ALIANZA DE MEDIOS

miércoles, 19 de noviembre de 2014 | 10:22 pm

BBVA Research ajusta su crecimiento para América Latina

Las tasas de crecimiento de la región son 0,7% menores que las previstas hace tres meses. Crecerá 0,9% en 2014 y 1,8% en 2015, según las previsiones de los especialistas.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos Aires, Argentina)

Juan Ruiz, Economista Jefe para Latinoamérica

“El crecimiento iría convergiendo en los siguientes años a niveles cercanos al 3,5%, más en línea con nuestras estimaciones del potencial de la región”, vaticina el BBVA Research, en su último informe sobre la situación económica que se espera en Latinoamérica durante el cuarto trimestre del año.

América Latina crecerá 0,9% en 2014 y 1,8% en 2015, según BBVA Research.  Estas tasas de crecimiento son 0,7% más baja que las previstas hace tres meses, “por un panorama interno y externo menos favorable al anticipado en agosto”. El informe señala que continuarán creciendo las economías de la Alianza del Pacífico en contraste con las de Mercosur, sobre todo Brasil.

“Estimamos que el crecimiento en el primer grupo llegue a 2,8% y 3,8% en 2014 y 2015 respectivamente, tres décimas menos que lo estimado hace un trimestre”, explican los analistas de BBVA.

Por su parte el bloque Mercosur se contraerá en 2014 en el orden de -0,5% y crecerá 0,4% en 2015, casi un punto porcentual menos que lo previsto hace un trimestre.

Colombia, Perú y Paraguay serán las economías con mayor crecimiento en la región: destaca particularmente la velocidad de recuperación en el caso de Perú y Chile, con algo más de 2%en el primer caso y 1,3% mayor en 2015 que en 2014, “reflejo de los buenos fundamentales de la economía”; los países andinos se destacan, una vez más, “por haber alcanzado a través de políticas ortodoxas, fortaleza en los fundamentales que han dotado de mayor resistencia a sus economías”, asegura el estudio.

 

 

La inversión es con diferencia el componente de la demanda responsable de la mayor parte del deterioro en la actividad en los últimos trimestres en la región; este componente se ha contraído en torno a -2,3% anual en la primera mitad del año y las estimaciones de BBVA apuntan a que lo seguirá haciendo hasta llegar al -3,3% en el tercer trimestre.

Parte importante de la desaceleración obedece a la inversión pública, particularmente en Chile, Perú, México y Paraguay. “En estos países hay indicios de que ha habido problemas de saturación de proyectos, elevado número de procesos, así como una insuficiente capacidad del personal; motivos que han redundado en cuellos de botella para la ejecución de algunos proyectos de inversión”, señala el informe.

Los indicadores de confianza en la región, que apuntaban a un panorama de optimismo relativo en el 2013, también han declinado. Lo mismo que la demanda interna, que se ha debilitado en los últimos trimestres, especialmente por la desaceleración del consumo y la inversión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia