Turismo

viernes, 27 de mayo de 2016 | 12:01 am

UnionPay apuesta al mercado financiero de América Latina

La compañía está esforzándose por ampliar el ámbito de aceptación de su tarjeta bancaria en la región, así como por ofrecer servicios convenientes y seguros a los viajeros chinos que visiten esta región.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(América Latina)

UnionPay apuesta al mercado financiero de América Latina

UnionPay International está expandiendo sus negocios de tarjetas bancarias en esta región, lo que no solo beneficia a los turistas chinos, sino que también contribuirá a la internacionalización de la moneda china.

Un número mayor de chinos consideran los países latinoamericanos como destino turístico, aumentando la demanda de pagos transfronterizos de la tarjeta bancaria de UnionPay, expuso la directora encargada del mercado de América Latina de UnionPay International, Wang Ping. Esta compañía es filial de UnionPay, la mayor asociación de tarjetas bancarias de China.

La compañía está esforzándose por ampliar el ámbito de aceptación de su tarjeta bancaria en América Latina, así como por ofrecer servicios convenientes y seguros a los viajeros chinos que visiten esta región, expresó.

En la actualidad, se puede usar la tarjeta bancaria de UnionPay en doce países y regiones en América Latina, incluidos México, Brasil, Argentina y Perú, cubriendo los sitios de interés, centros comerciales, tiendas libres de impuestos y restaurantes favoritos de los turistas en las ciudades grandes y los destinos turísticos.

Según las estadísticas de la Administración Nacional de Turismo, los chinos realizaron 120 millones de viajes al exterior en 2015 y los gastos por turismo alcanzaron 104.500 millones de dólares, registrando un aumento interanual del 12 y 16,7 por ciento, respectivamente.

“Además de los lazos económicos y comerciales sino-latinoamericanos, que crecen con gran ímpetu, el crecimiento de la economía china y el potencial de consumo de los turistas chinos en ultramar también promoverán el desarrollo de los negocios de tarjetas bancarias de UnionPay en América Latina”, indicó Wang.

Mientras tanto, UnionPay International está cooperando con las entidades gestoras locales para lanzar tarjetas de UnionPay en los mercados locales. La primera tarjeta bancaria de UnionPay en Sudamérica fue emitida en Surinam en octubre de 2014. La compañía anunció en abril que lanzará más tarjetas en Cuba y México, con el fin de ofrecer a los residentes locales una nueva alternativa de pago en su vida diaria y sus viajes internacionales.

“A largo plazo, la expansión de los negocios de UnionPay International en América Latina ayudará a establecer un independiente sistema de liquidación y de pagos global de China, e impulsará la internacionalización de la moneda china”, dijo la subdirectora de la oficina de economía del instituto de estudios latinoamericanos de la Academia de Ciencias Sociales de China, Yue Yunxia.

Para las empresas financieras chinas, la presencia de sus negocios en América Latina les ayuda a aumentar la cobertura de mercado, disminuir los riesgos, así como fomentar su competitividad internacional, señaló Yue.

“A pesar de la larga distancia entre China y América Latina, las diferencias culturales de sus pueblos y el insuficiente reconocimiento de la marca UnionPay, el mercado de finanzas de América Latina tiene un enorme potencial, y forma parte importante de la estrategia internacional de nuestra compañía”, afirmó Wang Ping.

En los últimos años, China y América Latina han logrado resultados positivos en el campo de las finanzas. Instituciones financieras de China, como el Banco Industrial y Comercial de China y el Banco de China, han establecido sucursales o abierto negocios en países latinoamericanos como Brasil, Argentina y Perú, entre otros. El país asiático también ha firmado acuerdos de canje de monedas locales con Brasil, Argentina y Chile.

Con el nuevo marco de cooperación de “1+3+6”, en el que el “3” representa tres motores, a saber, el comercio, la inversión y las finanzas, China aspira a alcanzar un comercio bilateral de 500.000 millones de dólares con América Latina y una inversión directa de 250.000 millones de dólares en la región en la próxima década.

China es en la actualidad el segundo mayor socio comercial de América Latina. El volumen del comercio bilateral sino-latinoamericano alcanzó 236.545 millones de dólares en 2015.

“La cooperación financiera entre China y América Latina todavía se encuentra en la fase inicial. La escala, el nivel y la demanda actual de los lazos comerciales entre ambas partes han formado una fuerza motriz que impulsará la cooperación financiera y elevará su nivel”, apuntó Yue Yunxia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia