ALIANZA DE MEDIOS

miércoles, 04 de febrero de 2015 | 9:44 am

República Dominicana beneficiada en la renegociación de la deuda Petrocaribe

El país centroamericano solo pagará la suma de US$1.923 millones, lo que implica una reducción de 52% del monto total.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(República Dominicana)

República Dominicana beneficiada en la renegociación de la deuda Petrocaribe

El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, ingeniero Temístocles Montás, afirmó este lunes que el gobierno hizo un buen negocio al renegociar la deuda de Petrocaribe porque de US$4.200 millones  solo pagará US$1.923 millones, lo que implica una reducción de 52% del monto total.

La operación, a su vez, implica una reducción de la deuda pública de la República Dominicana equivalente al 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB), explicó Montás, porque la que corresponde al sector público no financiero se situaba en 37% del PIB y bajaría a aproximadamente 33%.

 “Son operaciones normales. Siempre se hacen cuando beneficia al país. Esa deuda es de actualmente 37% del PIB, bajaría a 33% del PIB. Ya por ese lado hay un resultado beneficioso para la República Dominicana” expresó el Ministro al ser entrevistado en el matutino televisivo Enfoque Matinal, por CDN, canal 37?, informó la Unidad de Comunicaciones del Ministerio de Economía.

Con relación a las críticas que dicen que se está renegociando una deuda de largo plazo a muy bajos intereses para pagar a más altos intereses, Montás aclaró que lo importante es el balance final y en esta operación el gobierno se ahorrará más de US$500 millones.

“El propósito del gobierno de Danilo Medina es reducir el monto total de la deuda. Esta operación contribuye a reducir la deuda en menos de 50% del PIB, incluyendo la deuda del Banco Central”, manifestó.

Al explicar cómo el país llegó a endeudarse a los niveles actuales, Montás dijo que confluyeron múltiples circunstancias para que gobierno llegara a tener déficits fiscales muy altos, lo que lo obligó a endeudarse, porque “mientras el país mantenga déficits fiscales, tiende que endeudarse”. Recordó que en 2012 el déficit fiscal llegó a rondar el 8% del PIB y el del gobierno fue de alrededor del 6,9% del PIB.

“Cuando un país llega a esos niveles de déficit, volver a tener un superávit primario –que es lo que el país necesita para garantizar por lo menos el pago de los intereses de la deuda- eso no se puede lograr de un día para otro”, apuntó Montás.

Citó el caso de Estados Unidos, que en 2009 tenía un déficit fiscal de 11% del PIB,  y fue el año pasado cuando logró reducir el déficit al 2,8%.

Montás manifestó que lo ideal sería que el país no tenga déficit fiscal, sino superávit fiscal, como es el caso de Bolivia con Evo Morales, lo que a su juicio significa que está manejando la economía sin excederse.

“La meta del presidente Medina es finalizar su mandato en 2016 con un déficit fiscal equivalente a 2% del PIB y con superávit primario que es lo que envía la señal positiva a los inversionistas y financiadores internacionales”, acotó el funcionario.

Recordó que la crisis mundial de 2009 obligó a todos los países a endeudarse para motorizar la economía y para evitar que se provocara graves daños a la población.

En el caso de República Dominicana, Montás aseguró que “los préstamos han sido para obras de infraestructura o para apoyar los programas de inversión social para evitar que la pobreza se extienda en la población más vulnerable”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia