Destacados Secundarios

Lunes, 03 de julio de 2017 | 1:28 am

Level3 “Conectividad híbrida, base de la transformación digital”

En momentos en que las redes deben prepararse para el futuro, los cambios en la conectividad resultan clave en los procesos de transformación digital de las empresas

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitterGoogle+
(Buenos Aires, Argentina)
Internet de las Cosas

Internet de las Cosas

Hoy en día, toda organización que busca mejorar sus resultados de negocio conoce la importancia de la transformación digital. El término se ha puesto de moda y se escucha cada vez más, por una razón simple: permite potenciar al máximo el rendimiento de los activos digitales de una compañía, desde los ya existentes hasta los más nuevos. De esta forma, se confía en el cambio y la actualización tecnológica para percibir beneficios reales en sus operaciones internas, así como en su servicio al cliente.

¿Cómo empieza una compañía a pensar en transformación digital? Sin importar su tamaño, en todos los casos se comienza con una búsqueda introspectiva, que permita dar sentido a nivel corporativo a todos los activos digitales de la organización, sus problemas y necesidades. “Esta fase nos permite determinar cómo cada aplicación, base de datos y sistema actualmente sostiene la compañía, y cómo se puede mejorar la forma en que funciona” afirma Alejandro Girardotti, Connectivity, Media & IP Manager de Level 3 Communications. Sin embargo, un componente esencial de esta evaluación interna es la conectividad. Para ello se debe preguntar si las soluciones actuales son adecuadas para las necesidades de la compañía hoy, y si serán capaces de asistir infraestructuras, arquitecturas y los requerimientos de las aplicaciones del futuro.

“Usualmente, las compañías se enfocan en otros procesos, relegando el tema de la conectividad a una etapa posterior de los proyectos empresariales. No obstante, es muy difícil hablar de cambios tan profundos como la transformación digital y el Internet de las Cosas, si no se tiene en cuenta que la conectividad podría poner todo esto en riesgo”, asegura el especialista. Por ello resulta esencial pensar en el rendimiento de la red en su uso diario: para que una aplicación o base de datos de alta calidad funcione a su máximo potencial, deberá contar con buena conectividad.

Ya que hacer inversiones para aumentar el ancho de banda suele ser más costoso, muchas compañías optan por una solución intermedia para conectar dispositivos y usuarios: invertir en soluciones de conectividad híbrida. “Al hablar de la hibridación en conectividad, nos referimos al trabajo simultáneo y conjunto de varias opciones: desde MLPS y conexiones públicas, privadas, hasta redes celulares, Wi-Fi y Ethernet” afirma Girardotti. “En conjunto, todas estas permiten proveer un ancho de banda dinámico para potenciar la agilidad del negocio, a través de un enrutamiento de red avanzado”, agrega.

En esencia, la transformación digital apunta a crear una mejor compañía, y en este camino la conectividad híbrida resulta fundamental como iniciativa, para asegurar el rendimiento óptimo de todos los activos digitales. Cuando un usuario puede tener acceso instantáneo a aplicaciones en cualquier momento y lugar, puede hacer mejor su trabajo. Y por lo tanto, es más fácil hacer negocios en la compañía”, finaliza Girardotti. Sin una red confiable que evolucione con los requerimientos de la organización, no sería posible que las redes se preparen para el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia