El futuro de la robótica: todo lo que necesitas saber en 2024

Los robots y la IA complementan a los humanos, ayudándonos a hacer más cosas a un ritmo más rápido y con mayor precisión que por nuestra cuenta. Los avances en IA nos han permitido crear sistemas informáticos que pueden aprender y adaptarse con el tiempo.

Dos campos que siguen evolucionando rápidamente, avanzando y que son infinitamente prometedores para el futuro de la humanidad son la robótica y la inteligencia artificial (IA). Desde las tareas más simples hasta las más complejas y exigentes de nuestra vida cotidiana, los avances en robótica e inteligencia artificial han hecho posible crear máquinas que pueden realizar tareas con una velocidad y precisión increíbles.

Con estas dos tecnologías que convergen, ¿se acerca una nueva era en la que los robots más inteligentes y capaces que nunca son el futuro de nuestra cotidianidad?

Máquinas entre personas: Aunque la robótica y la IA siempre han estado en la conversación, en las últimas dos décadas se ha visto un rápido aumento en su desarrollo y aplicación. Se ha disipado el miedo a la idea errónea de que estas máquinas se harán cargo de nuestros puestos de trabajo.

En cambio, los robots y la IA complementan a los humanos, ayudándonos a hacer más cosas a un ritmo más rápido y con mayor precisión que por nuestra cuenta. Los avances en IA nos han permitido crear sistemas informáticos que pueden aprender y adaptarse con el tiempo. Alexa, Siri, el Asistente de Google y otras herramientas similares se han convertido en una parte importante de cómo interactuamos con las máquinas y la IA en nuestras actividades diarias.

Comprender la robótica y la inteligencia artificial: Si bien comprender la robótica y la inteligencia artificial puede ser un proceso complejo y desafiante, también puede ser una oportunidad emocionante para explorar la tecnología de vanguardia. La robótica y la inteligencia artificial son campos que siguen evolucionado rápidamente, con nuevos avances cada día a medida que estas tecnologías brindan una idea del futuro de la interacción y la automatización entre humanos y computadoras.

Aunque la mayoría de la gente está acostumbrada a dotar con el mismo significado a la robótica y la inteligencia artificial, son campos distintos. La robótica es un aspecto de la informática y la ingeniería en el que las máquinas se construyen y programan para realizar tareas sin interferencia humana. La IA, sin embargo, abarca sistemas que emulan la mente humana para aprender, resolver problemas y tomar decisiones de forma independiente sin necesidad de instrucciones ya programadas.

La robótica existe desde hace cientos de años. Aun así, no fue hasta mediados del siglo XX que los ingenieros comenzaron a diseñar máquinas que parecían y actuaban como seres humanos, capaces de moverse en un entorno controlado. Hoy en día, la robótica se encuentra en muchas industrias, incluidas la manufactura, la atención médica, la exploración espacial y los vehículos autónomos. Para la IA, tener un conocimiento básico de las tecnologías de IA es esencial para comprender cómo se programan las computadoras para un comportamiento inteligente utilizando diversas técnicas de aprendizaje automático, como redes, lógica difusa y aprendizaje profundo.

Hacia el futuro

Aunque el futuro ya está sobre nosotros con la forma en que la tecnología y la innovación están en el centro de todo lo que hacemos, todavía hay más formas en las que se pueden aplicar la robótica y la IA en el futuro. Algunas de las áreas incluyen los campos de:

Manufactura: un área prometedora para la robótica y la inteligencia artificial es la manufactura, ya que las empresas están comenzando a utilizar robots en sus fábricas y almacenes para mejorar la eficiencia y reducir los costos. Los robots también se pueden utilizar en áreas donde los trabajadores humanos podrían estar en riesgo, como la minería y la construcción. Mientras tanto, la IA puede desempeñar un papel esencial en el diseño y producción de bienes de consumo al ayudar a los ingenieros a crear nuevos productos que satisfagan las necesidades de los clientes de manera más efectiva.

Medicina: A medida que la tecnología continúa intensificándose, se utilizan robots para ayudar a los cirujanos a realizar procedimientos delicados y complejos y para brindar atención a los pacientes en hospitales y centros de atención a largo plazo. La IA también podría mejorar la atención médica al analizar grandes cantidades de datos e identificar patrones que podrían ayudar a los investigadores y médicos a comprender mejor afecciones como el cáncer, así como enfermedades hepáticas, renales y cardíacas.

Negocios: El uso de la robótica en los negocios puede tener muchos beneficios, como una mayor eficiencia. Cuando las empresas utilizan robots para realizar tareas que tradicionalmente realizan los trabajadores humanos, podrán completarlas más rápido y con menos errores. Algunas marcas ya están implementando robots para entregar paquetes. Al mismo tiempo, algunos restaurantes están utilizando robots para encargarse de tareas como voltear hamburguesas y servir pedidos. Innovaciones como esta pueden generar importantes ganancias de productividad, lo que puede ayudar a las empresas a ahorrar dinero y seguir siendo competitivas.

Por qué los robots y la IA son nuestro futuro

En general, la robótica y la inteligencia artificial son dos tecnologías que al unificarse en una sola ecuación son muy prometedoras para el futuro de la humanidad. Estas tecnologías no están más en una etapa inicial, al contrario, ya son una realidad todos los avances que los proveedores de tecnología y muchas industrias han puesto al alcance de las personas para su uso en diferentes aplicaciones. La robótica y la IA son nuestro futuro por algunas de estas razones:

  1. Tienen el potencial de mejorar significativamente nuestra calidad de vida en áreas como la educación e incluso en el hogar. Los robots están impulsando el proceso de aprendizaje personalizado. Y mientras están en diferentes industrias o espacios de trabajo, los robots conectados a la nube pueden realizar tareas que potencializan a las personas que interactúan con ellos.
  2. Pueden desempeñar un papel fundamental en la solución de muchos de los problemas más apremiantes del mundo, como el cambio climático, la inseguridad energética y los desafíos de la atención sanitaria.
  3. Se pueden utilizar para automatizar muchas de las tareas tediosas y repetitivas que realizamos actualmente en nuestra vida diaria, liberando tiempo y energía para actividades más creativas.
  4. También nos brindan nuevas herramientas para comprender y proteger mejor el mundo natural que nos rodea, ayudándonos a crear un futuro más sostenible para nosotros y las generaciones futuras.

Por Denis Pineda, Gerente General de Universal Robots

Noticias relacionadas
Leer más

Las TIC crecen un 4,3% en 2023

El sector de las Tecnologías de la Información ha reducido la velocidad que tomó en 2022 y ha cerrado el ejercicio de 2023 con un incremento más moderado. El crecimiento se ha quedado en el 4,3%, algo inferior al experimentado durante 2022 -situado en el 6,5%-.
Total
0
Share