Gobierno

miércoles, 06 de enero de 2016 | 12:01 am

Europa espera un 2016 marcado por el terrorismo y la crisis migratoria

El año traerá al continente problemas políticos y sociales debido a la migración y el terrorismo; el punto destacado es que su economía podría registrar una recuperación, según expertos.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos Aires, Argentina)

La Unión Europea está amargamente dividida y probablemente siga así. No se espera que disminuyan las tensiones geopolíticas y las amenazas terroristas. Y la oleada migratoria seguirá causando problemas políticos y sociales.

Europa enfrenta la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) estima que 1 millón de personas cruzaron el Mediterráneo para escapar de la guerra, la pobreza y la persecución en sus países de origen en 2015.

Con el empeoramiento de la situación de seguridad en Medio Oriente, no es probable que la afluencia disminuya en 2016. Europa está amargamente dividida por esta situación, debido a que algunos países se rehúsan a aceptar su parte de solicitantes de asilo.

En Gran Bretaña, el año estará dominado por los debates sobre el futuro del país en la Unión Europea. El país está profundamente dividido sobre el tema. El primer ministro David Cameron ha dicho que está listo para hacer campaña a favor de continuar la adhesión, siempre que la UE está dispuesta a cambiar, y que dedicará gran parte del año a tratar de negociar reformas.

El nuevo año comenzó con una serie de amenazas terroristas en Europa. Las festividades de Año Nuevo se cancelaron en Bruselas, capital política de Europa, después de que las autoridades descubrieron planes de ataques suicidas. En París, los fuegos artificiales fueron cancelados después de varios ataques terroristas en noviembre, que dejaron 130 muertos. Y en Alemania, varias estaciones de tren cerraron debido a una alerta terrorista.

Los temores de ataques terroristas y una seguridad intensificada probablemente seguirán siendo algo común en Europa en 2016, a medida que la mayoría de los países aumentan su gasto en defensa.

Rusia se ha aislado cada vez más del mundo, y sus relaciones con Europa están en su peor forma desde el fin de la Guerra Fría. Rusia ha perdido a su último aliado en Europa, después de que Turquía derribó un avión de combate ruso cerca de la frontera con Siria. La economía rusa está en dificultades y la situación en Ucrania se ha estancado.

A pesar de todas las tensiones, Europa finalmente podría ver una reactivación económica en 2016. El continente ha sufrido de bajo crecimiento y deflación, y sus líderes esperan que 2016 pueda marcar un cambio.

El valor del euro ha caído drásticamente frente al del dólar, provocando que Europa sea más atractiva para inversionistas y turistas. El Banco Central Europeo (BCE) ha intensificado su programa de estímulo, y la amenaza de que Grecia abandone la zona euro ha pasado, al menos por ahora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia