Automotriz

lunes, 08 de febrero de 2016 | 12:01 am

Argentina: se paró la exportasión de autos y la producción de enero fue en baja

Las automotrices trabajan al 40% de su capacidad y crece el temor por más despidos y suspensiones.

Compartir
EmailFacebookLinkedInTwitter
(Buenos aires, Argentina)

El Gobierno de Mauricio Macri eliminó los derechos de exportación, avanzó con un salto del dólar, desarmó el cepo y premió a las automotrices con cambios en el impuestazo. Sin embargo, los poco más de 50 días de gestión no fueron suficientes para revertir el “efecto arrastre” que dejó la administración kirchnerista en el sistema productivo.
Además, independientemente de las medidas que ya se tomaron en el plano interno, es muy poco lo que puede hacer el macrismo para revertir el viento de frente que, por estos días, llega desde el exterior.
Así como la ex presidenta Cristina Kirchner solía afirmar que debía lidiar con un mundo que se le caía encima, el actual jefe de Estado tiene la difícil tarea de poner a la industria de pie en momentos en que Brasil es el que se le está “viniendo de frente”.
Esto no es gratuito para la Argentina, que coloca allí casi uno de cada dos dólares generados en concepto de exportaciones de bienes industriales. La rama de actividad que más lo está sufriendo es la automotriz, que acaba de cerrar un enero realmente negro.
Las cifras son contundentes. Según datos de ADEFA, las ventas al mundo culminaron el primer mes de 2016 con una cifra que no se veía desde hace más de una década. Se exportaron apenas 3.880 autos, lo que implicó un derrumbe de casi 50% respecto al mismo mes del año pasado.
De ese total, Brasil sólo adquirió 2.800 unidades, un nivel comparable a lo que se le vendía allá por 2003, cuando la industria argentina recién se estaba rearmando tras el colapso de la crisis que puso fin a la convertibilidad.
Equivalen al 5% de los 44.000 autos que las terminales albicelestes llegaron a venderle a Brasil en un mes récord como fue agosto de 2011.
Representan un monto similar al volumen de 0Km que se patentan en la Argentina en apenas un día y medio.
“La situación en Brasil es complicadísima. Las ventas vienen de desplomarse un 40%, la industria está muy sobrestockeados de autos y se está importando muy poco. Esto obligó a casi todas las terminales de nuestro país a tener que frenar drásticamente el ritmo de fabricación”, señaló Gonzalo Dalmasso, economista de Abeceb.
Según informaron desde ADEFA, la entidad que nuclea a las compañías del sector, 10 de las 11 automotrices instaladas en el país, debieron implementar un receso en la producción.
Como consecuencia de la parada de plantas, se produjeron en enero apenas 17.800 unidades, un 30% menos que en igual mes del año pasado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

multimedia