Tecnología

Lunes, 26 de febrero de 2018 | 1:31 am

MWC18: 5G e IoT provocarán que los datos móviles crezcan más del 50% para 2025

La reforma regulatoria y el fomento de la inversión será fundamental para cerrar la brecha de oferta y demanda proyectada y desbloquear el potencial económico de la banda ancha móvil de próxima generación.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Internacional)

La Asociación Global del Ecosistema Móvil (GSMA), en conjunto con Boston Consulting Group publicó el informe “Entregar la revolución digital: ¿se mantendrá la infraestructura móvil al ritmo de la creciente demanda?”. El mismo examina la capacidad de las redes móviles para satisfacer la creciente demanda de datos móviles en las ciudades más grandes y densas del mundo.

El informe encontró que las redes en las llamadas “megaciudades” como Nueva York, Shanghai, Shenzhen y Tokio enfrentarán una brecha importante entre la demanda de tráfico de datos móviles y la capacidad de red disponible, hasta el 20% de la demanda de tráfico quedará desatendida en áreas urbanas ultradensas para 2025. La reforma regulatoria será fundamental para cerrar la brecha de oferta y demanda proyectada y desbloquear el potencial económico de la banda ancha móvil de próxima generación.

John Giusti, Chief Regulatory Officer en la GSMA destacó que “El panorama regulatorio global actual ha tenido éxito en la creación de un mercado competitivo que ha hecho que la conectividad móvil sea accesible para más de cinco mil millones de personas en todo el mundo. Sin embargo, a menos que las políticas gubernamentales fomenten la inversión, es poco probable que se logre la capacidad de red requerida para satisfacer la demanda futura”.

Factores como 5G y el crecimiento del Internet de las cosas (IoT) provocarán que la demanda de datos móviles crezca en más del 50% en las principales ciudades del mundo para 2025. En consecuencia, el capital de los operadores móviles y los gastos operacionales en las ciudades necesitarían triplicar para proporcionar suficiente capacidad de red, un nivel de gasto que simplemente no es sostenible en las condiciones actuales.

Se requieren enfoques políticos a medida para atender las necesidades de todos los interesados: ciudadanos, gobiernos y operadores de redes. En el informe, la GSMA hace seis recomendaciones clave para que los legisladores promuevan la inversión en infraestructura:

Liberar espectro asequible adicional: una mayor disponibilidad de espectro a precios justos podría acelerar la inversión y tener beneficios significativos en términos de capacidad de la red.

Facilitar el despliegue de la infraestructura de fronthaul y backhaul: El despliegue exitoso de nuevas macro y pequeñas celdas para impulsar la capacidad de red requiere acceso a redes de backhaul.

Proporcionar más acceso a sitios ventajosos de macrocélulas y células pequeñas: los alquileres para sitios celulares han aumentado considerablemente. El acceso a sitios en edificios de propiedad pública y mobiliario urbano eliminaría un obstáculo significativo para el despliegue de nuevas células.

Permitir acuerdos de intercambio de red: Permitir a los operadores la flexibilidad para celebrar acuerdos comerciales sobre el uso compartido de red reduciría sustancialmente los costos de capital y operativos para los operadores.

Habilitar la implementación de celdas pequeñas: agilizar las aprobaciones de planificación para la instalación generalizada de celdas pequeñas podría acelerar la inversión de la red y aumentar la capacidad en las grandes ciudades.

Armonizar los límites de densidad de potencia: las reglamentaciones que establecen la exposición a niveles de archivos electromagnéticos de radiofrecuencia deben armonizarse con los límites recomendados internacionalmente.

“Reformar la regulación para reflejar las cambiantes realidades del mercado y la tecnología es un proceso largo y complejo, pero es de vital importancia garantizar que nuestras redes sigan brindando la mejor experiencia posible para los suscriptores. Alcanzar el compromiso y equilibrar las necesidades de los reguladores y los operadores es fundamental para construir las redes del futuro y desbloquear los beneficios económicos y sociales que brinda el acceso a los dispositivos móviles. Todas las partes interesadas deben trabajar juntas para garantizar el despliegue oportuno y asequible de las nuevas tecnologías necesarias para ofrecer la próxima etapa de nuestro viaje de transformación digital” finalizó Giusti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia