ALIANZA DE MEDIOS

martes, 16 de junio de 2015 | 12:01 am

México y EE.UU. construiría seis refinerías privadas por US$6.000 millones

Los recursos son 100% privados y producirían en total 360.000 barriles al día, con potencial para elevar en 33% la capacidad.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos Aires, Argentina)

México y EE.UU. construiría seis refinerías privadas

Un consorcio de empresas de México y de Estados Unidos presentará un permiso para la construcción de seis nuevas refinerías totalmente privadas, mismas que tendrían un costo total aproximado de US$6.000 millones y una producción de petrolíferos cercana a los 360.000 barriles diarios.

El nombre de la empresa es Refinerías Unidas de México, y está representada y coordinada por Marco J.A. Espinosa Ochoa, quien ha celebrado alianzas y convenios con empresas internacionales como es el caso de CBRE, de Estados Unidos, principal codesarrollador del proyecto, y su aportación es que son propietarios de alta tecnología en refinación.

De acuerdo con el plan maestro del proyecto, se está planteando que sean refinerías modulares que utilicen petróleo mexicano, tipo Maya, que se compraría a Pemex o a su ente comercial PMI. Cada una de las instalaciones tendría una capacidad de hasta 60.000 barriles diarios y su ventaja tecnológica es que puede crecer de manera modular. Así, en caso de requerirse una mayor producción se pueden ampliar en capacidades de hasta 20.000 barriles cada una.

El consorcio tiene definidos, hasta ahora, al menos ocho sitios en donde podrían construirse las nuevas instalaciones: Cadereyta, Nuevo León; Campeche, Campeche; Dos Bocas, Tabasco; La Cangrejera/Minatitlán, Veracruz; Lázaro Cárdenas, Michoacán; Manzanillo, Colima; Salina Cruz, Oaxaca; Tula, Hidalgo, y Tuxpan, Veracruz.

Este proyecto implica una alianza entre un grupo de empresarios nacionales, que harán una aportación de capital semilla al proyecto de entre US$300 y US$500 millones, y ha merecido el interés y apoyo de grupos financieros tanto nacionales como extranjeros, con quienes se está en pláticas para ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia