP), la cual evita que los usuarios filtren información crítica de manera intencional o no, así como la detección y respuesta de punto final (EDR), que monitorea continuamente eventos, detecta amenazas, realiza investigaciones e inicia respuestas, ganarán protagonismo.

    La democratización de los datos y su análisis ha abierto su uso a departamentos que tradicionalmente no los empleaban para la toma de decisiones, como el de TI. Ahora existen nuevas fuentes de datos que deben estandarizarse y comprobar su calidad. Pasar de los datos a la información lleva mucho menos tiempo cuando los datos de varias fuentes están estructurados para ajustarse a un esquema o formato, también conocido como estandarización de datos. De ahí que el próximo año se verá un aumento en la demanda de herramientas ETL (extraer, transformar, cargar), las cuales ayudan a reducir el tiempo que lleva estandarizar los datos, por lo que los analistas deben comenzar a familiarizarse con estas soluciones.

    Finalmente, nos toca hablar de la Nube, particularmente su adopción SaaS, que ha permeado en todas las funciones comerciales. No obstante, muchas veces también derivan en pérdida de dinero. De hecho, las encuestas indican que las empresas pueden desperdiciar hasta el 35% de su inversión en la Nube debido a la duplicación de gastos y la falta de uso. Afortunadamente, en 2020 veremos la irrupción de soluciones para ayudar a los CFO’s y CIO’s a tomar el control de esta situación. Por ejemplo, una plataforma de administración puede proporcionar visibilidad central, control y capacidad de administración para todas las aplicaciones de la Nube utilizadas en una empresa, incluida la administración de costos. Así, los servicios podrían tener diferentes modelos de precios, costos y facturación. Los SMP también pueden ayudar a proporcionar información sobre costos y eficiencia a nivel de usuario, departamento y organización.

  9. La inversión a nivel mundial en tecnología alcanzará los USD 2.3 billones en 2023

    Leave a Comment

    Por Analía Baño y Luis Battilana, Directores Generales de Baufest México

    México representa una de las economías más dinámicas de América Latina, a través de las condiciones que ofrece un sin número de empresas encuentran aquí la posibilidad de establecerse y desarrollar su crecimiento. En este sentido, no es ninguna coincidencia que el país se ha convertido en una de las principales capitales tecnológicas de la región.

    En este panorama, es donde la transformación digital, ha tomado especial relevancia. Este proceso, involucra el uso de tecnología, la incorporación de prácticas de agilidad y el direccionamiento estratégico para mejorar la productividad; la velocidad para adaptarse; además de la experiencia de los clientes finales de cualquier empresa, se está convirtiendo en una tendencia que cada vez más compañías adoptan. Sin embargo, el camino es aún largo.

    De acuerdo con IDC, sólo 23% de los grandes corporativos del país han iniciado este cambio tecnológico en sus procesos. La misma fuente revela que, para 2021, se espera que el 40% del PBI de la región se digitalice por lo cual, las compañías que se encuentran en territorio nacional no pueden rezagarse en este cambio. Y es que, en esta evolución, la región latinoamericana está avanzando a pasos agigantados.

    Las perspectivas indican que, para los próximos años, en México y los demás países de Centro y Sudamérica, se registrará un crecimiento impulsado por ofertas, operaciones y relaciones mejoradas digitalmente. Según datos proporcionados también por IDC, la inversión a nivel mundial en tecnología y servicios necesarios para que empresas y organizaciones alcancen este cambio alcanzará, en 2023, los 2.3 billones de dólares. Así, se espera que la manufactura de procesos y la manufactura discreta (automóviles, equipos domésticos industriales o computadoras), además del retail, sean las industrias que más crezcan.

    Pero no sólo eso, en un plazo máximo de cinco años, casi el 70% de todo el gasto en TI en la región se destinará a las tecnologías y servicios de la “tercera plataforma” (cloud computing, big data, social business y mobility), ya que más del 75% de las empresas creará entornos de TI “nativos digitales” para prosperar en la economía digital.

    En este contexto, el modelo de negocio podrá adoptar distintos formatos. Uno de ellos es el “peer to peer”, que contacta directamente a las dos partes que realizan la transacción, servicios como el de Airbnb y Uber son de los más destacados en esta clasificación. Por su parte, la economía de la suscripción también da lugar a iniciativas de otra naturaleza, conocidas como “freemium”, que publicitan productos o servicios de manera gratuita y, en paralelo, ofrecen otra variante “premium” para quienes desean contenidos de una calidad mayor o libres de publicidad, como es el caso de Spotify.

    Las compañías tradicionales no tienen por qué incorporar de inmediato todas estas prácticas surgidas de la Digital Business Transformation. Pero, de no abrirse a esta tendencia, correrán el riesgo de que su negocio sea “consumido” por iniciativas Tech con mayor flexibilidad y capacidad para responder a lo que buscan los clientes.

    La transformación digital en el país está tomando un eje interesante, adelantarse a las necesidades de los consumidores, no se debe perder de vista que la Digital Business Transformation involucra a todos los niveles de cualquier organización, donde desde la dirección hasta los niveles de operación, deben conocerse todas las implicaciones y ventajas de sumarse a este cambio, para lograr así, el nuevo mindset que hará posible transformarse para evolucionar.

    Por su parte, es un hecho que la consolidación de nuevas tecnologías confirmará la importancia que tiene México. Por ejemplo: de acuerdo con previsiones de IDC, la inversión total en tecnología será de un 21.3% del PBI. No hay duda qué sectores tan importantes para la economía nacional, como el financiero o el de comercio electrónico, serán de los que más innovación alcancen. Cambios en su modelo de negocio y estrategia digital, y la implementación de mejoras en las aplicaciones de consumo, serán las constantes para los próximos años.

  10. El 70% del gasto en TI se destinará a tecnologías de la Tercera Plataforma

    Leave a Comment

    Natalia Vega, Country Manager de IDC Chile y Perú

    América Latina se encuentra en una transición económica fundamental para su futuro, sustentada por el cambio drástico que va de la producción de materias primas a una economía de valor agregado basado en la innovación. El sector industrial no es ajeno a esta transformación y se está preparando para monetizar una importante carrera donde, modernizándose mediante tecnologías disruptivas.

    El concepto ‘Industrias Inteligentes’ se refiere a la transformación digital de los sectores productivos tradicionales por medio de la incorporación de TIC y análisis y procesamiento de datos, volviéndolos adaptables y eficientes en el uso de recursos, así como altamente integrados entre sí. Gracias al desarrollo e innovación de nuevas tecnologías, la automatización de procesos industriales ha dado lugar a avances significativos que le han permitido a las compañías implementar procesos de producción más seguros y de todas formas más competitivos.

    Tecnologías como movilidad, Cloud, big data y analítica, son relevantes para cualquier industria y abarcan cualquier sector, ya sean empresas de manufactura, servicios de salud, servicios públicos, entre otras. Por lo tanto, la irrupción de estas supondrá un cambio mucho más profundo de lo que imaginamos, extendiéndose a todos los aspectos de la vida y transformando la sociedad tal y como la conocemos. Las empresas tienen que considerar no solo un plan de adopción de estos nuevos elementos tecnológicos, sino también una modernización digital de sus plataformas de negocio.

    En IDC pronosticamos que para el 2022, casi el 70% de todo el gasto en TI en América Latina, se destinará a tecnologías de la Tercera Plataforma. Para ello, es importante que los tomadores de decisión preparen a las organizaciones para la carrera de reinventarse en la era de la innovación.

    Hoy la industria se prepara para ser más tecnológica y los avances operativos son constantes, transformándose en un eslabón más en la generación de valor para los clientes en mercados globalizados y comoditizados en prácticamente todos los sectores de actividad. Las organizaciones en vías de crecimiento necesitan cada día ir de la mano con los avances y adaptarse a ellos, con el fin de acelerar sus procesos y, por supuesto, mantener la competitividad en el mercado.