ByWTech

martes, 16 de marzo de 2021 | 8:03 am

En el sector TI, la inserción de la mujer sigue presentando desafíos

Michelle Welch, VP de WatchGuard Technologies habla sobre el liderazgo en tiempos de pandemia, las herramientas para superar la brecha entre formación y empleo y las razones para convertirse en un agente del cambio.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos Aires, Argentina)

Los derechos de las mujeres y la igualdad de oportunidades en relación con sus pares hombres, si bien han sido temas complejos de tratar en el mundo laboral,  estamos visualizando un cambio en estos últimos años.

Michelle Welch, Vicepresidenta Senior de Marketing y Canal de WatchGuard Technologies habla sobre el liderazgo en tiempos de pandemia, las herramientas para superar la brecha entre formación y empleo y las razones para convertirse en un agente del cambio.

La inserción de la mujer en el ámbito del trabajo, en todo el mundo, se está llevando a cabo de forma creciente, en algunos lugares con más facilidad que otros. Sin embargo, hay bastante camino por recorrer para hablar verdaderamente de conseguir el tan ansiado equilibrio entre derechos e igualdad.

A partir del 2020, el liderazgo de las organizaciones se vio afectado por la pandemia del COVID-19 y esta situación (que continuará durante todo este año) requiere que las mujeres ejecutivas confíen más que nunca en sus esfuerzos y que ante todo, sean personales, que puedan mostrar su lado humano, mostrar su empatía.

Ser una líder, en un entorno predominantemente masculino como lo es el ámbito  tecnológico, tiene que ver con centrar la atención en una misma, especialmente en momentos como éste, en poder apelar a todas las aptitudes y cualidades que la han impulsado a llegar hasta ese punto, de manera de potenciarlo en favor de los equipos de trabajo y el logro de los objetivos.

Hoy elijo desafiar el sesgo de género y celebrar los logros de las mujeres, especialmente en el campo de la tecnología, convencidas de que todas podemos ser agentes del cambio.

A medida que asciende a los niveles superiores de liderazgo, el número de mujeres disminuye. Considero que, en Tecnología, por ejemplo, creo que el impulsor más significativo detrás del número desproporcionado de mujeres en puestos de liderazgo proviene del número desproporcionado general de mujeres que buscan carreras en tecnología. Sin embargo, eso está cambiando en los 17 años que he estado en la industria. He visto a más mujeres que nunca avanzar en la tecnología y en todas las funciones, desde la ingeniería y la gestión de productos hasta las ventas, el marketing y las operaciones. 

Mirando más allá de la tecnología, a todas las industrias, creo que es más productivo enfocarse en los factores que están bajo el control de uno, con eso en mente, pues así lo han demostrado algunas investigaciones, en la que destacan que es menos probable que las mujeres soliciten un ascenso o se postulen para un puesto que nunca antes hayan desempeñado.  Al contrario, sus homólogos masculinos tienen muchas más probabilidades de solicitar, de forma proactiva, ascensos, aumentos salariales y hasta postularse para un trabajo que creen que pueden hacer, incluso si nunca antes han ocupado ese puesto o no cuentan con la experiencia solicitada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *