ByWBusiness

sábado, 07 de marzo de 2020 | 7:34 am

Las mujeres líderes desean una cultura corporativa en la que sean parte del proceso de innovación

En el 2° Global Female Leaders Outlook de KPMG, el 89% de las mujeres quieren ser parte sin temer las consecuencias negativas en caso de fracaso. En Argentina y Brasil entienden que el fomento a la innovación puertas adentro de la empresa resulta fundamental.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos Aires, Argentina)

Hoy se celebra el “Dia Internacional de la Mujer”, y queremos saludar especialmente a todas nuestras seguidoras, y compartimos hoy la segunda encuesta de KPMG para descubrir cómo las mujeres en posiciones de liderazgo evalúan el entorno empresarial actual, qué riesgos y desafíos enfrentan y cómo quieren asegurar el crecimiento y el éxito futuro de su empresa en los próximos tres años.

Entre los principales resultados del segundo Global Female Leaders Outlook de KPMG se destaca que, para las mujeres líderes de todo el mundo, el crecimiento a largo plazo, el impacto positivo de las propias acciones, la innovación y el refinamiento del modelo de negocios y el poder satisfacer a los públicos de interés, son los ítems que más las motivan.

En ese sentido, el estudio observa que el 34% de las líderes encuestadas a nivel global están personalmente más motivadas por lograr el éxito a largo plazo de su empresa. Otro tercio (33%), por la idea de dejar un resultado duradero e impactar positivamente mediante el propio accionar. De hecho, estos resultados son consistentes con los obtenidos en Argentina y Brasil, donde las líderes de estos países se inclinan por las mismas opciones como impulsores principales de su motivación. No obstante, resulta importante destacar que las líderes de Argentina dan, en comparación al promedio global, un lugar importante a la innovación y la mejora continua del modelo de negocios.    

Agilidad, riesgo e innovación.

Más del 80% de las líderes sostienen que la agilidad es un factor particularmente importante para asegurar la supervivencia de la propia empresa, en tanto que para una porción importante la disrupción tecnológica, los cambios regulatorios, y los ataques informáticos (ciberseguridad) conforman los riesgos más importantes al desarrollo futuro de las empresas. Las mujeres líderes mundiales también están de acuerdo (89%) en que desean una cultura corporativa en la que las empleadas sean parte del proceso de innovación sin tener que temer las consecuencias negativas en caso de fracaso. No obstante, solo un 22% de la muestra certifica que su propia compañía ya tiene una cultura de “celebrar el fracaso”. Estos resultados son extensibles a América del Sur, ya que más del 80% de las líderes entrevistadas en Argentina y Brasil entienden que el fomento a la innovación puertas adentro de la empresa resulta fundamental. “La innovación es un factor crucial para el éxito en un entorno dinámico y altamente competitivo. Solo si se establece una cultura en la que todos los interesados (clientes, empleados y proveedores) puedan participar, una empresa puede afirmarse en nuestro mundo ágil“, Angelika Huber-Straßer aprueba el fuerte enfoque en la innovación.

Confianza en las nuevas tecnologías y en la propia fuerza laboral.

El 71% de las mujeres lideres encuestadas asegura que las tecnologías disruptivas ofrecen más oportunidades que riesgos. Se ve un gran potencial en estas tecnologías, en especial en el uso de aplicaciones de automatización e inteligencia artificial. De hecho, el 62% de la totalidad de las encuestadas y alrededor del 61% de las líderes de América del Sur, asegura que las aplicaciones de inteligencia artificial ya se están utilizando en su empresa, o al menos probándose. “Las mujeres líderes no temen a las nuevas tecnologías. Más bien, confían constantemente en nuevas oportunidades técnicas para posicionar a su empresa en la competencia internacional”, explica Angelika Huber-Straßer.

La propia fuerza laboral desempeña un rol fundamental: El 64% de la totalidad de las encuestadas declaró que invertirá más recursos en el desarrollo de la fuerza laboral que en nuevas tecnologías, una situación que, a decir de los resultados, se replica para América del Sur. Asimismo, una gran parte de las encuestadas (72%) asume que el número de empleados aumentará o se mantendrá en los próximos 3 años a nivel global.

Sin embargo, “enfocando el análisis en la región resulta importante destacar que el 59% de las líderes de Brasil y el 47% de las de Argentina observaron que la tecnología (principalmente, la inteligencia artificial) podría eliminar más puestos de trabajo de los que crearía en igual período, situación que puede estar explicada e impulsada por el hecho de que a las empresas les resulta cada vez más difícil hallar los talentos y capacidades que requieren para impulsar su desarrollo (un 70% del total de la encuesta)” comentó Estela Zanata, Socia de KPMG en Brasil y co-líder de KNOW (KPMG’s Network of Women). 

La encuesta se realizó a principios del verano de 2019 y participaron más de 1.100 mujeres líderes de 52 países, de entre los cuáles Argentina y Brasil fueron los representantes de América del Sur (13% de la muestra total).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *