Empresas

miércoles, 15 de julio de 2015 | 12:05 am

La Cervecería Kunstmann, elegida por los turistas

Administrada por la familia Jaume, frente a Playa Bonita, en muy poco tiempo Kunstmann se ha convertido en un clásico de la ciudad de San Carlos de Bariloche, en Argentina.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(San Carlos de Bariloche, Argentina)

Cervecería Kunstmann

Con una excelente oferta gastronómica, la cerveza chilena ya se impone en Bariloche a un año de su llegada a la ciudad. Administrada por la familia Jaume, frente a Playa Bonita, en muy poco tiempo Kunstmann se ha convertido en un clásico barilochense. Abre todos los días desde las 12 del mediodía hasta la 1 de la mañana en horario corrido.

Con una vista envidiable al Nahuel Huapi, un local de 1500 metros cuadrados, restaurante, salón para eventos, un museo de la cerveza, una boutique para la venta de souvenirs y las más deliciosas cervezas, la Cervecería Kunstmann cumplió su primer aniversario en San Carlos de Bariloche.

“Nos hemos consolidado muchísimo en este primer año, mejorando nuestra cocina, ya que no bien abrimos tuvimos días de 400 o 500 personas y eso generó una gran demanda: Hoy no tenemos quejas de ninguna índole y eso para nosotros es un gran logro, hemos crecido mucho”, señaló Walter Jaume administrador de la franquicia chilena.

Actualmente, Kunstmann cuenta con 7 variedades de cerveza (Anwandter, Lager sin filtrar, Torobayo, Gran Torobayo, Torobayo sin filtrar, Boock y la ahumada Rauchbier) y una carta muy variada que está disponible a cualquier hora desde su apertura al cierre.

“Nos sorprendió la gran aceptación que tuvo la cerveza en la gente de Bariloche, fue impresionante. Actualmente un 80% de nuestros clientes son residentes. Por eso, ahora queremos aumentar la capacidad de la planta, para implementar un happy hour para agradecerle al barilochense su fidelidad”, agregó Jaume.

La firma Kunstmann colabora y monitorea de manera permanente el desempeño del local barilochense, la primera franquicia en la Argentina, siendo una gran apuesta que se haya emplazado en el sur del país antes que en Buenos Aires, por ejemplo.

Jaume reconoció que como el mercado cervecero ha crecido tanto, no sólo en el ámbito comercial, sino también en formato de fabricación casera, se está en conversaciones con Armin Kunstmann – dueño de la firma ubicada en Valdivia, Chile -, para desarrollar cursos orientado a quienes quieran fabricar o especializarse en la temática, con maestros cerveceros alemanes.

La Cervecería Kunstmann cuenta con una amplia barra, con despacho de cerveza mediante choperas y una planta a la vista, que elabora alrededor de 10.000 litros mensuales. Emilio Jaume es el maestro cervecero que tiene la difícil misión de replicar la cerveza que se fabrica en Chile y es asistido de manera permanente con sus pares que llegan desde Valdivia para colaborar con la elaboración de estas deliciosas cervezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia